Sin complicaciones mayores y en atención a acuerdos previos entre grupos parlamentarios, la 61 Legislatura de Sonora aprobó el proyecto de reforma constitucional que da certidumbre y equidad en relaciones y facultades entre los tres poderes del estado, elimina el fuero y privilegios de la clase política y fortalece la autonomía de los municipios.

Con modificaciones, pero en lo esencial con garantías para la gobernabilidad democrática, 27 integrantes de la representación popular sonorense o sea con sobrado margen arriba de las dos terceras partes, dieron su voto afirmativo a la histórica reforma; tres no se sumaron a la mayoría, y tres no asistieron a la sesión.

Se nos figura que hubo demasiados brincos en un suelo bastante parejo frente al contenido de la nueva normatividad, quedando la impresión de que a pesar de casi 20 días de hacerse pública como propuesta, distintos actores políticos y comunicadores sumados al oficialismo morenista, no le entraron a su análisis y optaron por un tremendismo histérico propio de ignorantes.

Pero además de tan rústica omisión, mostraron patética capacidad de convocatoria, ya que a pesar de tener varios días llamando a la movilización para evitar que el Poder Legislativo hiciera su chamba, no más de cien activistas, mayormente de sectores universitarios se concentraron frente al Congreso del Estado, ya que al estilo, llegaron tarde cuando la capacidad del aforo del inmueble  hizo imposible su acceso, ganándoles espacios incluso, un numeroso contingente de ciudadanos que coreaban consignas contra el aborto.

Moisés Gómez Reyna

Por supuesto que desde la noche anterior y a solicitud del presidente de ese poder del Estado, Rafael Buelna Clark, se hicieron las previsiones para disuadir la amenaza de asonada de liderazgos locales de MORENA, mediante la colocación de vallas metálicas y el resguardo a distancia de alrededor de 25 agentes de la Policía Estatal de Seguridad Pública.

En eso quedó el operativo de resguardo, porque ante la imposibilidad de acceder al atestado inmueble, las inconformidades se limitaron al coreo esporádico de consignas y de ahí, incluso antes de ser votada la reforma, mejor se fueron a apostar por un rato frente al Palacio de Gobierno, en el marco de un activismo heroico por el extremo sofoco y altas temperaturas.

Tal como se había adelantado en este espacio, percibimos que la propuesta de reforma puso la vara muy alta, dada la lógica negociación para llegar a acuerdos y así consensuar una media satisfactoria en los propósitos de fortalecer los equilibrios entre los poderes del Estado y la autonomía de los municipios; dar certidumbre a los procesos legislativos relacionados a la emisión de presupuestos y atender la añeja demanda popular de eliminar el fuero y otros privilegios a la clase política.

Se ratifica la facultad del ejecutivo de hacer observaciones a resolutivos que apruebe el legislativo y con ello regresarlo a dicha instancia para una nueva revisión y así evitar en lo posible, la creación discrecional de leyes, sin considerar limitaciones presupuestales, velar por la viabilidad financiera del Estado, garantizando la protección del gasto social y haciendo valer la Ley de Disciplina Financiera.

Relevante en el trámite legislativo desahogado, la propuesta de modificaciones al texto originalmente dictaminado y aprobado en comisiones, tocando a Moisés Gómez Reyna dar lectura a las mismas mediante un explicativo mensaje, tocándole a su compañero de partido y coordinador de la bancada del PAN, Luis Serrato, emitir el posicionamiento de orden político en el que se al asumir los costos políticos que sean, dijo que su partido considera que lo aprobado es de beneficio de todos los sonorenses.

Manuel Villegas

Por supuesto y por lo regular sin tener conocimiento de las formas y del procedimiento legislativo y mucho menos del contenido de lo aprobado, abundan los habituales queda bien o con pretensiones de quedar bien con el partido que consideran entra al relevo a partir el queso financiero en la entidad, que se desgañitan en descalificaciones a priori y que incluso cuestionan el que al término de la sesión, diputadas y diputados hayan abandonado el inmueble por la puerta de atrás.

Por motivos de seguridad decían, esos mismos justificaban a Guillermo Padrés cuando hacía lo mismo por las multitudes que lo repudiaban, aunque en este caso, para ellos lo de motivos de seguridad no aplican, aunque la verdad sabe para que lo hicieron así, ya para cuando terminó la sesión no había ni cincuenta personas en la explanada frontal del Congreso, quedando para el anecdotario las mentadas de madre –Hijo de puta, corrupto, vergüenza de la familia—que le espetó a gritos el comunicador Demian Duarte a su tío el diputado Manuel Villegas.

Abundan los excesos y actitudes trogloditas en este trajín legislativo, que incluso lleva a presuntos constitucionalistas a diseñar y exponer rutas jurídicas que habrán de seguirse para que la Suprema Corte de Justicia de la Nación resuelva la inconstitucionalidad de lo aprobado, cuando es evidente que ignoran eso que fue aprobado.

Sabe qué creerán, pero de acuerdo a lo que vimos en este proceso de reforma y a otros en el pasado, la propuesta que ya pasó el retén legislativo, fue revisada con lupa por expertos en esa materia, con la segura participación de un equipo interdisciplinario encabezado por Erick Iván Jaimes Archundia, secretario de la consejería jurídica del Estado, avezados profesionales de la abogacía y expertos en constitucionalismo y en la cosa legislativa, a los que se sumaron los del PAN, todos abocados a evitar problemas de inconstitucionalidad.

Epifanio Salido

Además, se suman la capacidad política y voluntad conciliadora de la gobernadora Claudia Pavlovich,  las capacidades negociadoras, de diálogo y concertación del secretario de Gobierno, Miguel Ernesto Pompa Corella y las habilidades en esos menesteres del diputado coordinador de la bancada del PRI, Epifanio Salido Pavlovich, a quien por cierto se le cita como eventual relevo de popular Potrillo, aunque hay otros que mencionan a Ernesto de Lucas Hópkins, sin que tengamos la seguridad de donde saltará la liebre, aunque ya nos imaginamos.

Pero volviendo a la reforma aprobada, qué saben de eso por ejemplo Martín Matrecitos, Jorge Taddei, Jacobo Mendoza y otros encumbrados por el resultado electoral del pasado 1 de julio, a sabiendas que por más tumultuoso que haya sido el apoyo popular, la sapiencia y el conocimiento sobre esos menesteres no se da por automaticidad y lo más recomendable es que le entren con seriedad al análisis de lo aprobado, que a lo mejor si lo hacen y le entienden, decidirán que no se requiere el arbitraje de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, porque hasta donde nosotros hemos llegado, no se advierte controversia alguna entre poderes.

Como dice amigo nuestro, la lección para ellos de este día, más bien debiera ser entender que no es lo mismo que organizar marchas del Museo de la Universidad de Sonora al Palacio de gobierno, que saber hacer política ya como hombres públicos y supeditados a una institución partidista y luego como funcionarios y representantes del oficialismo morenista.

Martín Matrecitos

Por cierto, un gusto saludar a nuestro añejo amigo de tiempos en la preparatoria de la UNISON, Armando Moreno Soto, integrante de la llamada izquierda histórica universitaria y ahora flamante regidor electo en el cabildo que encabezará en Hermosillo Célida López, y más gusto nos da que se asegure que la esposa del Armando, María Dolores Rodríguez Tepezano, esté perfilada para ser titular del Instituto Municipal de Cultura y las Artes en la administración de la de Puerto Peñasco.

Valga destacar el buen cacho de gloria que obtuvo nuestro amigo el diputado David Palafox Celaya, quien desde sus tiempos como candidato abanderó la exigencia de eliminar el fuero que gozan funcionarios públicos de alto nivel y que entró en el paquete aprobado, subrayando la lastimosa realidad que padeció el diputado del Movimiento Ciudadano, Charly León, quien al sumarse a dicha demanda y desplegar bastante activismo mediático al respecto, por órdenes de María Dolores del Río Sánchez tuvo que votar en contra de esa reforma.

Junto al Charly votaron en contra la suplente de la alcaldesa electa de Hermosillo, Martha Cecilia Camacho y Lina Acosta Cid, congruente esta última con la chamba que ya le ofreció su comadre Célida en la administración del municipio capitalino, y clásico en Juan José Lam, quien para no comprometerse y no quedar mal con nadie, prefirió no asistir, así como tampoco asistieron Sandra Barajas y Ramón Díaz Nieblas, del PAN.

A fin de cuentas hubo mucho brinco sobre un piso bastante parejo, faltando solo el trámite de aprobación por parte de la mitad más uno de los cabildos de los ayuntamientos de la entidad, por última ocasión, porque la refirma eleva dicho umbral a las dos terceras partes, para el trámite de la aprobación de la mitad más uno de los ayuntamientos para que entre en vigor, previa promulgación en el Boletín Oficial del Gobierno del Estado.

David Palafox

En fin, para efectos prácticos e inmediatos, contrario a pretensiones absolutistas y autoritarias ya perfiladas por la mayoría de MORENA que ejercerá su encargo el 16 de septiembre en la Cámara de Diputados, la reforma los obligará a la negociación y a la construcción de acuerdos con las minorías y demás poderes del Estado, incluso en la remoción y nombramientos de funcionarios del Congreso del Estado o de organismos autónomos, y en todos los casos donde las decisiones impacten la operatividad de los otros poderes. De eso se tratan los equilibrios y los contrapesos.

Solo quedaría la urgente recomendación para que la representación legislativa electa de MORENA y sus capitanes, se serenen y no pretendan ejercer su encargo de forma adelantada, recordando simplemente, que así como ellos, los actuales integrantes de la legislatura estatal también fueron electos por la gente y que no es legítimo el que dicho ejercicio pretenda ser suplantado por quienes aún no asumen sus funciones como representantes populares.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here