Inicio Jesus Guadalupe Morales Valenzuela RUMORES DE GUERRA EN VENEZUELA

RUMORES DE GUERRA EN VENEZUELA

77
0

RUMORES DE GUERRA EN VENEZUELA

Por: J. Gumval

Jesus Guadalupe Morales Valenzuela

Se oyen retumbos de tambores de guerra por el cono sur, hay tensión en los actores del posible desenlace fatal de la triste controversia humana que se suscita en el seno de la patriótica Venezuela, la nación del socialismo del siglo XXI, la del “CHAVISMO”, la del “MADURISMO” latente y vibrante como etapa de resistencia a la extinción de la denominada y así reconocida REVOLUCIÓN BOLIVARIANA.
Sí, hay esa sensación intranquila de rumor de guerra, de matanza entre civiles auspiciados por la locura humana que parece no haber encontrado en la política la suficiente potencia para transitar en el riel del diálogo para dirimir sus diferencias y se opta por el derramamiento de sangre; sucumben al estruendo de la amenaza de exterminio civil entre los bandos en conflicto. Todo sería asunto meramente interno y de interior resolución de controversia, como suele y debe ser en derecho internacional, y particularmente en el tema de Venezuela, pero que ha tomado sesgo distinto al derecho interno de las naciones, pues es evidente que se trata de una evidente injerencia extranjera en los asuntos internos de una nación, ya que así se observa en el caso de EEUU que conforme a sus intereses económico imperialistas decide meterse de lleno al juego imponiendo su hombre fuerte en Venezuela, como es el caso del auto nombrado JUAN GUAIDÒ, joven que acepta, en el ajedrez político internacional, personificar al alfil “salvador” de “su patria” auspiciado por la oligarquía más recalcitrante de todos los tiempos representada hoy por el presidente de los Estados Unidos DONALD TRUMP; y en ese contexto, envalentonado el chaval grita, brama y discurre su reclamo, ya no como diputado, sino como “PRESIDENTE” ENCARGADO-agrega-del país, violentando, a los ojos del más modesto analista de derecho constitucional, su propia Carta Magna y de la misma manera trastocando y conculcando el derecho internacional público que tanto ha costado construir luego de la horrorosa II GUERRA MUNDIAL.
Revisemos de forma objetiva algunos datos que los impulsores del virreinato de JUAN GUAIDÒ en Venezuela vienen sosteniendo:
1.- Dicen que toda la COMUNIDAD ECONÓMICA EUROPEA, refiriéndose a la unidad de países europeos, está a favor de JUAN GUAIDÒ, lo cual es falso, pues hay 9 países que no lo reconocen y sí reconocen a MADURO como el Presidente legítimo. Como nota importante es de destacarse que el derecho de la UNIÓN EUROPEA requiere posiciones UNÁNIMES, no parciales para decidir posturas y aquí se observa de 28 países que la integran, que son 19 quienes han decidido jugársela con el imperio, obedeciendo y sucumbiendo a la exigencia pública que lanzó TRUMP a la unión; y como sostengo, 9 se oponen; desde ahí ya no hay unidad de propósito legal.
2.- Que la comunidad internacional o global se opone a NICOLÁS MADURO y reconoce a JUAN GUAIDÒ, lo que es igualmente falso, pues la ONU a través de su vocero ha RECONOCIDO como único presidente legítimo de Venezuela  a NICOLÁS MADURO y de ninguna manera a JUAN GUAIDÒ, lo cual ha sido en los últimos días un duro revés tanto a la arrogante oposición como al imperial EEUU.
3.- Que AMERICA respalda a JUAN GUAIDÒ y repudia a MADURO, también es falso, lo cierto es que la OEA de sus 34 miembros solo 16 países están con EEUU  respaldando al auto nombrado presidente JUAN GUAIDÒ, los otros reconocen a MADURO, o sea la mayoría 
4.- Que la INTERVENCIÓN MILITAR HUMANITARIA vendría a resolver los problemas de hambre en Venezuela, es absolutamente falso, pues por un lado, la dificultad alimenticia es real, pero no es por falta de ayuda humanitaria, sino producto del BLOQUEO ECONÓMICO Y COMERCIAL de EEUU a VENEZUELA, si desean actuar como seres humanos, entonces DESBLOQUEEN, dejen fluir las mercancías y alimentos como en todo el mundo. Pero no, la idea de construir “hambrunas mediáticas” obedecen a la simple lógica de generar caldo de cultivo para INVADIR y dominar Venezuela. Hay muestras de sobra en el mundo para observar el hecho, ahí está HAITÍ, fue militarizado y la ayuda “humanitaria” solo ha producido dolor y divisionismo civil, convirtiéndose en protectorado gringo. LIBIA, es ahora un caos y ni se diga de IRAK. Donde quiera que pisa la bota militar estadounidense con supuesta ayuda humanitaria destruye la civilización.
5.- Que las naciones más poderosas de la tierra están con JUAN GUAIDÒ y en favor de INVADIR Venezuela, es totalmente falso, pues para empezar, el mundo que antes de 1989 era BIPOLAR, con dos potencias buscando imperar en el mundo, y que tras la caída de la URSS los EEUU se configuró en la poderosa fuerza UNIPOLAR, ello ya no es así, pues igual surgieron otras potencias, de tal suerte que en estos momentos hay en el espectro geopolítico global una TRIPOLARIDAD, es decir, no una, ni dos, sino TRES POTENCIAS con el suficiente poderío militar y económico para vencer uno a otro en igualdad de condiciones: EEUU, RUSIA y la gran CHINA. Y de estos, ¿qué cree?, RUSIA y CHINA son aliados de VENEZUELA y de su presidente legítimo NICOLAS MADURO. Luego entonces, el tema resulta muy, pero muy complicado. No es nomás lanzarse a la guerra nomás  por lanzarse, hay que saber del EXTERMINIO que bien puede detonar en contra de toda la humanidad.
Concluyendo, si JUAN GUAIDÒ desea la intervención militar de Venezuela, cualesquiera que sea su forma, humanitaria o no, desde ahí ya deja de estar dentro del patrón de líderes de conciencia internacionalista, para hundirse en la bruma de la historia en la que los imperios manipulan hombres para dominar naciones.
Por otro lado, tenemos que en efecto, hay rumores de guerra, con sus consecuencias obvias: derramamiento de sangre y posible exterminio humano, si se involucran las naciones de la TRIPOLARIDAD GEOPOLITICA. De ahí que los gritos de NICOLÁS MADURO por diálogo y paz, sean la correcta posición dentro de la crisis actual.
Cerrando con una última reflexión, ¿por qué EEUU nunca se pronunció cuando ANDRES MANUEL LOPEZ OBRADOR se definió en el Zócalo de la CDMX como Presidente Legítimo ante el atropello fraudulento del PRIAN que impuso a FELIPE CALDERÒN en el 2006 como presidente de México? Eran días duros y de abuso criminal, con pobreza extrema y millones de muertos. No, no hubo imperio interesado en que se respetaran los derechos humanos e imperara la democracia. Sus vasallos eran los autores y actores del fraude, ahí no aplicó la fórmula que ahora aplican y sacude a Venezuela. Pero con GUAIDÒ sí lo hace. Aunque hay un abismo de diferencia entre uno y otro. AMLO, era y es un glorioso líder de otra talla, y como tal no se desesperó ni buscó intervención extranjera ni admitió se inmiscuyeran en asuntos internos del país con voces extranjeras y mucho menos actos injerencistas. GUAIDÒ tiene esa falla, es producto final de un conservador grupo fermentado en lo peor del capitalismo salvaje que lo lanza a conquistar o su propio país y lo más horrible de la fase decadente es que lo permitiría con tal de que caiga un adversario.
Aunque el enjambre mediático internacional difunde verdades a medias y mentiras enteras respecto a la realidad de Venezuela, no se observa pueblo hundido en el drama de la miseria y el caos, por lo menos aún no, pues aún cuando las marchas rabiosas de la oposición son significativas, no logran ser superiores a las diversas y contundentes marchas y manifestaciones “CHAVISTAS”, que no dejan de impactar por su energía y capacidad de convocatoria en medio de supuestas contradicciones económicas y miseria. Desde ahí algo no cuadra en el verbo noticioso de las agencias internacionales que no cesan en repetir desde sus mentideros la idea de ingobernabilidad, inexistente por cierto, por lo menos en el nivel que se siembran las notas espantosas, que no son otra cosa sino caldo justificatorio para iniciar la matanza por la vía de la guerra fatal que se incita.
Hasta la próxima, muchos abrazos y reitero mi definida posición PACIFISTA. ¡No a la guerra!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here