Inicio Sebastian Moreno Diaz Y que se reservan el derecho de declarar

Y que se reservan el derecho de declarar

20
0

A 40 Grados (martes 2 de abril)

Por Sebastián Moreno

Y que se reservan el derecho de declarar

Pues todo un gran misterio el asunto de los nueve implicados en el allanamiento del rancho Las Norias ocurrido la semana anterior y de cuyos hechos la Fiscalía General de Justicia del Estado realizó acciones que esperan los sonorenses se den con la misma celeridad en tooooodos los asuntos que se presenten, logrando en este tema, ejecutar nueve capturas de sujetos que están a disposición de un Juez.

Armas de alto poder, incluyendo un lanza granadas (nomás por si se aparecía el diablo), decenas de cartuchos, chalecos anti balas y equipo táctico diverso, además de vehículos, fue lo que la Fiscalía aseguró a los nueve tipos que desde la tarde del domingo rinden cuentas ante un Juez a quien la defensa solicitó ampliación del término constitucional para ganar un poco de tiempo y recabar pruebas que pudieran ayudar a sus clientes para obtener la libertad.

Con evidencias suficientes, en vía de mientras la Fiscalía acredita que se trata de las personas que supuestamente ingresaron al referido rancho, además de que el armamento y hasta droga que les hallaron, deja pocas dudas en cuanto a la actividad a la que se dedica este grupo de hombres entre los que hay algunos jóvenes menores de 23 años, situación grave porque refleja el nivel de penetración que hay en los grupos delictivos para jalar gente joven a sus filas.

El gran misterio es que ante el Ministerio Público que inició la Carpeta de Investigación, se apegaron a ese derecho consagrado en la Constitución y no declararon nada, dejando todo posible argumento de defensa para manejarlo ante el Juez.

Así las cosas, queda la duda sobre los motivos que tuvieron para ingresar al rancho Las Norias, para qué usan el armamento que les aseguraron, desde cuándo forman parte de ese grupo y mil cosas más que pudiera saberse.

Parte de esta carpeta son los cateos realizados en dos viviendas en el fraccionamiento Montecarlo, donde los vecinos con toda certeza tendrán que decir que desconocen cualquier detalle de esa gente con la que convivieron a diario desde quien sabe cuánto tiempo.

Y es que no es tan fácil como lo pone la Fiscal Claudia Indira Contreras de que hay que tener pantalones para poner una denuncia, simplemente es instinto de supervivencia y sentido común de no meterse entre las patas de los caballos.

Si la autoridad a la que se le paga un sueldo y tiene la responsabilidad de detectar ese tipo de gente no lo hace, pues el ciudadano común y corriente menos puede estar obligado o presionado a exponerse.

Lo bueno es que en menos de una semana se logró ubicar a los sujetos, asegurarlos y ponerlos a disposición de un juez con la suficiente evidencia de que no andan en algo positivo y eso se le debe reconocer a la Fiscal Claudia Indira Contreras porque debe ejercer presión en su equipo para dar resultados efectivos como los que ha tenido.

Ya el reclamo de la gente normal pues tendrá que ver cómo lo canaliza y sobre todo, cómo resuelve también los robos en casa habitación, los robos con violencia donde pequeños comerciantes en ocasiones son despojados del dinero producto de muchos años de trabajo honesto.

A bajarle dos rayitas

El problema de los vecinos incómodos que agarran la fiesta hasta casi el amanecer y con la música a todo volumen, tendrá soluciones que serán bien vistas por las decenas de familias afectadas por los escandalosos.

Con la intención de sumar esfuerzos, autoridades municipales promocionan el número celular 6624 75 71 54 que se supone estará disponible las 24 horas del día para recibir reportes y quejas por “fiesteros”.

Además de generar la sensación de que se le atiende al ciudadano, este programa debe representar una buena fuente de ingresos vía multas que se le aplican al vecino inconsciente que no respeta las horas de descanso de las demás familias que tienen la mala suerte de compartir espacios en una colonia o en una cerrada ya residencial.

Ojalá no haya un uso indebido de este nuevo servicio de quejas y reportes porque es un asunto de seguridad y de defender la sana convivencia vecinal.

Lamentablemente hay casos registrados de reincidencia en los que los dueños de casas han sido sancionados más de una vez con cantidades fuertes que oscilan en los 14 mil pesos y a pesar de ello, cada fin de semana incurren en lo mismo.

Los reportes al 911 y a la Policía Municipal se incrementan en especial los fines de semana y la principal causa ha sido estadísticamente hablando, el malestar de residentes contra algún vecino que tiene en su banqueta un fiestón de miedo y altera la tranquilidad del barrio.

¿Cerrará “la maldita frontera” Donald Trump?

Dicen que el que es necio, en México se convierte en “chairo” o “amlover” pero si vive en Estados Unidos, queda en simpatizante de su presidente Donald Trump.

Aunque el Mandatario norteamericano debe conocer en detalle cómo opera la economía binacional en las ciudades fronterizas entre los Estados Unidos y México, sigue aferrado con cerrar “la maldita frontera” en su objetivo de impedir que ingresen a territorio de “gringolandia”, los miles de migrantes que avanzan en la llamada “Madre de todas las caravanas”.

Trump ya pataleó y dio golpes a la mesa intentando frenar así esa caravana de centroamericanos que busca llegar a los Estados Unidos pensando que al cruzar la frontera todo cambiará para ellos y que en un descuido hasta quedan con ojos claros y hablando inglés y por supuesto, con la billetera llena de dólares.

De cumplir su palabra, al cerrar su frontera con México, en unas cuantas horas colapsará las operaciones comerciales binacionales en California, Arizona, Nuevo México y Texas, donde mucho del flujo millonario de dólares de la actividad comercial, llega de consumidores mexicanos.

Y eso lo sabe Donald Trump, pero en ocasiones reacciona como si también estuviera asesorado por el mismo Ganso que es el motor de la llamada Cuarta Transformación en México,

Y como es martes, viene lo bueno, lo malo y lo feo:

Lo Bueno: El trabajo periodístico que alcanzó a realizar en pocos meses el desaparecido reportero José Alfredo Jiménez Mota, a quien recordamos hoy a 14 años de su desaparición forzada.

Lo Malo: La apatía de las autoridades que dejaron que el expediente se llenara de polvo aunque en la conferencia mañanera del lunes, la reportera sonorense Shaila Rosagel abordó el tema para recibir una respuesta institucional de López Obrador y el compromiso de revisar los avances que hay en ese caso.

Lo Feo: La falta de cultura peatonal de gente que sigue cruzando el bulevar Luis Encinas entre la Universidad y el Hospital General del Estado, sin utilizar el puente construido para prevenir los accidentes fatales que se registraban ahí.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here