Inicio Arturo Soto Qué pena con Alfonso Durazo

Qué pena con Alfonso Durazo

1
0

El panorama que encontrará Alfonso Durazo Montaño al llegar a su tierra no es el más halagüeño que hubiera querido. El tiradero que vendrá a encontrar en el terreno de lo político, entre sus correligionarios no pinta bien.

Hoy, como secretario de Seguridad y virtual mando civil de la polémica Guardia Nacional, deberá traer algo más que análisis, estadísticas, cifras negras y generalidades, pues su visita es para recibir aquí a todos los secretarios estatales de seguridad del país, que sin duda enfrentan problemáticas muy similares en sus lugares de origen y esperan lineamientos concretos.

Pero sus paisanos estarán particularmente expectantes para escuchar propuestas que aterricen las llevadas y traídas políticas de coordinación que en los primeros cuatro meses del nuevo gobierno federal han quedado a deber mucho, tal y como muestran los números.

En el evento habrá una silla vacía: la del delegado federal de Seguridad en Sonora y quien fungía como secretario Técnico de la Mesa de Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz, Rafael Acuña Griego. Como informamos aquí hace un par de días, el prestigiado abogado renunció a ese cargo y hasta hoy no se ha nombrado un sustituto.

En Navojoa, la alcaldesa no sale de una cuando se mete en otra y la gobernabilidad en la Perla del Mayo anda en la cuerda floja del juicio político; en Bácum las cosas están que arden con el proceso de sustitución del alcalde electo, hoy preso en Estados Unidos y en general, los gobiernos locales de Morena van de traspiés en traspiés.

Si la situación en el terreno de la seguridad luce complicado, no lo es menos en el ámbito de lo político, donde los gobiernos encabezados por alcaldes de la coalición atraviesan serios problemas; la coalición misma hace agua en el Congreso del Estado donde los aliados en campaña son ahora protagonistas de toda clase de enfrentamientos.

La dupla Petra Santos-Benjamín Hurtado, gente de Marcelo Ebrard ya hasta destaparon al Borrego Gándara como posible candidato a la gubernatura en 2021; el dirigente estatal Jacobo Mendoza es lo más parecido a un florero, un artefacto ornamental y el súper delegado Jorge Taddei se la pasa grillando en Twitter, pero se cuida muy bien de no tocar temas como la renuncia de Acuña Griego o su condición de doble nómina y uno de los ocho que gracias a ello ganan más que el propio López Obrador.

En su pasada visita hace menos de dos semanas, Durazo Montaño se reunió en un hotel de San Carlos con representantes del sector empresarial, a quienes expuso la situación que en materia de seguridad se enfrenta y los llamó a sumarse a las tareas de pacificación nacional.

Pero también aprovechó el viaje para recomponer fracturas entre las huestes morenistas que ya se andaban dando hasta con la cubeta. Hoy seguramente tendrá que repetir la fórmula, pues esas confrontaciones no se han resuelto del todo y aún quedan varios focos rojos y ámbar encendidos en el tablero de la cuarta transformación en Sonora.

El discurso sobre las causas multifactoriales del problema de la inseguridad: pobreza, desigualdad, desempleo, corrupción y demás, suena bien, pero manda las esperanzas al horizonte del largo plazo, cuando lo que se requiere son acciones inmediatas que comiencen a ofrecer resultados tangibles.

La designación, apenas ayer, del General Luis Rodríguez Bucio como comandante de la Guardia Nacional desató reacciones en todos los sentidos, pero menudearon los cuestionamientos por las tareas que desempeñó durante los gobiernos de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto en materia de combate al narcotráfico. Y es que buena parte de la campaña presidencial de Andrés Manuel López Obrador se fincó en acerbas críticas por el baño de sangre que significaron esas tareas, a cargo de militares.

Y si bien el señor Rodríguez Bucio, así como otros tres militares que lo acompañarán en el mando operativo de la Guardia Nacional se encuentran en proceso de retiro, sus designaciones causaron controversia en la oposición, en organismos civiles y hasta la Comisión Nacional de Derechos Humanos manifestó su rechazo a ese nombramiento.

Durazo es, a no dudarlo, un hombre que ha acumulado experiencia en los más altos niveles de gobiernos panistas, priistas, perredistas y ahora morenistas y seguramente eso le servirá para refrendar su condición de jefe nato del partido en Sonora, poniendo orden entre sus huestes, porque eso también es básico en la perspectiva de la construcción de su candidatura al gobierno del estado en 2021.

Aunque hay voces que aseguran que el de Bavispe ya considera que esa candidatura le queda chica y su mira está puesta en la sucesión, pero en la presidencial 2024. De cualquier forma, lo que haga o deje de hacer en esa ruta, será clave para su futuro político.

II

Nos tocó cubrir ayer por la tarde el arranque del programa “Sonora con Actitur”, en el que convergen autoridades de los tres niveles de gobierno y prestadores de toda clase de servicios turísticos.

El escenario no pudo ser mejor: el mirador escénico de San Carlos con su espectacular vista al Mar de Cortés donde se dieron cita empresarios gastronómicos, hoteleros, comerciantes, artesanos y todos aquellos relacionados con la atención a visitantes nacionales y extranjeros que representan una derrama económica del 6 por ciento del Producto Interno Bruto en el estado.

A punto de iniciar la temporada de asueto por Semana Santa se echó a andar este programa que entre otras cosas incluye la capacitación gratuita a más de 30 mil prestadores de servicios, por parte del personal de diversas secretarías estatales, para consolidar una gran red de atención a turistas promoviendo los valores que caracterizan al sonorense y que constituyen el principal atractivo para hacer crecer la llamada industria sin chimeneas que ya genera el 7 por ciento de los empleos en el estado.

“Bellezas naturales ya tenemos en todo Sonora, la infraestructura la hemos ido construyendo y contamos con aeropuertos, carreteras, hoteles, restaurantes, hospitales. Lo que tenemos que fortalecer es la capacitación a toda la gente que atiende a los turistas y los hace sentir la calidez del trato para hacerles vivir una experiencia inolvidable”, dijo la gobernadora Claudia Pavlovich, quien encabezó el evento.

Participaron las alcaldesas de Guaymas y Navojoa, Sara Valle y Rosario Quintero y el alcalde de Empalme, Miguel Francisco Genesta. Muy cerca siempre de la gobernadora, el empresario hotelero Roberto Lemmer Meyer y el secretario de Economía Jorge Vidal.

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

Visita www.elzancudo.com.mx

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here