Inicio Gaspar Navarro Ruiz Salió muy amenazante y vengativo el barbudo Padrés

Salió muy amenazante y vengativo el barbudo Padrés

69
0

EXPRESIONES

GASPAR NAVARRO

Salió muy amenazante y vengativo el barbudo Padrés

Con una espantosa imagen de náufrago reapareció el ex gobernador Guillermo Padrés, en la vida y vía pública por arte y gracia de la impunidad que gozan los influyentes en la corrupta justicia mexicana para buscar venganza, como un moderno “Edmundo Dantés” o “Conde de Montecristo”.

Tras abandonar la prisión donde estuvo recluido por más de dos años por denuncias de corrupción en su contra, Guillermo Padrés no demostró humildad como arrepentimiento de sus pecados, sino soberbia y una inusitada sed de venganza contra los que lo encerraron.

En un audio que se difundió de manera profusa en redes sociales el ex gobernador libre al pagar millonaria fianza amenazó con un irracional “¡Ya estoy libre cabrones, agárrense hijos de la chingada!», y advierte que todavía le quedaba “Ocotillo”. Supongo que esas varas silvestres las compara con su acaudalada fortuna lograda en su sexenio, y que los costosos abogados y fianzas no pudieron acabar.

El grito de guerra de Padrés Elías contrasta con su comportamiento abnegado y triste al salir de prisión, donde fue recibido por su esposa Iveth Dagnino y un pequeño grupo de familiares, amigos y abogados.

La liberación del ex mandatario sonorense fue la crónica de un cuento ya anunciado desde el año pasado luego de que la PGR de manera extraña no fundamentó y reforzó las pruebas y acusaciones, agregando a ese reallity show la reaparición con la larga canosa barba de náufrago y una inocultable calvicie, que a algunos de seguro hizo recordar al “Jefe Diego” luego de ser liberado por sus secuestradores.

Tal vez ese aspecto físico fue la estrategia para tratar de impresionar a los mexicanos por una vida de supuesto sufrimiento en el Reclusorio Preventivo Oriente para pasar de victimario de los sonorenses a víctima, como lo denunció en el mensaje a López Obrador donde se declaró preso político y exigía libertad, porque ahí encerrado lo estaban matando en vida.

Esa postura amenazante de Padrés Elías a pocas horas de salir de prisión, en nada le ayuda para el seguimiento de su proceso penal, donde en libertad debe de responder contra las acusaciones de lavado de dinero y defraudación fiscal, por lo que no debe de cantar victoria porque todavía no lo han declarado inocente.

Y lo peor, le fue concedida la libertad bajo caución porque supuestamente no representaba peligro para la sociedad, pero con esas amenazas su ex trabajadora doméstica Gisela Peraza piensa lo contrario, y siente amenazada su vida y la de sus familiares, pues hay que recordar que lo tienen denunciado por abuso de poder, tortura y detención ilegal, entre otros delitos más.

Desde luego que tras la liberación del ex mandatario estatal panista, la indignación de los sonorenses se hizo presente en redes sociales, donde de inmediato la gobernadora Claudia Pavlovich destacó que “desde el primer día como gobernadora expresé enérgicamente mi postura contra quienes traicionaron la confianza de los sonorenses y la sostengo. Hoy un juez federal tomó una decisión con la que no estamos de acuerdo. Mi sentir siempre estará al lado de los sonorenses”.

Por el contrario, la postura de la alcaldesa morenista de Hermosillo, Célida López Cárdenas, tras la liberación de Padrés echó las campanas al aire de felicidad por la libertad de quien considera su líder político, y fue su patrón en el gobierno anterior cuando ocupó la subsecretaría de Sedeson y una diputación local.

Célida López escribió en Twitter lo siguiente: “Querida familia Padrés Dagnino, siempre les acompañé con gratitud y sincera amistad. Los amigos reales saben estar en las buenas y en las malas. Hoy los abrazo con profundo cariño. Es momento de reconciliación sin olvidar la persecución y los atropellos para no cometerlos”.

La postura de la alcaldesa ex panista de Hermosillo, chocó con la postura de la dirigencia de Morena en Sonora, organización que a través del dirigente Jacobo Mendoza destacó que en el gobierno de Padrés desaparecieron millones de pesos que serían destinados a obras y programas, por lo que la liberación fue injusta, y aunque ganó una batalla legal tiene perdida la batalla moral.

En respuesta a Célida López, la innombrable senadora de Morena por Sonora condenó las expresiones de la alcaldesa capitalina y advirtió que estaría vigilante para que esa plaza no sea entrega al grupo político del ex gobernador panista sonorense.

“Y por si fuera poco esta declaración de la alcaldesa de Hermosillo es otro golpe a la dignidad de los sonorenses”, escribió la senadora morenista y ex conductora de televisión.

“Estaré vigilante para que el municipio no sea servido en bandeja de plata a Guillermo Padrés”, señaló la legisladora federal.

En el revire la alcaldesa capitalina refrendó su amistad con Padrés, y aclaró que los errores que haya cometido no son de su responsabilidad.

“Hay políticos que por conveniencia niegan amistades. Yo retomo una frase llena de sabiduría. Soy amiga de mis amigos, pero no soy dueña de mis amigos. Los errores de Padrés son de él, no míos, pero no por ello deja de ser mi amigo”, señaló la munícipe capitalina, y agregó “Estimada Lily me vigila casi un millón de habitantes y la congruencia es parte de mi actuar. He demostrado a quien me debo en cada minuto de mi administración”.

Como diría el gran campeón mexicano Julio César Chávez: ¡! Hay tiro señores!!.

Total, que con excepción del dirigente estatal del PAN Ernesto Munro que salió a defender a su patrón Padrés, la mayor parte de los directivos de partidos se sumaron a la indignación por su liberación, ya que como señaló María Dolores del Río lo ideal sería que siguiera en prisión, mientras que el líder de Encuentro Social Jesús Alonso Montes Piña, demanda además de que devuelva los millones desfalcados al erario.

En esa tolvanera de pros y contras por la liberación de Padrés Elías, la Fiscalía Anticorrupción de Sonora alienta falsas esperanzas a los sonorenses de castigar a Padrés Elías, al declarar Odracir Espinoza que el ex gobernador panista tiene expedientes abiertos en la entidad, y está a la espera para determinar si existen elementos para exigir acciones de carácter judicial.

Por lo pronto, me imagino que la Fiscalía estatal mantiene asegurados los bienes por 350 millones de pesos del ex gobernador panista, y podría también incautarle hasta el brazalete de localizador electrónico que porta en una pata, para tratar ilusamente de recuperar algo de los 32 mil millones de pesos desfalcados en el sexenio trágico. (g_navarro_ruiz@hotmaiul.com)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here