Inicio Gilberto “el mensajero” Armenta Entendiéndole a la política

Entendiéndole a la política

91
0

Nada en el mundo es mas peligroso que la ignorancia sincera, y la estupidez concienzuda.   Martin Luther King

 La reunión de la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano con los alcaldes electos de Sonora, marca una pauta interesante. Lo hace dentro de un buen momento, ya que la cuenta pública 2017 señala a su gobierno como el mas transparente en los últimos 15 años. Esa cuenta pública abarca varias áreas, a decir, el manejo de los recursos federales, la correcta aplicación de estos, la impecable operación de las secretarias y dependencias, una intensa lucha contra la corrupción y a favor de la transparencia y, particularmente, su estrecha relación con los 72 ayuntamientos en Sonora.

Pocos entienden que esa exitosa cuenta pública 2017, es el resultado justamente de la fraterna relación entre el gobierno estatal, y los presidentes municipales de Sonora.

¿Sabe usted a donde van los recursos auditados? ¿Los presupuestos correctamente aplicados? ¿Las obras públicas culminadas? ¡A los municipios!

A la hora de rendirle cuentas claras y honestas a la federación sobre lo anterior, ¿sospecha usted quienes se verán directamente favorecidos con mayor presupuesto? ¡Los municipios!

Y ahí viene a colación la reunión con los alcaldes electos descrita arriba.

Esa reunión atendida por 54 de 72 alcaldes electos era precisamente, para enseñarles como tener acceso a esos recursos, como supervisarlos a la hora de aplicarlos en sus localidades, y como cuidar las finanzas municipales de las que serán responsables a partir del 16 de septiembre.

Pero la ignorancia y la estupidez – dicho con todo respeto y en estricta relación a la cita de Martin Luther King – de 16 alcaldes enlistados en la coalición Morena-PES-PT, no les permitió siquiera vislumbrar todo ese espectro de oportunidad.

Para esos 16 de 18 alcaldes de la coalición (los de Cajeme y Bácum enviaron representantes) fue más importante la instrucción que les giraron desde el centro de la dirigencia de Morena en Sonora, que a la letra les dictaba no asistir a la mencionada reunión, que darse la oportunidad de entenderle a la política que ejercerán en ya no muchos días más. Algunos de ellos ya habían confirmado su asistencia, y vía telefónica ofrecieron disculpas y cancelaron su confirmación ante el enérgico llamado del partido al que pertenecen.

En este sentido, sorprenden sobremanera el PES y el PT que indulgentemente obedecieron la instrucción, salvo la pesista de Navojoa que, por su experiencia como maestra, sabe la importancia de mantener dialogo abierto con el gobierno estatal, y por eso declaró su intención de mantener sano acercamiento con este a pesar de su ausencia en la reunión.

Pero más sorprendente la reacción de la alcaldesa electa de Hermosillo, que ahora pretende imponerle agenda al gobierno del estado, condicionando el trabajo conjunto a cambio de cesar al secretario de gobierno, argumentando persecuciones políticas de este en su contra y en contra de Morena, campañas negras y demás artilugios mediáticos para llamar la atención que pocos creyeron. Evidentemente, la padrecista y ex diputada local del PAN ignora por completo la responsabilidad de la Secretaría de Gobierno, que ella prácticamente redujo a un “debe caerme bien”.

A la descortesía política se sumó el maremoto de simpatizantes y militantes de Morena, que aplaudían la ausencia, considerando a los alcaldes que desdeñaron la invitación como héroes de la democracia, sin imaginar que en unos meses más, les estarán exigiendo acercamiento con el gobierno estatal, clamando por ayuda para enfrentar los pasivos que heredaran en sus respectivos ayuntamientos.

Por último, no se entiende como los flamantes asesores de Morena no les han enseñado a sus alcaldes electos que, el nuevo sistema político viene enmarcado en un duro combate a la corrupción que, por naturaleza propia, exige la aplicación de complicados y extenuantes mecanismos para cuidar hasta el último centavo público que administraran.

El avance que el gobierno claudillero ha tenido en sus primeros tres años en eso, les resultara, invariablemente, necesario para replicar en sus ayuntamientos. Intentar enemistarse de esa forma con el único ente de gobierno que podrá guiarlos en ese sinuoso camino, es igualmente ignorante y estúpido.

Pero la gobernadora sonorense, entendiéndole al arte de la política, les extendió la mano desechando rencores por el desplante, y los urgió a trabajar de la mano por el bien de los sonorenses.

Fue la primera de decenas de reuniones que los alcaldes, ya en funciones, deberán protagonizar junto a la gobernadora y sus funcionaros estatales. Los 54 que ya asistieron estarán ahí, y los 16 que se abstuvieron tendrán mucho tiempo para aprender que también deberán estar, aunque al oído les digan que no.

Gracias por la lectura. Puede seguirme en @mensajero34 y en facebook.com/gilberto.armenta.16

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here