Inicio Arturo Soto Calderón vive, la militarización sigue

Calderón vive, la militarización sigue

65
0

Polémica, por decir lo menos, la aprobación de la Guardia Nacional en la Cámara de Diputados federal, que desató críticas incluso dentro de las filas de Morena, que esta vez contó con el apoyo de legisladores del PRI, PVEM y PRD, así como de sus aliados del PT y PES.

PAN y Movimiento Ciudadano votaron en contra; en Morena hubo dos abstenciones, una de ellas de Tatiana Clouthier que desde siempre ha manifestado su rechazo a lo que considera una escalada en la militarización de la lucha contra el crimen.

Más allá de esa extraña coincidencia entre Morena y el PRI (de la que algunos presumen algún tipo de negociación oscura para garantizar impunidad a algunos priistas acusados de corrupción, incluyendo al propio ex presidente Enrique Peña Nieto) el tema de fondo es la extensión de una política de seguridad que puso al Ejército y la Marina en el centro de las acciones, con saldos trágicos, sangrientos y con un sinfín de violaciones a los derechos humanos, que tuvo su cénit en el sexenio de Felipe Calderón.

De hecho, una parte importantísima de la campaña electoral de Andrés Manuel López Obrador se basó en las críticas a la militarización de la seguridad pública y la promesa del regreso del Ejército a los cuarteles, lo cual, si la ley pasa en el Senado (que es el siguiente paso) no sucederá.

Aunque la propuesta original tuvo algunas modificaciones (la más significativa de ellas es la creación de un mando mixto o combinado en lugar de uno militar), la votación a favor no convenció a muchos. Las redes sociales se llenaron de cuestionamientos por lo que se presume, anticipa una reedición de la guerra de Felipe Calderón contra el crimen organizado.

Tatiana Clouthier pidió eliminar de la ley el siguiente párrafo:

“La ley determinará la estructura orgánica de la Guardia Nacional, la que tendrá una Junta de Jefes de Estado Mayor compuesta por integrantes de las dependencias de los ramos de Seguridad, Defensa Nacional y Marina”, pero su propuesta fue desechada.

La diputada consideró que la conformación detallada debe ser parte de la ley, pero no de la Constitución, pues eso equivale a elevar a los militares a un nivel constitucional en la toma de decisiones y por tanto, que puedan ejercer sus funciones sin cuestionamiento alguno.

El debate sobre este tema ha sido intenso en los últimos años, y en el centro se encuentra el hecho de que por su formación, los militares no tienen la mejor capacitación para desarrollar labores de seguridad pública, aunque en descargo, hay que precisar que las policías estatales y municipales en el país, han sido objeto de una añeja infiltración por parte de grupos criminales, y no son pocas las corporaciones que se encuentran a su servicio.

En la práctica, esto plantea un problema serio en el que podría recrudecerse el enfrentamiento entre militares y policías, como ha ocurrido y sigue ocurriendo, con resultados desoladores.

Si por la víspera se saca el día, y los diputados federales del PRI le dieron la mayoría calificada que necesitaba Morena para sacar adelante la propuesta presidencial, es dable suponer que lo mismo ocurrirá en el Senado. 

Se esperan días aciagos.

II

Para solaz y esparcimiento de los morenistas-morenistas, que siguen en su mayoría con la carabina al hombro esperando que se acomoden las calabazas y la Cuarta Transformación les haga justicia, se registraron un par de nuevos nombramientos en la estructura del gobierno federal, que seguramente los hará muy felices.

En la Secretaría de Relaciones Exteriores, nombrado directamente por el ex jefe de gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard Casaubón, firma ya como delegado el ex dirigente de los colonos agrícolas de la costa de Hermosillo, Benjamín Hurtado Aguirre, hace varios ayeres, Hurtado Aguirre militó en el PRI desde 1970, partido por el que llego a ser regidor en el Ayuntamiento de Hermosillo en 1989. 

Posteriormente se incorporó al PRD en 1994, del que fue dirigente municipal en Hermosillo y llegó a ocupar una cartera en la dirigencia nacional. Próspero empresario agrícola, no tardó en fortalecer su relación con Marcelo Ebrard, cabeza de una de las principales corrientes al interior de Morena. Ebrard fue nombrado por Andrés Manuel López Obrador secretario de Relaciones Exteriores.

En la pasada coyuntura electoral, Benjamín Hurtado, que había venido trabajando de la mano con la ex diputada federal perredista Petra Santos en ese partido, se sumó a la campaña de Andrés Manuel López Obrador, acompañado siempre de la sanluisina.

Anoche, trascendió que Santos Ortiz había sido nombrada como titular en la delegación Sonora de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu). 

Así, se siguen acomodando las piezas en el organigrama del gobierno federal en el estado.

Por cierto, no digan que aquí lo leyó, pero corren muy fuertes los rumores de que en el área de comunicación social de la delegación de la SRE, se incorporará el colega y amigo Manuel Fernando López López, veterano de mil batallas, que se la jugó siempre al lado de sus amigos Benjamín Hurtado y Petra Santos. 

Enhorabuena por el aguerrido Manuel Fernando, aunque conociéndolo, estoy seguro que hubiera preferido incorporarse a la Guardia Nacional y andar combatiendo el crimen por todo el país, pero pues ni modo, chamba es chamba.

III

Por ninguna razón se le olvide asistir este viernes al filo de las seis de la tarde, a la Sociedad Sonorense de Historia, donde será presentado el libro del investigador Luis Ernesto Flores Fontes, titulado “De la oposición a la alternancia. Crónica de los primeros triunfos del PAN en Hermosillo: 1967, 1982 y 1997”.

Como se sabe, Hermosillo fue, junto con Mérida, Yucatán, las primeras capitales estatales conquistadas por la oposición al PRI, y desde entonces la historia de la transición en México no podría entenderse sin la presencia del PAN, que ciertamente ha sido accidentada y llena de altibajos, con momentos de gloria y crisis internas muy fuertes.

La invitación corre a cargo de Jesús Ramón Díaz, que recientemente contendió por la dirigencia estatal, perdiendo ante Ernesto Munró Palacio.

Mucho material para comentar, y un excelente line up para hacerlo, pues estarán como presentadores el investigador del Colegio de Sonora, Nicolás Pineda Pablos, el colega y amigo Juan Carlos Zúñiga y el veterano militante de Acción Nacional, Héctor Larios Córdova.

No he tenido oportunidad de leer el libro, pero seguramente valdrá la pena pues según me comentó Jesús Ramón Díaz, es producto de varios años de investigación, entrevistas y trabajo de campo con los protagonistas de la vida política en el blanquiazul. Ah, y también porque una de las fuentes de esa investigación, es el libro “Voto por voto”, de la autoría de este modesto tundeteclas, que publiqué en 2006.

IV

Ya para despedirnos, el corresponsal de Reforma en Washington, José Díaz Briseño publicó en su cuenta de Twitter un breve historial delictivo del alcalde de Bácum, Rogelio Aboyte Limón.

Fue deportado de EEUU en 1999 y 2000. En 2004 obtuvo un pasaporte estadunidense usando un alias, y en 2005 lo hace para su esposa y sus hijos. En 2010 fue detenido con 20 kilos de cocaína y liberado en 2015. Ese mismo año renueva su pasaporte estadounidense, y en diciembre del año pasado es arrestado por fraude al intentar cruzar la frontera con pasaporte falso.

Gran parte de este historial se sabía cuando fue postulado por Morena como candidato a la alcaldía de Bácum.

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

Visita www.elzancudo.com.mx

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here