Inicio Samuel Valenzuela Y se verán cosas peores

Y se verán cosas peores

110
0
Compartir

Un verdadero batidero reportan del par de eventos que presidió en Hermosillo el candidato presidencial Ricardo Anaya Cortés, acuerpado por lo más variado de la corrupción e incompetencia del exgobernador Guillermo Padrés, así como presuntos liderazgos de la presunta izquierda sonorense y tránsfugas del PRI.

Con él también despreciados de otros partidos, víctimas y victimarios de las vendettas internas en el PAN y que ahora disimulan como militantes y dirigentes de otras organizaciones políticas, en el marco de una confusa amalgama de incongruencias, transfuguismos y oportunismos, donde los linderos ideológicos desaparecieron en el más rampante pragmatismo.

Por supuesto que hay quienes ponderan como algo magnífico esa inédita simbiosis entre un partido de derecha, reaccionario, patronal y clerical como lo es el PAN y otro de izquierda, revolucionario, liberal y progresista como lo es el PRD.

También hay quienes destacan el que Anaya Cortés haya concitado el consenso y sumado a su causa al Movimiento Ciudadano de presunto origen liberal y que en Sonora es el reducto de quienes en el reciente pasado fueron pisoteados por la nomenclatura blanquiazul.

Carlos Navarro López

E incluso, de llamar la atención el que un despreciado por el PRI se haya convertido en factor de unidad entre las tribus pitufas y ahora sea cabeza de fórmula del Senado de la república, haciendo mancuerna con quien simuló condición ciudadana para ganarse esa candidatura.

Es así que como los oportunismos, ambiciones políticas de unos y las necesidades de supervivencia de otros, se conjuntan para convertirse en lo que para unos es una virtud del candidato presidencial panista, en abierta imitación de Andrés Manuel López Obrador, ya que MORENA también se coaligó con extremos y también recolecta rebabas y cascajos de otros partidos políticos.

Paradigmático escuchar las peroratas discursivas del exguerrillero y desde hace muchos años burócrata del PRD, Jesús Zambrano, acompañado por su leal escudero dirigente de la Nueva Izquierda, Carlos Navarro López, quien hace tres años libró y ganó épica batalla legal para evitar que ese partido se aliara al PAN en la elección del 2015 y ahí cerca de él, el pretenso comprador de las siglas perredistas, Javier Gándara Magaña, su adversario como candidato a la gubernatura.

Más grotesco aún la zalamera pieza discursiva de Antonio Astiazarán, quien hasta hace unos meses era uno de los más combativos luchadores de las causas del PRI y promotor del ahora candidato a la presidencia, José Antonio Meade y que al ser despreciada su alocada aspiración de ser candidato al Senado, ahora da la cara como pretenso rescatador del PAN que en Sonora está en la lona.

Ahí también María Dolores del Río, prácticamente echada a patadas del PAN junto a varios de sus cercanos para adquirir el partido Movimiento Ciudadano y quien en cierto retazo de dignidad, se negó sumarse a la coalición en la elección local en esta entidad, pero que en ese batidero de confusiones, mandó a Leticia Cuesta, a cubrir de loas a Anaya, ante la complacencia del que firma y cobra como dirigente nacional, Damián Zepeda.

Lorena Garibay

Nomás faltó en ese batarete Célida López, recién fugada del PAN y de las filas de la ultraderecha para como milagro convertirse en liberal y con ello conseguir la candidatura de MORENA a la alcaldía de Hermosillo, en un fenómeno similar al de Lorena Garibay, que de convencida convicción priista y alta funcionaria del gobierno federal, sus afectos con el Toñito Astiazarán hicieron el milagro de convertirse al panismo y más milagroso aún, candidata del blanquiazul a una diputación local.

Sorprendentes las góticas fotos donde en cálido ambiente comparten en una verdadera fiesta siniestros personajes como Javier Dagnino al lado de Navarro López, quien tampoco parece hacerle ascos al Güerito Nieves, el primero su persecutor obsesivo como titular del C4 padrecista y el otro obsesivo descalificador de su gestión como diputado local, aunque dicho patético papel bien vale la pena si esa repelente asociación permite al PRD mantener su registro en esta entidad.

Dicen que esas son señales del fin del mundo, en tanto que otros aseguran que se verán cosas peores toda vez la acelerada pérdida de vergüenza y falta de congruencia y lealtad ideológica que distingue a la clase política en estos tiempos encandilados por la divisa del Poder por el Poder, solamente.

En segundo término quedan los chorizos y la retórica discursiva, quedándonos como lo más relevante el posicionamiento de Anaya en contra de la corrupción oficial, frente a muchos de sus compañeros de partido que fueron parte de ésta en el gobierno de Padrés y distintivo y causa de que el PAN pase los peores momentos de su historia en Sonora.

Por otra parte, buena la comparecencia en la Mesa Cancún de Manuel Ignacio Acosta, notoriamente relajado y contento luego del debate del día anterior y en posición de emitir una evaluación de su propio desempeño y ya a agua pasada, evaluar lo ocurrido en ese ejercicio.

Lilly Téllez

Por cierto, si bien hay disparidad de opiniones respecto a los resultados de ese encuentro entre las fórmulas al senado representando a nueve partidos políticos, las coincidencias permean en puntos fundamentales.

Sylvana Beltrones es ubicada como la indiscutible mejor calificada en su desempeño al conducirse sin estridencias, propositiva, oportuna y sin excesos en sus réplicas; si bien no estamos totalmente de acuerdo, Leticia Cuesta le sigue en dicha calificación más que nada por sus retórica ciudadana, pesando mucho el quedar rezagada, su obvia ignorancia sobre lo que es ser senador de la república y ser objeto de lapidaria réplica de la aspirante del PRI.

Se discute respecto a los desempeños del mentado Maloro y del también mentado Toñito Astiazarán objetos de las intemperancias de la representante de MORENA, Lilly Téllez, estableciendo la diferencia el hecho de que el priista se haya defendido, replicado y desmentido las catilinarias de la alocada señora, en tanto que el expriista no desplegó dichas reacciones, y para colmo, lució como pica pleitos tratando de obligar a que la mujer en cuestión endilgara sus ataques en contra de Sylvana.

Para efectos de imagen, dichas circunstancias dejaron muy mal parado al tránsfuga de referencia, en tanto de plano fue decepcionante la participación de Alfonso Durazo, precedido de fama de buen polemista, aunque aquí valga destacar que una cosa es ponerse a arrastrar el lápiz para elaborar prospectivas y describir escenarios y otra hacerlo frente al micrófono.

Pero se vio mal el saltimbanquis político por excelencia, a quien muchos lo ubican como el peor de los debatientes, aunque en su descargo está el que fuera muy limitada su participación dado el enfermizo protagonismo desplegado por su cabeza de fórmula.

David Palafox

Desde su arribo al Centro de las Artes de la UNISON, con casi una hora de retraso, la señora Téllez hizo gala de su arrogancia y poses de diva que incluso llegó solitaria y se mantuvo alejada de todos incluso de liderazgos de MORENA, manteniendo esa repelente actitud altiva, de un egocentrismo y yoyismo vomitivo a lo largo del debate, gesticulante, impaciente, agresiva, trabadas las quijadas como si hubiera andado medicada de más, todo combinado con un atuendo similar a la de Morticia, de la familia Addams, lo cual le dio un cariz tragicómico a sus intervenciones.

Habrá quienes la den por ganadora del debate por su conducta atrabiliaria y de callejón, pero lo cierto es que en el curso del día no hemos escuchado una sola opinión positiva al respecto y más bien se advierten ciertos temores respecto a su salud mental, dados sus antecedentes en ese sentido.

En fin, retacamos estos Entretelones mientras se lleva a cabo el debate entre los aspirantes a la diputación federal por el distrito 03, Hermosillo Norte, disputa en la que si bien participan tres, la competencia se reduce a Lorenia Valles Sampedro y David Palafox Celaya, ella experredista aliada del PAN en Durango y ahora representando a MORENA en esa elección, y él el más combativo activista del PRI de esta comarca, además de compulsivo gestor social y como diputado local, obsesivo promotor de leyes en favor de la gente.

Tuvimos problemas de conectividad y nos resultó imposible dar seguimiento a dicho debate, pero ya este viernes nos pondremos al tanto, cuando también tenemos el pendiente de entrarle a los preparativos para el arranque de las campañas a las alcaldías y a las diputaciones locales, que a estas horas de jueves sabemos que José Guadalupe Curiel lo hará muy temprano el sábado con un recorrido por el llamado centro histórico de Hermosillo, para culminar en el Mercado Municipal.

Ernesto de Lucas

Anda muy entrón el experredista cercano al PAN y ahora dirigente del Movimiento Alternativo Sonorense, no faltando quienes lo ubican como muy competitivo frente a la alicaída candidata del PAN, Mirna Rea y con chance de que alcance los 35 mil votos que requiere a nivel estatal para mantener vivo al MAS luego de la elección.

El independiente Norberto Barraza arrancará hostilidades con una visita de madrugada a los trabajadores de limpieza del ayuntamiento; en tanto que el del Movimiento Ciudadano, Carlos León lo hará a las nueve de la mañana con una ofrenda floral en el monumento al poeta Abigael Bojórquez.

No tenemos la menor idea donde arranquen sus campañas por la alcaldía capitalina el favorito de la contienda, Ernesto de Lucas; la mentada del PAN y empresaria del fierro y tampoco de la desequilibrada Célida López.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here