Inicio Samuel Valenzuela Si hay, pero no hay

Si hay, pero no hay

53
0

Un verdadero galimatías, resultan las explicaciones y justificaciones de las medidas tomadas por el Gobierno Federal para combatir el robo de combustible, estrategia en la que los genios de la cuarta transformación hicieron todas las previsiones para acabar con ese delito, pero obviamente no se midieron los efectos ni previeron las consecuencias entre la gente de esas decisiones.

Por supuesto que no podríamos estar en desacuerdo de cualquier acción gubernamental que vaya en contra de quienes cometen delitos, pero apostaríamos a que tal combate reduzca al mínimo o evite de plano daños colaterales, que en el caso que nos ocupa son mayores y amenazan con generalizarse, porque no se ve por donde, la vía terrestre pueda suplir a los ductos para el suministro del carburante que demanda la movilidad de los mexicanos.

En efecto, nadie discute que gasolina hay con suficiencia, pero si no está en las gasolineras disponible para el consumidor de nada sirve, sin que se tenga información respecto a detenciones, operativos de búsqueda o al menos la integración de investigaciones de todo ese panorama que describe el mismo presidente Andrés Manuel López Obrador para recrear paso a paso el millonario latrocinio que lo motivó a ordenar medidas que perjudicaron parejo.

Al menos hasta hace poco nos enterábamos de detenciones, desmantelamientos, decomisos de equipos, de vehículos y de miles de litros de combustible ordeñados a los ductos, esos a los que ahora al no llevar nada, tienen en receso a sus ordeñadores, sin que se sepa si el gobierno va tras de ellos o simplemente muerto el perro se acabó la rabia.

Andrés Manuel López Obrador

Escuchamos a López Obrador hablar sobre su genial decisión de acabar de tajo con ese robo y lo toral de su abordaje, nada tiene qué ver con los efectos del desabasto entre miles de personas y más bien tiende a minimizarlos, como si durante en el poco tiempo despachando en Palacio Nacional, ya hubiera entrado en el desfase entre el interés popular y el pragmatismo de autoridad gubernamental.

Esos miles de millones de pesos que asegura valen los miles de litros que no se han robado al cerrar los ductos, son más importantes que las penurias de miles de consumidores que con todo y familia hacen colas por horas para acceder al producto que les permite el sustento diario y/o su movilidad para el desarrollo de actividades cotidianas.

La neta es que nos declaramos sorprendidos porque a fin de cuentas, desde la perspectiva del gobierno de López Obrador, el narcotráfico, el mortal enfrentamiento de bandas dedicadas a ese negocio, la corrupción en instancias oficiales y los cuantiosos recursos financieros que se mueven en ese entorno, no es la actividad delictiva más preocupante para su gobierno, si no el huachicoleo.

Es más, frente al entretenimiento actual de la presidencia de la república con sus paneles electrónicos supervisando ductos vacíos y contratando pipas para abastecer al país, recreando hipótesis y calculando ahorros, no dude usted que hasta se abarate el mercado de la droga y los capos estén plácidamente haciendo su lucrativa chamba, solo preocupados por sus adversarios de plaza y que su parque vehicular disponga gasolina con suficiencia.

Sorprendente la ligereza de nuestro presidente al aludir las penurias de miles de mexicanos apurados por ponerle gasolina a su automóvil, desestimando además la sugerencia respecto a que antes de cerrar los ductos, debió armar la estrategia supletoria de suministro, omisión que sin duda representa la primera gran crisis de su administración.

La gobernadora Claudia Pavlovich con Javier Villarreal, la diputada Rosy Martínez y Francisco Bojórquez, en reunión con la CTM

Se asegura que por su condición de estado fronterizo, a Sonora no le pega en mayor medida el desabasto, pero tal criterio se agota porque en Chihuahua, Nuevo León y Tamaulipas ya se presentan los efectos del desabasto, aunque como sea, por lo pronto solo se advierten leves indicios de lo que en más de una docena de entidades es crítico.

En la gasolinera que usualmente abastece nuestro auto, nos aseguraron que si bien el suministro a través de pipas se ha demorado por un día o dos, mantienen buenos niveles de existencia, aunque comentan que si las demoras de las entregas son más prolongadas entonces sí estarían en problemas para atender a la clientela.

El martes por la tarde hicimos esa consulta y en la información recabada, nos enteramos que al menos dos cadenas que operan una docena de expendios, ya estaban en niveles críticos de existencia y que incluso habían suspendido la operación de varias bombas ante el retraso del abasto por parte de PEMEX, situación que a lo mejor fue la que aludió la gobernadora Claudia Pavlovich al comparecer en exclusiva tablajería, con la buena noticia de que la carestía fue remediada en el curso de esta mañana.

Y por supuesto que la mandataria estatal tiene razón al recomendar hacer previsiones frente a las consecuencias que se sufren en otros estados de la república, en tanto que quienes piden no hacer compras de pánico, pues primero debieron pensar mejor una decisión, que bajo la perspectiva ciudadana y sus necesidades del día con día, ha salido más caro el caldo que las albóndigas.

Julissa Bojórquez

Miren, no vamos a pecar de optimistas, porque de seguir el cierre de ductos en el sur del país y continuar las improvisaciones y torpezas presidenciales, irremediablemente el desabasto alcanzará a Sonora y no está demás irnos preparando para esa eventualidad

A la mandataria sonorense la divisamos y saludamos en la reunión de arranque de las Comisiones Revisoras Contractuales 2019, en donde representantes del capital y el trabajo, con la intermediación del gobierno estatal, habrán de definirse los criterios de los contratos colectivos que habrán de firmar sindicatos cetemistas y el sector patronal.

Bien el dirigente estatal de la CTM, Javier Villarreal Gámez al ratificar que el gremio que representa es un aliado natural del gobierno del Estado, destacando sobre todo el alto grado de madurez y responsabilidad en las relaciones obrero-patronales, con la asistencia del dirigente regional de Canacintra, Gabriel Zepeda Vázquez.

Reconforta el ver en buen estado de salud al líder moral de la CTM, Francisco Bojórquez, muy delgado pero muy correoso y eso sí, seguido de cerca de su retoña, Julissa Bojórquez y acuerpado por la exdiputada Lupita Gracia y la diputada presidenta del Poder Legislativo de Sonora, Rossy Martínez y el dirigente de la CTM en Hermosillo, José Aurelio Flores.

Por ahí también el secretario del trabajo, Horacio Valenzuela Ibarra; los exdiputados Guillermo Peña Enríquez y Vicente Solís; el titular de economía, Jorge Vidal y el de PROSONORA, Enrique Ruiz Sánchez, entre otros funcionarios de gobierno, empresarios y liderazgos cetemistas de todo el Estado.

Ricardo Mazón Lizárraga

A propósito de la hija de Pancho Bojórquez, hay quienes aseguran que está perfilada para ir como segunda de a bordo como secretaria general en el CDE del PRI que presidirá Ernesto de Lucas o sea, la Julissa está en la polla junto a Kitty Gutiérrez, Kiky Díaz Brown y Angelina Muñoz, aunque hay quienes consideran que eso de la equidad de género no es una obligación estatutaria y que por ello pudiera aparecer por ahí un machito.

Por lo demás, en efecto llama la atención al creciente protagonismo mediático del poderoso empresario Ricardo Mazón Lizárraga, quien a últimas fechas ha irrumpido en la escena periodística regional, contrario a su tradicional actitud mustia y poco colaborativa ante representantes de medios, al menos formalmente, porque fuera de libretas es una fuente inagotable de información.

En otra tablajería, distinta a la referida párrafos arriba, Mazón Lizárraga se aventó el destape del más alto nivel hasta ahora, al señalar que tratándose del PRI, las mejores cartas que dispone ese partido para la gubernatura en el 2021 son Ernesto Gándara Camou y Ricardo Bours Castelo.

Ricardo Bours Castelo

¡Brujo! Debió escucharse en el comedero donde se aventó una revelación que la mayor parte de la clase política sonorense sabe porque los destapados se han encargado de difundir sobradamente sus aspiraciones, aunque de forma bastante ladina dicen que se la reservan en “espera de los tiempos del partido” y argumentos por el estilo, en el marco de precampañas bastante adelantadas al faltar al menos dos años para dicha definición.

Bien por la gobernadora Pavlovich al no distraerse y dejar que otros se diviertan con ese jueguito, no faltando quienes desde el mismo vapuleado PRI consideren que en lugar de andar destapando candidaturas, mejor se deberían de poner a trabajar para reconstruir lo tanto dañado durante el pasado proceso electoral, porque bajo las condiciones actuales, ninguno de los aspirantes podría mantener a ese partido en el Palacio de Gobierno e incluso, hay quienes aseguran que ese jueguito es una falta de respeto para la gobernadora.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here