Inicio Ciencia y Tecnología Crean secador solar para café que ahorra decenas de miles de pesos...

Crean secador solar para café que ahorra decenas de miles de pesos al mes a productores

1
0

Resuelve el desafío de alcanzar la humedad requerida, que garantiza buen precio


Investigadores chipanecos diseñaron un secador solar y de biomasa, el cual podría ahorrarles a los productores de este grano un gasto mayor a cien mil pesos mensuales en deshidratación, lo que impactaría positivamente en la reducción de costos de producción y, por tanto en su precio al público.

Uno de los mayores problemas de los productores de café es su tratamiento postcosecha, pues si no tiene el nivel de humedad requerido por el comprador puede bajar drásticamente su valor al no cumpliar en partela calidad requerida. En Chiapas y otros estados del país como Oaxaca y Veracruz, este proceso se realiza a intemperie extendida, por lo que el deshidratado es lento (de tres a cinco días) y muchas veces el producto se contamina vía los insectos o el polvo o bien se humedece a causa de las lluvias que son comunes en las fechas de cosecha, con el riesgo de descomponerse.

Por lo anterior, investigadores y estudiantes del Instituto de Investigación y Desarrollo Tecnológico de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (UNICACH) y de Universidad del Valle de México (UVM) plantel Tuxtla diseñaron un secador hibrido solar-biomasa de tipo rotatorio, único en su tipo, que realiza el proceso de secado de manera rápida (entre seis a ocho horas), con alta calidad y prácticamente sin costo.

El equipo dirigido por el doctor Neín Farrera-Vázquez, está integrado por los doctores Joel Moreira Acosta, Pascual López de Paz y Jorge Conde Díaz Gordillo, los maestros Aldo Aguilar y Osbaldo García, Oscar Martínez Aguirre y los estudiantes de licenciatura, maestría y doctorado Oscar Conde Díaz, Johana de la Cruz Ascencio, Daniel Jamayote y Genaro Hernández, quienes crearon este secador que solamente usa energía renovable (sol y un poco de leña como auxiliar), mientras que los convencionales utilizan electricidad o gas.

Por sus características, el desarrollo beneficia a que el costo deshidratante sea prácticamente mínimo “Por ejemplo, los productores de chile de Palenque, Chiapas para deshidratar gastan entre 100 y 150 mil pesos en gas mensualmente”, sostuvó el Dr. Neín Farrera-Vázquez, profesor investigador de la UNICACH y coordinador de investigación de la UVM Tuxtla, quien se encuentra al frente de este proyecto.

A la fecha, el secador ha sido probado experimentalmente con buenos resultados y los investigadores se han vinculado con productores de café del municipio de El Bosque, Chiapas, quienes les han llevado producto para realizar estas pruebas y productores del municipio de Parral, Chiapas, interesados en utilizarlo en el secado de cacahuate. Los objetivos siguientes de este trabajo serán patentar esta innovación y buscar su comercialización.

El secador está diseñado para café y granos como el cacahuate y cacao, entre otros. Por su tamaño, puede ser útil a productores pero también para organizaciones de productores, ya que pueden tener más de un secador (en paralelo), lo que incrementa la capacidad deshidratante.

Se pueden instalar cerca del proceso de despulpado a fin de que el producto esté listo para su comercialización, o bien pueda ser tostado y molido si así se requiere.

El aparato tiene dos fuentes de energía renovable; una es directamente con la radiación solar que llega a los tubos al vacío y eleva la temperatura del aire para inyectarlo a la cámara de secado y la otra es una cámara de combustión que utiliza leña (como sistema auxiliar) solo en caso de requerirse secar el producto cuando no hay sol o llueve.

El aire caliente llega a la cámara de secado que tiene una capacidad de 2.5 m3 de tipo rotatoria, es un cilindro que gira para mover el producto (en este caso café). Se introduce por una compuerta después de que se despulpa, por lo que contiene alta humedad. El secador rotatorio tiene además un sistema de circulación de aire que impulsa este fluido por los tubos al vacío y luego se conduce a la cámara de secado, y por otro lado se impulsa también el aire a la cámara de combustión y luego a la cámara de secado. Todo esto de forma automática y de acuerdo a la temperatura óptima para secar el producto que es de 55 a 60 grados centígrados.

Además, cuenta con ventanillas de extracción del vapor que eliminan humedad excedente de la cámara de secado.

La temperatura en la salida de los tubos al vacío alcanza más de 120 grados centígrados y en la cámara de combustión 180 grados, pero al ingresar a la cámara de secado se equilibra con producto a 60 grados, que es lo ideal para el secado del café.

A la fecha este centro de investigación se ha vinculado con productores de café, cacahuate, mango, limón, caña, ganado porcino y vacuno, entre otros, interesados en conocer opciones tecnológicas que puedan aumentar su productividad y calidad. (Agencia ID)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here