Inicio Gaspar Navarro Ruiz Inadmisible la falta de atención médica: Claudia Pavlovich

Inadmisible la falta de atención médica: Claudia Pavlovich

47
0

EXPRESIONES

GASPAR NAVARRO

Inadmisible la falta de atención médica: Claudia Pavlovich

Luego del doble viacrucis que vivió una familia en el parto de su hija por la falta de atención médica adecuada en el Hospital Comunitario de Magdalena de Kino, la gobernadora Claudia Pavlovich, consideró inadmisibles esos hechos y suspendió de inmediato a la directora de ese nosocomio Rebeca Villa Morales, y ordenó investigar ese caso de supuesta negligencia e irresponsabilidad médica.

El caso de la familia de Magdalena que ante la negativa del Hospital de Magdalena para atender el parto de la esposa quien parió en el interior de un carro, se volvió viral en las redes sociales al exhibir la abuela de la niña que después el nosocomio utilizó un garrafón vacío como incubadora para auxiliar a la recién nacida.

“Es inadmisible lo ocurrido en el Hospital Comunitario de #Magdalena”, tuiteó esa misma tarde la mandataria estatal, y “por esa razón y en tanto se realizan las investigaciones de lo sucedido, he girado estas instrucciones”:

1) Que se separe de manera inmediata del cargo a la Directora de dicho Hospital.

2) Que se agilicen las gestiones ante el @GobiernoMX para que concluya el equipamiento del nuevo Hospital de #Magdalena, ya que URGE inicie operaciones para garantizar los servicios de salud dignos.

3) Que se revise todo el equipamiento con el que se atiende a los pacientes en todos los centros de salud y hospitales del @gobiernosonora, y se me rinda un informe de forma inmediata. Trabajaremos intensamente para que estos hechos no se repitan en el Estado.

La abuela de la recién nacida, compartió en Facebook imágenes de la niña cuando después de parto fue recibida en el hospital por presentar un cuadro de neumonía, razón por la cual le fue colocado un caso de oxígeno improvisado con la mitad de un garrafón de agua, encintado en las orillas y con un pequeño orificio por el que pasa una manguera con oxígeno.

La señora Noemí Hernández de Valdivia, abuela de la bebé, narró que la niña recién nacida llegó con tan baja temperatura que tuvieron que meterla a la incubadora “hechiza”, después de desarrollar una especie de cuadro de neumonía, acompañada de “quejidos y flemas” que, según los médicos, podía ser agua en sus pulmones.

Tras el natural escándalo en redes sociales, y sin pretenden justificar al Hospital Comunitario de Magdalena, hay que precisar que en los hospitales públicos es casi natural que envíen a las mujeres en proceso de parto “a caminar” en tanto se incrementan las contracciones y avance “el trabajo de parto”. Es decir, en los hospitales públicos “por falta de camas” o médicos disponibles atenderán a las parturientas casi cuando ya traen el chamaco afuera.

Y en el caso de la incubadora “hechiza”, la versión oficial es que no estaba el aparato “normal” u oficial disponible para utilizarlo de emergencia ante el cuadro que presentaba la bebé por los quejidos y flemas, o utilizan aparatos hechizos con medios garrafones para salir del apuro. Y si esas incubadoras hechizas salvan vidas, sus inventores merecen reconocimiento de la sociedad, por más rudimentarias que parezcan.

Gracias a las maniobras que realizó el personal médico y de enfermería, la menor se encuentra en su casa con sus padres.

Por lo anterior, la directora del Hospital Comunitario de Magdalena, Rebeca Villa Morales, al parecer solo siguió el procedimiento aplicado a las parturientas en las unidades médicas públicas cuando no hay camas disponibles o todavía no es el momento de parto, lo cual no se vive en los nosocomios privados porque ahí cobran los cuartos como hotel cinco estrellas o de lujo, y lo que les interesa es que estén encamadas y atendidas el tiempo que sea necesario porque el que ordena paga.

El caso lo pintan como si el Hospital Comunitario rechazara prestar la atención médica, y se agrava porque la embarazada parió en el carro (no dicen si afuera del hospital), y luego pasó el asunto del garrafón que fue el tiro de gracia para el nosocomio, por lo escandaloso en redes no tanto porque no sea efectivo, pues se demostró que lo fue al estar la niña sana y salva en su casa.

Como parte de las indicaciones de la gobernadora Pavlovich, para esclarecer los hechos ocurridos en el Hospital Comunitario de Magdalena, la Secretaría de Salud que dirige Enrique Claussen Iberri, inició la investigación clínica al respecto, según lo informó Ramiro Laguna Montiel, jefe de la Jurisdicción Sanitaria Número 3.

El funcionario señaló que se agotarán todas las instancias para saber cómo sucedieron los hechos y fincar las responsabilidades necesarias, en dado caso de que haya ocurrido una mala atención.

Confiemos en que la investigación sea más con sentido médico que político, pues sería una desgracia que satanizaran o sacrificaran a la directora Villa Morales, por tratar de salvar vidas así sea utilizando garrafones o popotes.

En más de denuncias médicas y redes sociales, ahí está el caso que mencionan de Onavas, pueblo donde dicen que recibieron una ambulancia para un hospital donde no hay médicos.

UNE ESFUERZOS CLAUDIA CON EMBAJADORA DE MEXICO EN ESPAÑA

Como parte de su agenda de trabajo en España, la gobernadora Claudia Pavlovich, se reunió con la Embajadora de México en la Madre Patria, Roberta Lajous, con quien analizó las oportunidades de inversión en la entidad, y acordaron trabajar coordinadas para que Sonora siga creciendo en temas de economía y turismo.

La gobernadora Pavlovich celebró que como parte de la nueva política exterior del presidente Andrés Manuel López Obrador, destaque el apoyo que darán los embajadores para atraer inversión a México, ya que ello representa una oportunidad para fortalecer los proyectos en los estados.

En ese sentido, la gobernadora comentó con Roberta Lajous la reunión que sostuvo recientemente con el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, para fortalecer el apoyo a Sonora en materia de inversión y de difusión de su cultura.

Allá en la Madre Patria, la gobernadora recibió la buena nueva de que en el Festival de España fue nominado el cortometraje sonorense “Nita Minita”, realizado por 17 niños y niñas de entre 7 y 10 años de edad, originarios de Nacozari de García. (g_navarro_ruiz@hotmail.com)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here