Inicio Gabriela Olivera Flores La Mujer y la Tecnología

La Mujer y la Tecnología

43
0

La Mujer y la Tecnología

Uno de los desafíos de la Mujer no es aprender a usar la tecnología, que eso ya es mucho, porque si bien es cierto la gran mayoría de las Mujeres jóvenes, hacen uso de las redes sociales de forma rápida y eficaz; aunque si volteamos y damos una mirada a las estadísticas, existe un gran número de Mujeres en este país que usa la tecnología, solo para leer un post, o compartir un “meme”, porque no saben o se atreven a “picar aquí o allá” en sus Lap, Smartphone, o bien en una computadora de casa.

Compartir este conocimiento con Mujeres en edad productiva,  activas laboralmente debe ser un punto de importancia para las políticas públicas, son mujeres responsable y generadoras de ingresos para sus hogares y para la economía del país.

Aquí se presenta el gran reto, para que la mujer sea tomada en cuenta en este rubro, requiere marcar una diferencia, aportar mayor valor a su trabajo, crear algo que influya, y sobre todo que pueda usarse en todos los niveles,  de esa manera  puedan ocupar más espacios laborales, competitivos además bien pagados.

Existen barreras que impiden que la mujer pueda decidir por carreras donde la ingeniería, computación, áreas físico-matemáticas, sean estudiadas; la educación, creencias familiares, creencias limitantes, evitan una mentalidad de éxito, creando una cultura de miedo, falta de merecimiento, dependiendo del que dirán y dejando a la mujer en un status quo, donde el conformismo, la vida fácil es el camino indicado.

Creer en uno mismo, conocer los talentos y desarrollar habilidades daría a la mujer una perspectiva diferente y una mejor calidad de vida, siendo ella responsable de rol que juega en la sociedad y en la familia.

Nuestra cultura ha puesto poco énfasis en el “proyecto de vida”,  teniendo como resultado hoy en día, mujeres con títulos académicos, sin un proyecto de vida personal, generando vacíos y frustración en su vida, o aceptando violencia intra-familiar y de género por temor a lo que diga la familia y la sociedad, sin importar la clase económica.

En importante tener un mentor, una guía, mujer que sea capaz de inspirar e influir en una comunidad y sociedad donde otras mujeres quieran avanzar como ellas, no llenar espacios de atractivo visual, o venderse al mejor postor aguantando las consabidas consecuencias.

Mujeres guías que formen parte de nuestra sociedad, nuestra cultura, que han traído con su trabajo, liderazgo, y confianza en ellas mismas beneficios, que enseñen el “Como” “Que puerta tocar”, si claro, esas que se atrevieron a crecer por ellas mismas, rompiendo esa armadura oxidada de creencias y miedos que a muchas paralizan.

El problema se resuelve cuando usamos herramientas de tres hélices, por un lado la responsabilidad del gobierno comprometiéndose al “Empoderamiento y capacitación” de la mujer en edad laboral y productiva sin importar que edad tenga y que sume su emprendimiento, la segunda la educación en las escuelas, porque a las niñas se les educa para las labores del hogar,  y con mentalidad de pobreza y dependencia, hasta hoy en día, no se sorprenda mi estimado lector; y la tercera la responsabilidad de cada mujer por cambiar la forma de vida que lleva y la de los suyos, tener deseos, sueños, anhelos los cuales pueda realizar, convertirse en personas competitivas, asertivas, y enfocadas sin perder la esencia, sin dejar de ser ellas, sin dejar de ser Mujer.

Debe existir sororidad entre nosotras, abriendo espacios en los medios de comunicación, culturales, sociales, donde las alcaldías inviten a dar conferencias, mover ideas, y generar consciencia, para hacer de este México un país de valores, equitativo, competitivo con reconocimiento a la capacidad de la Mujer. Y Tu Mujer toma acción, y muévete, crece, emprende, vuela, llega hasta donde vive el águila majestuosa, que enfoca y sabe por lo que va.

“Quienes no se mueven no notan sus cadenas”(Rosa Luxemburgo) 

Hasta Pronto! 

Gaby Olivera

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here