Inicio Gabriela Olivera Flores Soberanas y dignas, así somos las Mujeres.

Soberanas y dignas, así somos las Mujeres.

53
0

Durante este mes de marzo, la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, como cada año levanta revuelo donde habita la confusión por aquellos y aquellas que se felicitan, otras que son feministas radicales  se manifiestan creando alboroto, y las mujeres que conocen de políticas públicas hacen propuestas para abrir espacios, buscando equidad, leyes para los agresores de violencia de género, así como la lucha para abrir espacios y que la mujer sea tomada en cuenta para diferentes puestos.

Aunque alguna vez se ha preguntado qué significa ser Mujer?

 Me  he sentado a meditar y han pasado por mi memoria  escenas de mi historia familiar, las mujeres que me han dejado un legado, sembrado en mí su fuerza, su poder, su decisión, su soledad, compartieron conmigo sus sueños y anhelos que no alcanzaron, sus creencias y sus fe, su sabiduría esa, la de la vida, la que dejó huella en su alma, y por momentos heló hasta su sangre, la forma de educar a los hijos, y curar la cruda al marido; y que sin conocer de palabrería, sabían perfectamente lo que era la “Sororidad” que se practicaba en la cocina de mi Abuela; después en la de mi casa, donde mi Madre me enseñó hacer guisos, pasteles, y hasta pan de muerto, compartiendo recetas  llevarlas al pie de la letra, aprendiendo hacer alquimia en esa cocina, y magia en la vida.

Grandes retos enfrentaban como administradoras, con el “deber a cuestas” de ser una Sra., en toda la extensión de la palabra. Y hoy, después de algunos años, ellas se me adelantaron para estar en una dimensión paralela, sigo viendo como ser mujer es un arte.

Para gran asombro de ustedes, si damos una ojeada al pasado, levantar la voz para hacer uso de los “Derechos que por ley” le corresponden a la mujer se ha convertido en “Lucha” de años, entre discriminación, violencia de género, contradicciones, enfrentar el techo de cristal en el área laboral, falta de oportunidades, desigualdad en los ingresos; sin darse cuenta que aquel que las dice amar, también las abandona dejándolas a su suerte con hijos y sin pensión alimenticia, olvidando que son motor del desarrollo económico en la familia así como en el país.

Hoy veo a la mujer responsable de ella misma, participativa, tomando el rol que le corresponde en su vida y en la de los suyos, decidiendo con libertad la profesión que ejercerán, mujeres autosuficientes, liberando creencias, emociones, así como miedos heredados, sin perder su sensibilidad, su feminidad, siendo ellas mismas en los diferentes campos y ámbitos sociales; madres, hijas, hermanas, esposas, compañeras, comprometidas con otras tratando de cerrar la brecha de género que existe.

La mujer es poesía, es amor, es luz, es generadora de vida, en el presente muchas dedicadas al autoconocimiento, buceando dentro de su ser reencontrándose a ella misma y sanando heridas pasadas, dejando lealtades familiares para dar paso a una nueva generación que vive conectada con ella misma y con el mundo exterior, haciendo uso de la tecnología que le permite aprender, controlar, conocer y ubicar algún miembro de la familia. 

Experta en negociación, cualidad que ha practicado desde que nació, porque ha aprendido a negociar desde un permiso para salir en la juventud hasta un puesto en su área laboral; o bien negociar a favor de un equipo de trabajo.

Escribir, describir, y sentir lo que es ser mujer requiere de un tratado, o de una simple poesía que describa lo hermoso de su creación.

Tengo la fortuna de trabajar a favor del Empoderamiento Femenino, ayudarlas a creer en ellas, a reencontrarse, a identificar emociones, a reconocer donde están sus carencias o debilidades y sobre todo a reconstruirse desde el amor, quitarse las gafas de juicio, critica y culpa hacia ellas mismas, estoy segura de que mi propósito y misión de vida, está en el camino correcto, siempre estaré convencida de que guerreras como las mujeres son y serán siempre tejedoras de sueños, aún con distintas ideologías, idiosincrasia de cada pueblo, indígenas pobres económicamente, pero con una riqueza espiritual y sabiduría que las hace grandes mujeres solidarias, gran-diosas, cada una representantes de su arquetipo, alineadas con la coherencia, compasión y el amor….

Ser Mujer es realmente todo un Arte.

Hasta pronto!

Gaby Olivera

Gabydeas by Gaby Olivera®

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here