Inicio Arturo Soto Alfonso Durazo, el conciliador

Alfonso Durazo, el conciliador

30
1

Cerró fuerte la semana en el terreno de la política, con el encontronazo que tuvieron las encarnizadas tribus de Morena a propósito del fallido intento por iniciar el juicio político al ex alcalde de Hermosillo, Maloro Acosta, y detrás del cual surgió la sospecha de una concertacesión con los diputados del PRI para que estos a su vez volteen hacia otro lado en caso de que hasta su mesa llegue una solicitud similar para la alcaldesa de Navojoa, Rosario Quintero Borbón.

La versión no luce descabellada, en tanto que encausar a la ex panista del Mayo sería quizás el primer caso de un alcalde de Morena (en este caso, alcaldesa) que sería llevado al banquillo de los acusados con cargos de uso indebido de recursos públicos por el ya famoso caso del “valegate”, un asunto en el que se falsificaron vales de gasolina por dos millones de pesos, entre otras cosas.

Eso tendría un altísimo costo político para la Cuarta Transformación cuya principal divisa es la honestidad y el combate a la corrupción; en el plano nacional sería muy mal visto un proceso de esta naturaleza, y aunque la presidenta de la comisión Anticorrupción en el Congreso, María Dolores del Río dijo desconocer la existencia de una solicitud de juicio político, durante la semana pasada corrió fuerte la versión de que ya se estaba preparando el documento por parte de regidores de oposición en Navojoa.

En Hermosillo, la ausencia de los diputados de Morena en la sesión de la comisión que dictaminaría la solicitud de juicio político contra El Maloro, provocando que se desechara al vencerse el término precisamente ese jueves, provocó grandes molestias y llevó a la alcaldesa Célida López y a personajes de Morena y el PAN (algunos diputados incluidos), a poner sobre la mesa la necesidad de relevar a la coordinadora parlamentaria, Ernestina Castro Valenzuela.

El choque de trenes parecía inminente, hasta que apareció el secretario de Seguridad federal, Alfonso Durazo quien, al término de un encuentro con empresarios locales realizado en San Carlos, al parecer les leyó la cartilla a todos, atemperó los ánimos y calmó las revueltas aguas que amenazaban con desbordarse.

Así, se contuvo lo que podría inaugurar la era de los alcaldes morenistas acusados de corrupción, pero de confirmarse que la solicitud llegue al Congreso y sea desechada, lo que sí se estaría inaugurando es la era de las concertacesiones entre eso que algunos ya han dado en llamar el PRIMOR sonorense. 

Los reportes indican que fue importante el papel de conciliador jugado por Durazo Montaño para mantener las cosas en calma, al menos por el momento, porque en Hermosillo, la inacción contra el Maloro dejó muchas heridas abiertas no sólo en la corriente a la que pertenece la alcaldesa, sino entre buena parte de los morenistas que querían ver sangre, por no hablar de varios panistas que se quedaron viendo cómo se fue la oportunidad de la venganza.

Ahora bien, lo verdaderamente grave sería enterarse que el combate a la corrupción está, como en el pasado, sujeto a las negociaciones políticas y los acuerdos cupulares, a los que la cuarta transformación no sería ajena, pero tampoco sería sorprendente, sobre todo si se considera que muchos de sus principales cuadros están forjados en la vieja escuela del PRI y el PAN, donde esas prácticas son recurrentes.

II

Por otro lado, los reportes del encuentro con empresarios en San Carlos son buenos en términos de organización, convocatoria, logística y discurso. También en proyección mediática del bavispense, que maneja bien el tema de la seguridad pública, aunque la realidad lo esté rebasando como lo hace con el resto de las autoridades estatales y municipales en el país.

Llama la atención el tuit del presidente del Observatorio Ciudadano de Seguridad, Manuel Emilio Hoyos, que hasta hace unos meses militaba en el club de fans de Alfonso Durazo y ayer sugirió que el señor sigue “en la simulación de eventos fifís” mientras los ciudadanos seguimos esperando mayor coordinación para desactivar brotes de inseguridad.

Todo parece indicar que al señor Hoyos, quien trabajó duro al lado de Morena y del propio Durazo lo dejaron fuera de la cuarta transformación y ahora está convertido en uno de sus más duros críticos. 

Lo cierto es que no se equivoca en sus aseveraciones, pues el primer trimestre del actual gobierno federal ha registrado cifras más alarmantes que los de sus antecesores en materia de homicidios dolosos, por ejemplo, y la presencia y acción del crimen organizado es una constante en todo el territorio nacional, sin que Sonora sea la excepción.

III

Aun así, sería injusto no reconocer el trabajo de la Fiscalía General y la Secretaría de Seguridad de Sonora, que se han acreditado éxitos importantes en casos muy relevantes, como son el de los atentados contra periodistas (Reynaldo López y Carlos Cota en Hermosillo, y Santiago Barroso en San Luis RC). 

Ayer mismo informaron de la detención de nueve personas relacionadas con la incursión al rancho Las Norias, donde aparecieron armados en un evento inusual, sobre todo por tratarse de una propiedad del próspero ganadero Sergio Torres Serrano, que para más señas es suegro de la gobernadora Claudia Pavlovich, que presentó sendas denuncias en la fiscalía estatal y la federal.

Se realizaron cateos en algunos domicilios en Hermosillo logrando la captura de nueve presuntos, y el aseguramiento de vehículos, armas y droga. Este lunes las autoridades darán más detalles de este caso, que por cierto se registra en el contexto de una álgida lucha por la presidencia de la Unión Ganadera Regional, donde el señor Torres Serrano tiene gran ascendencia.

El diario Reforma publicó ayer en su columna Templo Mayor la posibilidad de que la incursión de ese comando a su rancho tenga que ver con esta contienda sucesoria, sugiriendo que en el evento podría estar involucrado Daniel Baranzini Hurtado, el candidato que busca suceder a Héctor Platt Martínez, quien busca la reelección.

Baranzini hizo circular ayer una carta enviada a la redacción de Reforma en la que se deslinda por completo de esos eventos y solicita al periódico que presente una denuncia y sea investigado tanto él como su familia, y niega que en su campaña sea apoyado por dirigentes de Morena, aunque a lo largo de la campaña, y sobre todo en la recta final haya buscado de manera insistente la foto con López Obrador, Alfonso Durazo y otros funcionarios del gobierno federal, y que una de sus principales panegíricas sea la senadora Lilly Téllez.

Lo cierto es que la campaña en la Ganadera ya se encuentra altamente partidizada, pues es innegable que de parte de Héctor Platt se encuentran grupos identificados con el PRI, mientras que de parte de Baranzini se han sumado morenistas y panistas.

Ya veremos en qué para todo esto.

IV

Lo cierto también es que mientras se politiza el combate a la inseguridad, las consecuencias del narcotráfico y el crimen organizado siguen causando estragos en los sectores más vulnerables, sobre todo entre los jóvenes.

Por eso no debe desestimarse el trabajo que se está haciendo desde abajo en materia de prevención y combate a las adicciones. No sólo  en la cúpula empresarial, cuyo involucramiento y compromiso son, desde luego, necesarios, sino en el campo, en los hogares, las escuelas, los centros de rehabilitación.

Ese es un trabajo que se lleva a cabo diariamente por parte del personal de la Dirección de Prevención del Delito del ayuntamiento de Hermosillo, con una vertiente muy interesante en la que se trata de integrar a familiares de las personas que ya fueron alcanzadas por las adicciones, en sus procesos de rehabilitación y reinserción social. Una tarea complicadísima por cierto y que requiere de más apoyos institucionales y sociales.

Este fin de semana, personal a cargo de la dependencia que encabeza la doctora María Isabel Batriz estuvieron en dos centros de rehabilitación interactuando con los internos, informando, incluyendo, orientando. Pero también lo hicieron en San Pedro, una comunidad rural de la zona nororiente donde el problema de las adicciones ha escalado de manera dramática en los últimos años.

En esta reunión, llevada a cabo en la Telesecundaria 186 participaron padres de familia interesados en dar seguimiento a las políticas promovidas desde esa dependencia, y se contó con el apoyo  del coordinador de ese programa, Arturo Molina y un equipo de especialistas. Allí se está trabajando en la integración de un comité de padres y madres que coadyuven en el trabajo comunitario relacionado con la prevención de adicciones.

V

El 16 de septiembre del año pasado, cerró sus puertas Kino Mágico, un balneario construido con recursos federales y estatales, concesionado al Ayuntamiento de Hermosillo y al que se apostó como un proyecto de playa incluyente, económico y muy bien equipado, que atraería el turismo local y foráneo, detonando la economía de Kino Viejo, una población fundamentalmente pesquera y con muchas necesidades.

El motivo del cierre fue que en esa fecha se venció la concesión y el Ayuntamiento ya no quiso renovarla. El gobierno del estado buscó entonces opciones hasta que firmó un contrato con la empresa LMLA, propiedad de Luis Manuel Lugo Alcaraz, quien se hará cargo del proyecto para mantenerlo como un atractivo destino turístico en los meses de primavera y verano, con tarifas accesible de hasta 100 pesos por adulto y hasta 60 pesos por niño, además de una tarifa social que se traduce en acceso gratuito.

LMLA es una empresa local con experiencia en la operación de negocios de atención al público, que ha invertido en esa zona generando empleos para sus habitantes. 

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

Visita www.elzancudo.com.mx

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here