Inicio Samuel Valenzuela Pues qué le hicimos a AMLO

Pues qué le hicimos a AMLO

45
0

Inquietante el que el presupuesto federal para aplicarse este año en Sonora, se hayan recortado casi dos mil millones de pesos respecto al ejercicio 2018, a los que se agregan mil 100 millones de pesos del Fondo Minero que ya no recibirán para la ejecución de obras de infraestructura de beneficio comunitario en 27 municipios.

Algún fuerte agravio debimos cometer contra el presidente Andrés Manuel López Obrador o contra alguien con fuerte influencia sobre él, para perpetrar tan grave golpe contra el desarrollo de Sonora, cuando todo indica que vienen más agresiones de la ahora casta gubernamental dominante, como si en serio nos guardaran especial aborrecimiento desde esos rumbos.

Podría pensarse o haberse prospectado muy buenos tiempos para esta entidad, dada la cercanía del presidente con connotados sonorenses, como son los casos de Alfonso Durazo, Ana Gabriela Guevara, Alejandro Esquer Verdugo, entre otros, entre los que podríamos incluir a la representación federal sonorense mayoritaria en el Congreso de la Unión o sea de MORENA, que entretenida en agendas personales, dejaron en la indefensión a sus representados.

Alejandro Esquer Verdugo

Por lo visto, de nada ha servido el trato institucional y permanente cortesía política hacia la federación de parte de la gobernadora Claudia Pavlovich, como si tal buena disposición fuera interpretada como debilidad, cuando sabemos que lo que menos tiene la mandataria es eso y lo que le sobra es firmeza de carácter o sea que no se confundan.

Como sea, muy mezquinos y plena ausencia de reciprocidad de López Obrador para un Estado que en la elección de julio del año pasado le dio 651 mil 806 votos, que si bien pintan pocos ante los 30 millones 113 mil 486 sufragios que obtuvo en todo el país, acá fue masivo el respaldo a su propuesta de parte de esos ciudadanos que ahora son objeto del desprecio de su gobierno.

La desaparición de varios programas de inversión, reducciones y recortes de grandes dimensiones son la constante de todo el espectro presupuestal de la inversión federal en Sonora para este año, con cero recursos para cultura, deporte, empleo temporal, entre otros entre los que destacan la eliminación del Ramo 23 y reducción a la mitad de los recursos para el mantenimiento y conservación de carreteras.

Claudia Pavlovich

También están reducciones de hasta el 50 por ciento o más, de recursos para infraestructura hidroagrícola, subsidios a la agricultura, estímulos al IEPES, seguridad pública, seguro agropecuario, estancias infantiles y así, prácticamente en todos los destinos del gasto federal en la entidad, que impactan de forma directa en la calidad de vida y en el desarrollo económico regional.

Esto a penas empieza y según los adoradores de la cuarta transformación, en todos esos recortes y eliminaciones están previstas compensaciones por otras vías, aunque luego de más de tres meses de ejercicio, no se observa absolutamente nada, porque las becas a ninis, dobleteo de pensión a adultos mayores y demás minucias que a penas comienzan a llegar por goteo a beneficiarios, para nada compensan los efectos de los criminales recortes.

Cierto que pudiera ser muy costoso para MORENA el consecuente desengaño popular cuando se den por enterados que las dádivas y el paternalismo arcaico de López Obrador, para nada cubrirá efectos por la desaceleración económica, la falta de empleos, la inmovilidad de la inversión del Estado en infraestructura comunitaria.

No hay que descartar que a la postre resulten más costosas las ocurrencias populistas, la improvisación y la incompetencia, que la misma corrupción que dicen que ya no existe, aunque no sobra decir que corrupción y deshonestidad también es ocupar cargos públicos sin estar preparados para desempeñarlos bien.

Sergio Pablo Mariscal

No lucen bien las cosas para esta entidad, aunque nos queda la esperanza de que se puedan revertir esas funestas perspectivas a través del ingenio, inteligencia y habilidades de la gobernadora Pavlovich para sacar decisiones con las que se redirijan partidas, se amplíen presupuestos y en términos generales, pueda hacer resurgir cierta reciprocidad en López Obrador, para un estado donde como dijo la gobernadora, se le quiere y se le respeta.

Por la dinámica cíclica y anual del sector agrícola, es creciente la inconformidad por esos rumbos frente a la obtusa y excluyente visión impuesta en el presupuesto 2019, que dejó totalmente descobijados del apoyo federal a productores de la región más productiva del país y ahí se incluyen a productores privados y ejidatarios, muy lejos de estar en los parámetros fijados por la 4T, para sacar del atraso a la agricultura artesanal y de temporal de los estados del sur y del sureste del país.

En las reuniones previas a la formulación del presupuesto federal, parecía que la gobernadora tenía el firme respaldo y más que para ella, que los sonorenses teníamos el firme respaldo de la representación federal en San Lázaro, en donde despachan 12 diputados y diputadas, en tanto que en el Senado están cuatro, que también adelantaron que verían por el interés de Sonora en dicho proceso legislativo.

Pues ni las manos metieron Manuel de Jesús Baldenebro, Ana Gabriela Guevara, Lorenia Valles, Heriberto Marcelo Aguilar, Wendy Briseño, Javier Lamarque, Hildelisa González, Manuel López Castillo, Marco Antonio Carbajal, Madeleine Bonafoux, Jorge Eugenio Russo, quienes dejaron prácticamente sola a Irma Terán Villalobos, al igual que en el senado dejaron sola a Sylvana Beltrones los otros tres que cobran como senadores.

Crece la inconformidad de agricultores de Sonora

La alcahuetería, pereza, sumisión, lealtades mal entendidas y/o mal dirigidas de esas y esos, ya comienzan a surtir efectos y son factores de la creciente tensión particularmente en el sur de Sonora, en donde este lunes hubo una gran movilización de productores que con maquinaria agrícola ocuparon buen trecho de la carretera internacional a la altura de la caseta de cobro de Fundición.

Ahí la buena noticia es que el alcalde de Cajeme, Sergio Pablo Mariscal se sumó a esa manifestación de rechazo a políticas públicas que van en contra de la gente y de la región más emblemática a nivel nacional en la producción de alimentos y modelo a nivel internacional en sus modelos para que México avance en la autosuficiencia alimentaria.

Los productores de los sectores privado y social del campo sonorense, no solo fueron excluidos de un esquema de apoyos que limita subsidios a solo propietarios que no superen las 20 hectáreas, dejándolos sin el soporte de precios de garantía, sino que además se les quiere quitar la operación y manejo del distrito de riego, cuando también en esa materia son ejemplo de efectividad en todo el país.

Jorge Taddei

Al menos un representante de la cuarta transformación ya no se quedó callado e hizo suyas las exigencias de quienes representa desde el ayuntamiento, porque hay otros como los cuadros directivos de MORENA que encabeza Jacobo Mendoza, el super delegado Jorge Taddei y la bancada de ese partido en el Congreso del Estado, que se mantienen en su papel de gobiernistas, de oficialistas, igualitos de lo que antes tanto criticaron a los del PRI y a los del PAN.

Solo queda la esperanza de que alguien discierna cual fue el agravio que cometimos los sonorenses para que López Obrador y su partido traiga tantas ansias de jodernos, que descubriendo las causas de dicha insidia y mala entraña, podremos estar en condiciones de subsanar lo que pudiera ser un malentendido.

Por lo pronto, frente a la dramática realidad de los recortes presupuestales perpetrados contra Sonora en este 2019, podemos decir que en el Congreso de la Unión estamos representados por inútiles que solo ven para su santo, sus intereses y agendas particulares que van desde prácticamente no hacer nada y dedicarse a las redes sociales; abanderar y teorizar sobre cuestiones de género, cuando se hacen majes en el propósito porque hombres y mujeres accedan a mejor calidad de vida y en su mayor parte, pasar totalmente desapercibidos y desapercibidas.

Por lo demás, de tan diferenciadas las cifras, hasta parece fake news el cuadro comparativo publicitado por medio de comunicación de circulación nacional, donde se da cuenta de las acciones en contra del narcotráfico durante el primer trimestre de las gestiones de Felipe Calderón, Enrique Peña Nieto y López Obrador, resultando paupérrimas las cuentas que entrega este último, como si en efecto, su gobierno se hubiera desentendido de ese flagelo.

David Anaya Cooley

Para los comunes mortales el mejor índice de medición de la presencia del narco, es la ocurrencia de ejecuciones, esas mismas que son el pan nuestro de cada día en las principales ciudades de la entidad y valga aclarar que a pesar de la desidia federal al respecto, la instancia estatal no baja la guardia y mantiene sus esfuerzos en el combate y prevención a través de la Secretaría de Seguridad Pública donde las manda cantar David Anaya Cooley, en tanto que en materia de investigación y erradicación de la impunidad no quita el dedo del renglón, la Fiscal Claudia Indira Contreras.

Obvio que en esas tareas se requiere del concurso de las tres instancias de gobierno, al igual que en el caso de la delincuencia común que afecta a las manchas urbanas, en donde alcaldesas y alcaldes de MORENA se la pasan en la hamaca tuiteando frivolidades, atenidos a que el gobierno estatal les haga la chamba, porque ni pensar que eleven la voz ante el gobierno federal. Bola de oficialistas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here