Inicio Samuel Valenzuela Ya no quieren queso

Ya no quieren queso

5
0

Es prácticamente unánime la percepción respecto que de no encontrar cuanto antes el punto de confluencia que levante la huelga en la Universidad de Sonora, el conflicto podría escalar a situaciones sumamente complejas y de más complicada solución.

Desde nuestra perspectiva, resulta evidente el desconcierto y la confusión entre cuadros directivos del STAUS, el STEUS y de la vieja guardia académica y manual al servicio de la UNISON, quienes de forma obvia no estaban por la huelga y fueron sorprendidos por el ánimo antisistema que se manifestó en el resultado de la votación por el sí al paro laboral.

Además, se nos figura que las dirigencias de esos sindicatos ya no quieren queso, si no cuanto antes salir de la ratonera, cuando los mismos dirigentes, Cuauhtémoc González e Israel Arredondo, confirman que el diferendo con la autoridad universitaria ya no es por exigencias de incremento al salario ni de prestaciones de costo fijo, sino por cuestiones relativas al Estatuto de Personal Académico, en el caso del STAUS y despensa en lo que se refiere al STEUS.

Ambos líderes acudieron al Palacio de Gobierno para solicitar una audiencia con Claudia Pavlovich, con la pretensión de que como ocurre siempre, sea el Estado la que pague los platos rotos y satisfaga sus pretensiones contractuales, adicional al subsidio que por casi mil 100 millones de pesos aportará este año dicha instancia a la máxima casa de estudios de la entidad.

Claudia Pavlovich

Ahí fueron atendidos por personal de la Secretaría de Gobierno y ya con el sello de recibido de la solicitud de audiencia a la gobernadora, se fueron al Congreso del Estado para según esto, ejercer presión para solucionar un problema que no es de orden legislativo ni político y que estrictamente se trata de un asunto entre los sindicatos y la autoridad universitaria.

Sabemos que desde el miércoles al mediodía se socializó profusamente en el campus la convocatoria llamando a ese par de reuniones y saben qué, la respuesta fue muy tacaña, ya que se juntó no más de medio centenar de sindicalistas, eso sí, acuerpados por una batucada y afiches relacionados al estado de huelga, omitiéndose incluso las tradicionales arengas e incendiarios discursos.

La paupérrima respuesta a su convocatoria de movilización, debiera ser un sugerente mensaje para los líderes sindicales, para que hagan lo que obviamente no hicieron previo al estallamiento de la huelga o sea informar a sus bases respecto a las consecuencias de sus decisiones.

La posición de la gobernadora es totalmente clara frente a ese conflicto y por supuesto que ella es la más interesada en evitar situaciones de conflicto y por ello tiende los puentes de entendimiento y la conciliación entre las partes a través de la secretaría del Trabajo a cargo de Horacio Valenzuela y el secretario de Gobierno, Miguel Ernesto Pompa Corella, que respecto a aportar lana, luce muy difícil si no imposible, toda vez los criminales reportes aplicados por la federación en todos los órdenes de las finanzas estatales.

Horacio Valenzuela

Andan propositivos el Temo y el Israel, quienes aseguran que en los últimos años el gobierno estatal acumula un adeudo a la UNISON del orden de los 108 millones y si es cubierto, con ello bastaría para satisfacer sus ambiciones laborales, alternativa de dudosa concreción, aunque hay quienes aseguran que con el 10 por ciento de ese monto se darían por bien servidos.

En esa guasanga ya se dio a conocer un posicionamiento de la bancada de MORENA en el Congreso del Estado, que firmado por la coordinadora Ernestina Castro Valenzuela, adolece de irresponsables imprecisiones y bordajes temerarios a partir de supuestos, así como hacer planteamientos que en lugar de acercar a las partes para una pronta solución, atizan los enconos y abren la brecha entre sindicatos y la autoridad universitaria.

Como parte de la legislatura que aprobó el presupuesto de egresos de este año para el Estado y subsidios para universidades, la diputada sabe perfectamente el monto comprometido del gobierno estatal para nuestra Alma Mater y sabe también que luego de muchos años durante los cuales la federación fue pichicata y mezquina, por fin se logró la proporcionalidad 50-50 entre ambas instancias.

Ese de ninguna manera es un posicionamiento que procure la conciliación, al hacer delicados señalamientos en los que acusa de derroche financiero y percepciones exageradas de lo que dice es la alta burocracia universitaria y el colmo, alude necesarias políticas de austeridad y ya para no dejar sentido a nadie, prospecta modificaciones a la Ley 4 para que de forma conjunta con las otras bancadas, generar un marco legal con el cual según ella se eviten huelgas y se habrá al sector estudiantil la toma de decisiones en la UNISON.

Ernestina Castro Valenzuela

De plano sabe en qué mundo vivan como para considerar que con dichas premisas se evitarán huelgas y conflictos en la institución, cuando sobran ejemplos y registros históricos, respecto a que aterrizar tales propuestas ocurriría de forma exponencial lo que se supone se pretende evitar.

Desde temprano nos enteramos que habría dicho posicionamiento y la verdad es que teníamos grandes expectativas respecto a que se prendería alguna lámpara que alumbraría el camino hacia fuentes de acercamiento y conciliación entre las partes, resultando en todo lo contrario al ser un conjunto de elucubraciones en mayor parte falaces, surgidas de premisas equivocadas.

Ni al caso incluir en esa fallida manifestación el escabroso tema del fondo de pensiones del Isssteson, cuando de todos es sabido que de todos los organismos afiliados a dicha institución, la universidad y sus trabajadores solo pagan el 60 por ciento de las cuotas y aún así, en un volante repartido por el STEUS, se exige el pago integral de las pensiones y jubilaciones.

Enrique Velázquez

No faltan los amantes de teorías conspirativas que señalan que la huelga es sólo un distractor del proceso de elección en la Unión Ganadera Regional de Sonora, estulticia que no tiene pies ni cabeza, incluida la que ubica como urdidor a “El Potrillo”, quien si se enteró de tan soberana mamada, debe estar desternillándose de risa.

Tal versión es consecuencia de la forma tan extraña en que estallaron esas huelgas y los causales tan baladíes y que a pesar de todo pudieran tener efectos devastadores para toda la comunidad universitaria, frente a la prospectada construcción de universidades patito, denominadas Benito Juárez, que anunció la cuarta transformación en Agua Prieta, Sonoyta y Etchojoa, hacia donde se derivará buena parte del subsidio federal que se entrega a la UNISON.

Lo cierto es, insistimos, que si no se encuentran los puntos de confluencia que lleven a un acuerdo en un par de días máximo, las cosas podrían complicarse por la evidente intención de politizar el conflicto, ya que mientras por un lado los tradicionales enemigos de la universidad pública ya claman por actos de represión al estilo setentero, mientras por el otro, para sectores morenistas resulta irresistible ese rico pastel que representa cooptar instancias de autoridad de esa institución, porque por lo visto, con el rector Enrique Velázquez y equipo no han podido.

Héctor Platt Martínez y Daniel Baranzini. 
Este viernes se acaban las dudas

A propósito de conflictos, este viernes concluye el zipizape en que Daniel Baranzini convirtió el proceso de elección de la presidencia de la Unión Ganadera Regional de Sonora como si fuera un asunto de vida o muerte, en el marco de su supremo y reconocido esfuerzo por ganarle a Héctor Platt Martínez.

Este viernes se acabarán las dudas y sabremos si a través del tradicional trámite estatutario, los rancheros organizados de la entidad resuelven el dilema de ser representados por quien desplegó carísima estrategia mediática; hizo acopio de presuntos apoyos de orden político partidista y de factores de poder económico, e incluso recurrió a maniobras leguleyas para forzar apoyos entre los casi un centenar de delegados en los que recae la responsiva de votar.

Por supuesto que se vale y hay que reconocer el esfuerzo del junior, quien gane o pierda, ya puso la mesa para hasta ser considerado como candidato a alguna posición importante en la elección del 2021, que por lo visto, dinero es lo que le sobra, además de sus habilidades para tirarse al piso.

De mucho más bajo perfil y concentrado casi en exclusiva al interior de la organización en la que pretende reelegirse por un período más, Platt Martínez encontró un adversario de difícil trato y ya veremos si logra los votos para mantenerse en el cargo o si pierde a base a periodicazos y tuitazos.

Carlos Morales Buelna

Por lo demás, se avanza en el propósito de que los hermosillenses dispongan de un sistema de transporte público a la altura de la demanda y requerimientos de calidad a la altura de la capital de Sonora, al asignarse a las empresas Movilidad Integral de Hermosillo S.A. de C.V. y Administración Corporativa de Hermosillo S.A. de C.V., la responsabilidad de operar dicho servicio.

Así lo dio a conocer el titular de transporte de la entidad, Carlos Morales Buelna, quien detalló que a partir del próximo 29 de abril, la primera se hará cargo con unidades nuevas, de las líneas 1, 3, 5, 10,12,13,14,16, 17 y 19, en tanto que la segunda prestará el servicio en las líneas 2, 4, 6, 8, 9, 11, 15, y 18.

Con la participación muy activa y propositiva de las agrupaciones Vigilantes del Transporte, Hermosillo ¿Cómo Vamos?, Grupo Promotor Visión Hermosillo 2025 y Unión de Usuarios de Hermosillo, se dictaminó que estas dos empresas cumplieron con los requisitos establecidos en la convocatoria y son las aptas para operar el servicio bajo el esquema propuesto por el Estado, faltando solo la reacción que de seguro habrá por rumbos de los concesionarios tradicionales.

Las empresas seleccionadas tienen como plazo hasta el 30 de abril para poner en operación los primeros 50 camiones nuevos y en un plazo de cinco semanas, el usuario comenzará a percibir la diferencia con la entrada de nuevas unidades y será testigo de un cambio radical en el servicio cuando las empresas incorporen 200 nuevos camiones más de manera paulatina, hasta llegar a los 250.

Se prevé que las unidades estén totalmente equipados con tecnología, aire acondicionado, cámaras de vigilancia, entre otras especificaciones que incluye sistema de recaudo a través de una tarjeta inteligente, sistema de monitoreo y el diseño de una aplicación para celular para que el pasajero tenga información suficiente sobre todo lo relacionado al servicio.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here