Inicio Gabriela Olivera Flores Merecimiento vs. Esclavitud

Merecimiento vs. Esclavitud

81
0

La oportunidad que nos ofrece la auto-indagación, el crecimiento personal, el auto-conocimiento, y la consciencia, habla muy claro  del “Merecimiento”,  es activar de manera coherente la abundancia del ser, generando prosperidad, es darme permiso de Ser, o bien  como hoy se dice, ponerme en modo YO SOY, integrando  el amor, tu energía, tus pensamientos, tus acciones a la vida misma, es disfrutar el proceso de transformación que le permites a tu Ser experimentar, desde la consciencia.

Volverse observador de la vida, vivir el presente, integrar cada instante a tu Yo interior, es elevar y despertar tu intuición, tomando como guía todo aquello que tu cuerpo experimenta, siente, crea, desde la emoción que consideres más pequeña hasta la manifestación mediante una lagrima, un calosfrío, un sonrojar de las mejillas, hasta un dolor de cabeza.

Creerte merecedor de vivir en plenitud, es abrir tus brazos y dejar salir la abundancia que existe en tu interior, dando paso a la PROSPERIDAD, esa que generas mediante los pensamientos, energía, y todo lo que se concibe  en la mente y se crea mediante las acciones, cristalizar cada idea  es evitar luchar por ello, es saber que la vida pondrá situaciones o acontecimientos que te muevan, sacudan, fuertemente para enfocarte en quien realmente eres, algo que quizás hayas olvidado.

Por otro lado, el ser humano, al integrarse y compenetrar el mundo material, todo lo adapta a su conveniencia, creyendo ganar, o jugar sus cartas a favor, dejando aún lado la  realidad de la abundancia del ser y las carencias del mismo, el trabajo de introspección no es una tarea sencilla, fácil, sino por el contrario, nos enfrenta a quien en realidad somos, nuestros fantasmas y demonios, nuestras crisis,  nuestros miedos, las fronteras o barreras que nos ponemos, llevándonos por una espiral que nos hunde hasta lo más profundo, son tareas que muchos evitan, sin darse cuenta que quizás su  merecimiento está basado en sus pasiones, mal encaminadas, confundiendo con gastar la economía generada en un mes, para proveerse de modas, y solo llenar una carencia,  cubrir ese vacío interior; por eso es común que muchos estén ahogados y ahorcados con las tarjetas de crédito, convirtiéndose en compradores compulsivos. 

La desesperada necesidad por ser importante para alguien, aparentando ser quien no soy, saca a la luz con que superficialidad tomo mis decisiones, creando caos y problemas para descubrir cuantas veces la vida nos ofreció un panorama claro, sencillo, era una invitación a bailar con ella a nuestro ritmo, invitación que no aceptamos.

Cada elección que hagas traerá consecuencias, solo observa desde donde las tomas, desde el merecimiento consciente y la confianza o bien desde el adormecimiento obscuro que brindan las carencias, para no ver la luz que emana desde tu centro, del amor, la abundancia; solo basta recordar que la vida también cuenta con leyes y términos que hay que tomar en cuenta..

Hasta Pronto!

Gaby Olivera

#Gabydeas®

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here