Inicio Samuel Valenzuela Se intensifica futurismo 2021

Se intensifica futurismo 2021

25
0

Es unánime la percepción respecto a que la reunión con empresarios del titular de seguridad pública federal, Alfonso Durazo Montaño fue con motivos político-electorales, así como lo son las participaciones en cabalgatas de Ana Gabriela Guevara.

De igual forma se percibe lo hace Ricardo Bours Castelo, al anunciar junto a su sobrino Gilberto Félix Bours, un proyecto de medio impreso y digital con base en Hermosillo, pero con alcance estatal y la incorporación del comunicador Luis Alberto Medina a los espacios noticiosos de Megacable.

En dos casos obvio que logran el objetivo deseado al posicionar su presencia entre segmentos empresariales que suponen influyen en la sociedad, en tanto que la titular de la CONADE al parecer se conforma por lo pronto, en hacer presencia y que la conozcan en regiones donde su exitoso paso como atleta pudo pasar desapercibido, aunque tampoco pierde ninguna oportunidad para hacerse ver en la entidad y aplicar con firmeza su liderazgo en el PT.

Desde la perspectiva de costos, en primera instancia muy buena lana debió gastar el equipo de logística de Durazo Montaño para supuestamente socializar la estrategia del gobierno de la república en contra de la inseguridad pública y la corrupción, en un ejercicio que ya nos confirmaron replicará en otras partes del estado y también con otros segmentos de la sociedad sonorense.

Gilberto Félix Bours

Pero en esa materia, ni idea tenemos el monto de la inversión que se desplegará para echar andar y operar Valores, que es como se llamará el medio de comunicación anunciado por el “Gilito” y Bours Castelo, que mención aparte, muy satisfecho debe sentirse el meramente de la Sub 17, Juan Carlos Lam Félix, creador de dicho concepto durante el gobierno de Eduardo Bours Castelo y ejecutado con alta eficiencia por Doña Lourdes, que en lo que se refiere a la compra de los servicios de Luis Alberto, obvio de que se trata de una buena inversión, que en su primera etapa será un ariete en contra de la administración estatal.

El caso es que tres de los perfiles para contender por la gubernatura ya hacen acopio de pertrechos para las batallas que vienen, esfuerzo que si lo despliegan, poco se advierte desde rumbos de Antonio Astiazarán Gutiérrez y Ernesto Gándara Camoú, concretándose el neopanista en mantener su activismo público en favor de la generación de energías limpias, en tanto que “El Borrego”, anda dedicado en la consolidación estructuras de amigos y aliados, en un ejercicio discreto y de bajo perfil.

En el caso de Bours Castelo, a sus inversiones en medios de comunicación, habrá que agregarle lo que gaste para ser reconocido como candidato independiente a la gubernatura, a no ser que consiga por ahí alguna sigla que lo respalde, porque en lo que se refiere al PRI, MORENA, PAN y PT al parecer ya están reservadas.

Juan Carlos Lam Félix

Pero cualquiera que sea el monto del gasto de cada quien y de cada cual, resulta muy bajo tratándose de una gubernatura y más cuando la disputa en el 2021 serán palabras mayores, ya que a pesar de lo que ahora se prospecte, MORENA no podría estar en su mejor momento ni tampoco Andrés Manuel López Obrador, abriendo espacios a la competitividad de otros partidos políticos, que en el caso del PT podría ser una vía alterna en caso de deslindarse oportunamente de los desbarres que ya perfila la cuarta transformación en la conducción del país.

En función del natural desgaste que sufrirán los pellejos políticos de Durazo Montaño, no hay que descartar que en MORENA se decida por postular como bateador emergente al ahora superdelegado Jorge Taddei Bringas, sobre todo si López Obrador logra estar en la papeleta para efectos de la ratificación o revocación de mandato.

En el caso del PAN, “El Toñito” sin duda es su mejor carta habida cuenta de los escombros aún no recogidos que dejó como tiradero el gobierno de Guillermo Padrés, realidad que coloca al guaymense en una posición idónea para contender por la gubernatura, aunque podría darse el caso de rebrote de ambiciones de personajes como Luis Serrato o Kiko Munro, uno reclamando derechos de sangre y el otro derecho de piso para hacerse de dicha posición.

Jorge Taddei Bringas

En los casos de Bours Castelo, Ana Gabriela Guevara y “El Borrego”, no se advierte mayor competencia o posibilidades de competencia rumbo a esa candidatura, que en el caso del primero viene a ser una decisión personalísima para satisfacer un proyecto de vida de servicio, en tanto que la nogalense solo podría tener enfrente una eventual ocurrencia de Jaime Moreno Berry, vía el diputado Rodolfo Lizárraga, pero nada difícil de superar.

En el caso de Gándara Camou no se vislumbra en el PRI ningún indicio que le pudiera disputar abanderar al partido ahora liderado por su tocayo Ernesto de Lucas, además de la percepción respecto al suspiro de alivio que representó para los liderazgos de ese partido, la renuncia de Bours Castelo a su militancia y zanjar la compleja eventualidad de una contienda interna contra “El Borrego”.

Entre los priistas no se advierte ningún perfil competitivo frente a lo que representa la trayectoria de Gándara Camoú e incluso su candidatura se da como un hecho luego de dos intentonas fallidas y haber sido fraguado en la lucha política de alto nivel, que al parecer le está dando la paciencia para no hacer aspavientos ni alardes de una aspiración que todo mundo reconoce como lógica.

Dicen que la tercera es la vencida y en esas debe andar quien a mediados de agosto próximo deja la Secretaría de Asuntos Internacionales del CEN del PRI, para ahora sí dedicarse al ciento por ciento al crecimiento de lo que ahora se concreta en revisar, reforzar y mantener amalgamado.

Ernesto de Lucas Hopkins

Mejor la vamos a dejar de este tamaño no sin antes reconocer que estos abordajes ocurren en lunes como este, cuando ni las gallinas ponen y uno se tiene que ocupar en esculcar viejos apuntes y con ellos tejer cábalas y elucubraciones que además de llenar espacio, buscan darle sentido a los ejercicios que despliega la clase política regional.

Po otra parte, vaya la incertidumbre provocada por la indefinición de la Secretaría de Hacienda y Comisión Federal de Electricidad respecto al convenio con el gobierno de Sonora para que se aplique la tarifa subsidiada al consumo doméstico de energía a partir del 1 de mayo próximo.

A no ser compromisos al vuelo de parte de López Obrador, Manuel Barttlet y Carlos Manuel Urzúa Macías, presidente, titular de la CFE y de hacienda, respectivamente, la gobernadora Claudia Pavlovich no ha logrado que los susodichos estampen su firma en el convenio correspondiente y por otra parte, se dejan escuchar lamentaciones sobre la presunta sangría que representa para las finanzas de la paraestatal por conceder subsidios como los que reciben alrededor 270 mil familias de Sonora desde el 2016.

La verdad andamos preocupados frente a ese renovado neoliberalismo que emerge de la cuarta transformación, que se traduce en un pragmatismo rampante en el que se impone el costo-beneficio y todo se reduce a criterios clasistas, reduccionistas, en blanco y negro, a partir de que creen que los únicos que necesitan apoyo del gobierno son los muy pobres.

Luis Mario Rivera Aguilar

En dicho contexto, ojalá sirviera como un empujón el proyecto de decreto que reforma y adiciona diversas disposiciones de la Ley de la Industria Eléctrica y de la Ley de la Comisión Federal de Electricidad, aprobado el viernes pasado por la Comisión de Energía, Medio Ambiente y Cambio Climático del Congreso del Estado para que sea resuelto por la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, en favor de usuarios de entidades federativas y municipios con temperaturas extremas en verano y menos de ocho grados en invierno.

Fue un acuerdo unánime de la comisión dictaminadora presidida por el diputado Luis Mario Rivera Aguilar e integrada por Miguel Ángel Chaira, Carlos Navarrete Aguirre, Norberto Ortega, Rogelio Díaz Brown y Francisco Javier Duarte Flores, destacando que en su propuesta, además de las tarifas preferenciales, se plantea que éstas sean de carácter permanente y sin necesidad de renegociaciones anuales, entre el 15 de abril y el 30 de noviembre.

Habrá que ver qué trámite se le da en el pleno legislativo a dicho dictamen aprobado en comisiones, no vaya ser que el diputado Lizárraga, el veleidoso del PT, salga con que López Obrador no necesita ninguna propuesta ni exhorto para hacer las cosas, ya qué el presidente, todo lo sabe.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here