Inicio Samuel Valenzuela Entre porquería y melcocha

Entre porquería y melcocha

62
0

Cierto que en las campañas electorales se vale de todo con tal de seducir la voluntad ciudadana, y tratándose de aspirantes que ni en sus más locas fantasías creían poder ganar, se entiende que recurrieran a extremismos enfermizos y a compromisos incumplibles.

En ese contexto se encuentra la alcaldesa de Hermosillo, Célida López Cárdenas, quien tomó como eje principal de su campaña la inseguridad pública en el municipio capitalino, la cual atribuyó a la infiltración de la corporación policiaca por parte del crimen organizado e incluso aseguró que era parte de una de las bandas que disputan la plaza.

La de Puerto Peñasco anunció que de ser favorecida con el voto, emprendería una limpia a fondo de los malos elementos, para entonces sí estar en condiciones de responder a la gente de Hermosillo atosigada por la delincuencia y bla, bla, bla, en el marco de un discurso extremista y de nota roja que replicó en los debates y en entrevistas con medios de comunicación.

De una policía municipal que se hace de la vista gorda porque pactó con la delincuencia y estar infiltrada, de cubrir de porquería a elementos y la imagen de la Dirección de Seguridad Pública Municipal, ahora son cotidianas sus zalamerías, cachondeos declarativos y empalagosa melcocha en torno a la labor que realizan nuestros uniformados, a quienes deslinda de plano de la alta incidencia delictiva y al sentimiento de inseguridad que se mantiene en la sociedad hermosillense.

Luis Alberto Campa Lastra

Y contrario a sus anuncios de limpia total de la corporación, el único cambio fue en mandos medios y superiores, con un director, Luis Alberto Campa Lastra, quien al igual que ella conoce más o menos al municipio, ya que también es foráneo.

Cuando denunciaba la infiltración de la corporación, hubo quienes elucubraron que disponía de información privilegiada y cuando sorpresivamente le ganó la elección a Ernesto de Lucas Hopkins, quedó abierta la posibilidad de que ya en el Palacio Municipal fuera de las palabras a los hechos, pero no, porque una de dos: engañó al electorado con dichos posicionamientos o entró al aro.

El hecho es que a pesar de su cobertura de melcocha diaria al sufrido y vilipendiado cuerpo policiaco, las cosas en materia de seguridad pública en Hermosillo están peor que antes y no, no vamos a cargarle la mano a los uniformados municipales que a fin de cuentas hacen lo que pueden, pero tampoco se trata de responsabilizar en primera instancia al entorno familiar.

Por supuesto que en cualquier cuerpo policiaco pudieran andar malos elementos, pero esa eventualidad no fue parte del discurso campañero de la ahora alcaldesa, quien luego de aquellos exabruptos le entró a eso de borrón y cuenta nueva, porque tanto en la preventiva como en tránsito las cosas se encuentran igual que el 16 de septiembre pasado, así como en colonias, barrios, barriadas y vialidades capitalinas.

Alfonso Durazo

Y no podrá quejarse por falta de apoyo, ya que además de asegurar ser chipilona del Gobierno Federal y del poderoso Secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, está fuertemente apalancada por la gobernadora Claudia Pavlovich y en estrecha coordinación con el titular de la SSP, David Anaya Cooley y la Fiscal General de Justicia, Claudia Indira Contreras.

Sucede que enfrentar y lograr soluciones en dicha materia son palabras mayores y la demagogia es pura basura, porque ya ven que en el diagnóstico de la Secretaría de Seguridad Pública Federal, Hermosillo es un foco rojo entre las 20 capitales de entidades por su alto índice delictivo, principalmente en daño patrimonial, aunque ya menudean los llamados de alto impacto.

Antes tal incidencia era responsabilidad de Manuel Ignacio Acosta o de Angelina Muñoz, así como de la corporación policiaca a su cargo y ahora todo indica que doña Célida quiere cargarla a las familias hermosillenses, aunque hay que reconocer que hace bien en recular de sus lapidarias acusaciones del pasado y enmendar tantos insultos proferidos contra quienes ahora cubre de melcocha y zalamerías.

Por otra parte, dos noticias, una buena y otra mala. La buena es que al parecer la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero sacó al corrupto exgobernador de Sonora Guillermo Padrés de la lista de 368 casos en los que se presume encarcelamiento por motivos políticos y cuya libertad es gestionada por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Impone AMLO solución militar en PEMEX

La titular de la SEGOB consideró que al mediar acusaciones y procesos abiertos del orden común y federal, el ratero no está sujeto a posibles beneficios como el mencionado o sea que deberá agotar procedimientos jurisdiccionales y seguir gastando millonadas de dinero robado a los sonorenses en sus propósitos de conseguir impunidad.

La mala noticia es que tal como ocurrió en el caso del combate contra bandas del narcotráfico, López Obrador también decidió asignar la tarea de combatir el huachicoleo al Ejército Mexicano y a la Marina Nacional, al movilizar a cuatro mil elementos castrenses para resguardar 58 instalaciones estratégicas de PEMEX, entre refinerías,terminales de almacenamiento y despacho y estaciones de bombeo en una docena de estados del país.

Entre las instalaciones resguardadas están las terminales de despacho y almacenamiento en Hermosillo y Guaymas, aunque la presencia de la milicia no es tan ostentosa en comparación de lo que ocurre en otros complejos, en donde se han implementado rigurosos operativos de control.

Por lo visto la solución militar a los grandes problemas nacionales pudiera ser la fórmula de la llamada cuarta transformación y si bien se dice que a los grandes males grandes remedios, no deja de ser inquietante tal alternativa toda vez las macabras experiencias que al respecto se tienen a nivel mundial y que probaremos en México cuando entre en operación la Guardia Nacional.

Gilberto Gutiérrez Sánchez y Ernesto de Lucas Hopkins

En temas menos preocupantes, este miércoles a eso de las seis de la tarde deja Gilberto Gutiérrez Sánchez de la Presidencia del CDE del PRI, espacio que luego de la tramitología estatutaria del caso, pasará a ocupar Ernesto de Lucas Hopkins, en el marco de un retorno a tal responsabilidad ya que como se sabe ya encabezó dicho liderazgo por pocos meses por allá en el 2008, hasta que fue desplazado por Roberto Ruibal.

Ese cambio estaba sobradamente anunciado, luego que Gutiérrez Sánchez desde hace semanas puso su renuncia sobre la mesa en función de decisiones lógicas luego de las variantes tan marcadas en la correlación de fuerzas políticas en la entidad y al interior del mismo PRI.

El ya casi exdirigente estatal de ese partido realizó una excelente gestión que desafortunadamente para él y para sus correligionarios no se tradujo en buenos resultados en la pasada elección por razones de sobra conocidas, aunque si de consuelo se tratara, a cualquiera que hubiera estado en su posición le hubiera pasado lo mismo.

Como sea, destacable el trabajo de recomposición y reacomodo que realizó durante los meses pasados, cuando a pesar de condiciones adversas de todo tipo, realizó recorridos por municipios de la entidad en un esfuerzo bien logrado para detener el cerco mientras se tomaba la decisión que este miércoles se concreta, con la seguridad de que el saldo de su gestión le resultará favorable.

Kitty Gutiérrez

El popular Pato de Lucas es un político de altos vuelos que le ha tocado lidiar con situaciones sumamente adversas y siempre ha salido adelante, destacando que ha sido abre brecha y protagonista de innovaciones en el servicio público, como cuando hasta se aprobó una reforma constitucional para que pudiera acceder a la Secretaría de Seguridad Pública.

Joven, creativo y con un gran equipo de respaldo, “El Pato” tiene ante sí la tarea de hacer repuntar a su partido en las preferencias electorales y estar en condiciones de recuperar espacios perdidos en la pasada elección y como es hombre de mucho carácter, establecer una firme interlocución con otras fuerzas políticas, sin que tengamos idea si su nueva responsabilidad lo hará solicitar licencia como regidor en el Ayuntamiento de Hermosillo.

Está difusa la información respecto a quién llevará como segundo de a bordo en la Secretaría General, que por aquello de la equidad de género deberá ser mujer, que como sea, se mencionan a Susana Corella, Kitty Gutiérrez, Julissa Bojórquez y a Angelina Muñoz.F

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here