Inicio Samuel Valenzuela Lo que nos faltaba

Lo que nos faltaba

54
0

Ahora resulta que a pesar de las documentados y probados abusos y trapacerías perpetradas por Guillermo Padrés y su pandilla durante seis años en contra del erario de Sonora, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que se analiza la posibilidad de declarar preso político a ese ratero para otorgarle su libertad.

Al inmenso poder e influencia de la corrupción en segmentos de la clase política de este país, no le basta imponer sus intereses entre inmorales representantes del sistema judicial para anular indagatorias; invalidar pruebas y sobreseer causas, si no que llega hasta el más alto nivel en donde por lo visto encuentra insospechados aliados en sus propósitos por salirse con la suya.

Audaz la jugada del corrupto exgobernador sonorense al solicitar al mismo presidente su intervención para lograr impunidad, mediante un mensaje plañidero aprovechando la sensiblera temporada navideña, y al parecer logró el objetivo de facilitar los argumentos que justifiquen sean cumplidas sus ansias de impunidad.

Lo que no ha podido lograr en tribunales a pesar del millonario gasto en su defensa jurídica y tampoco a través de jueces a modo que lo han ido deslindando de responsabilidades, ahora puede conseguirlo si convence a la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero de que es un sacrificado preso político encarcelado por aviesas y abusivas autoridades del Estado de Sonora.

Mario Luna Romero

El su mañanera conferencia de prensa, López Obrador dejó abierta la posibilidad de que el corrupto sea incluido en un listado de presos políticos que integra la titular de la SEGOB con el fin de que sean liberados, sin que se sepa aún bajo qué esquema se lograrán tan nobles propósitos, que en el caso de Padrés el solo hecho de considerar dicha posibilidad, simplemente resulta una aberración y una ofensa a la inteligencia de los sonorenses.

Sabrá dios en qué mundo haya vivido nuestro presidente cuando en un alarde de autoritarismo, Padrés mantuvo en la cárcel al líder de la tribu yaqui Mario Luna; utilizó la fuerza del estado para aplastar movimientos sociales opuestos a su rapiña impositiva y decisiones autoritarias.

Y peor, el que nos se den por enterados de aquella presa que construyó junto a su estrafalario emporio en su rancho Pozo Nuevo o que les haya pasado de noche la publicitada e intrincada operación financiera con la que se robó alrededor de 400 millones de pesos del Programa de Uniformes Escolares Gratuitos y la faramalla de su consorcio minero con el que creyó podría lavar tales recursos.

No es posible siquiera imaginar que ese ratero sea considerado preso político, ya que de lograr tamaño despropósito, entonces toda esa caterva de bandidos que formaron parte de su pandilla podrían ser considerados por el lopezobradorismo como perseguidos políticos y con ello el fin de las ansias justicieras que tan bien interpretó la gobernadora Claudia Pavlovich y por las que tantas ganas le pusieron Odracir Espinoza desde la Fiscalía Anticorrupción y en su momento el fiscal general de justicia, Rodolfo Montes de Oca y el ahora exdelegado de la PGR, Darío Figueroa Navarro.

Luis Fernando Rodríguez

Increíble el que los efectos del saqueo padrecista aún persistan y haya quienes caigan en su patraña y sus gastadas estrategias de victimización, y la verdad no es que los de la cuarta transformación lo crean, sino que simplemente está operando la infiltración que ese podrido segmento del PAN logró en MORENA, en donde encontró suelo fértil para su mimetización.

Por lo pronto, si bien anduvo en tribus pitufas distintas y por más ganas que le puso se le negó acceso al pastel padrecista, si usted se encuentra por ahí a Luis Fernando Rodríguez felicítelo porque todo indica que ya firma como segundo de a bordo en Sonora en la recientemente bautizada como Secretaría de Bienestar Social, antes SEDESOL.

Así las cosas, el exdiputado federal del PAN y también conocido como “El Sardinitas”, hizo bueno su protagonismo de última hora como surfista de la ola AMLO luego de desertar de las filas del PAN en plena campaña electoral, para ahora despachar al lado del llamado superdelegado Jorge Taddei Bringas, quien de acuerdo a indicios sobre la integración de la representación federal en Sonora, todo indica que ante la pobreza de cuadros en MORENA, tiene que recurrir a padrecistas y panistas para que hagan la chamba.

En asuntos optimistas, desde Phoenix reportan a la gobernadora de Sonora como invitada especial a la toma de protesta del gobernador de Arizona, Doug Ducey, quien al iniciar su segundo mandato, ratificó la alianza que en los distintos temas de la dinámica transfronteriza han construido ambos estados y aterrizado en la llamada Mega Región.

La Gobernadora Claudia Pavlovich y su homólogo de Arizona, Doug Ducey

Muy bien le fue a la mandataria estatal en la ceremonia de asunción de su homólogo, quien en cuyo discurso de aceptación, no escatimó reconocimientos al espíritu de colaboración entre instancias de ambos gobiernos para impulsar temas de salud, educación, intercambio tecnológico, seguridad, entre otros, destacando la participación del sector empresarial de ambos estados.

Tanto en el discurso de Ducey como en las declaraciones de la gobernadora sonorense, se destaca la construcción de una relación basada en la confianza y en el respeto mutuo, llevando esa vecindad geográfica, a una sociedad que procura beneficios para los habitantes de ambos estados.

Retacamos estos Entretelones a media tarde de este lunes y no sabemos con seguridad los términos de la agenda pública que habrá de cubrir este martes la mandataria estatal, ya que resulta previsible que concluido el asueto de fin y principios de año, traiga las pilas cargadas al tope para seguir en la chamba de atender directamente a la gente.

Sabemos que la gobernadora estuvo permanentemente atenta y cercana a los asuntos de Estado que le competen y ello derivó que ocurriera igual con su gabinete no fuera ser que fueran requeridos por La Jefa o sea estuvieron con un ojo al gato y otro al garabato.

David Anaya Cooley

Y más tratándose de las áreas de seguridad pública, desde donde a pesar del ocio familiar reinante por culpa de santo clos y del traslape del 2018 con el 2019, fuimos bombardeados por material informativo generado por la Fiscal General de Justicia, Claudia Indira Contreras y por el titular de Seguridad Pública del Estado, David Anaya Cooley, a quienes reportan en sus respectivas trincheras durante todos estos días.

Por cierto, a un mes de haber tomado las riendas de la SSPS, Anaya Cooley ha llevado una intensa agenda de trabajo y por lo visto tiene el propósito de cumplir a cabalidad la amenaza de desquitar su delicada chuleta las 24 horas del día y los siete días de la semana, porque así se la pasa.

Pues esa capacidad de trabajo y efectividad en estrategias comunicativas a través de campañas de prevención, al parecer lograron una sensible y notable baja en el uso de armas de fuego con que algunos idiotas festejan el arribo del año nuevo, que en lo que a nuestro vecindario respecta, contrario a otros años, ahora no se escuchó la tradicional tracatera.

Se ha reunido con presidentes municipales para establecer bases de colaboración y cooperación para atacar el fenómeno delicuencial en sus distintas manifestaciones, privilegiando la prevención vía labores de inteligencia y atacando los delitos patrimoniales, y algo fundamental, ha sido factor sustantivo en esa nueva y buena relación, y excelente coordinación con la Fiscalía Estatal e instancias de procuración de justicia de los otros niveles de gobierno.

Por lo demás, tal como ocurre luego de la semana santa, después de las vacaciones de verano y del informe de gobierno, también en este arranque de año brota la rumorología sobre inminentes cambios, relevos, enroques y demás en la estructura del gobierno estatal y la verdad que en el caso de la gobernadora Pavlovich tal cronograma que se impulsa desde espacios editoriales no ha sido atendido.

Al parecer ella no atiende a la lógica tradicionalista que se adjudica a la operación del gobierno, pero de todas formas es una buena excusa para hacer columnas, elucubrar cábalas, procurar quedar bien o cobrar afrentas reales o imaginarias mediante quemones y destapes de tal o cual para tal o cual posición o relevo de aquel o aquella porque no dieron el ancho.

Manuel Puebla

Estos días la moda es asegurar que el regidor del ayuntamiento de Hermosillo, Ernesto de Lucas regresa a la dirigencia estatal del PRI en relevo de Gilberto Gutiérrez Sánchez, a quien dicho sea de paso, resulta innecesario pegarle para justificar su eventual salida, ya que si alguien es consciente de la terminación de ciclos es él y desde hace semanas está listo para tal trámite.

Incluso, como dan por hecho que el popular Pato va a la presidencia del CDE del PRI, se asegura que en la definición como segunda de a bordo está entre Susana Corella y Kitty Gutiérrez, ésta última insistentemente manejada a principios de diciembre como relevo del eficaz encargado de despacho de la SEDESSON, Alejandro Corral Hernández.

Pues al parecer las cosas cambiaron porque ahora para tal posición se maneja al joven valor de la política estatal y del servicio público, Manuel Puebla, hasta ahora secretario particular de la meramente, posición que pasaría a ser ocupada por Jorge Duran Puente, cuya secretaría técnica sería ocupada por Epifanio Salido, y en todo ese mazacote, se asegura que en buena hora, Víctor Guerrero ascendería a la secretaría de la SEC luego de muchos meses como encargado de despacho.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here