Inicio Bernardo Elenes Habas Don Faustino despierta al priísmo en Cajeme.-

Don Faustino despierta al priísmo en Cajeme.-

70
1

Don Faustino despierta al priísmo en Cajeme.- Conmemoraron el 33 aniversario de su muerte, con ceremonia en el panteón del Carmen.- Oradores, Martha Luz Parada, Humberto Gutiérrez y Ernesto de Lucas

Bernardo Elenes Habas

El viento constante de Semana Santa, movía la fronda de los árboles en el panteón de Nuestra Señora del Carmen.

La quietud del camposanto se veía trastocada desde horas tempranas de la mañana del miércoles de Semana Santa -17 de abril-, por la actividad de quienes instalaban las carpas, acomodaban sillas, probaban el equipo de sonido. Todo ello enfocado a preparar el escenario para conmemorar un año más del fallecimiento de don Faustino Félix Serna.

Al paso de las horas comenzaron a llegar familiares, amigos, militantes priístas, representantes de medios de comunicación. Y la soledad se convirtió en bullicio. En saludos. Abrazos. Diálogos que se abrían a un cielo en el que jugueteaban algunas nubes, teniendo como testigos mudos, los cerros al oriente, esperando el tiempo de aguas para reverdecer.

Se volvía evidente que el legado del ex gobernador de Sonora (1967-1973), don Faustino Félix Serna, tenía la virtud de darle rumbo al reagrupamiento del Partido Revolucionario Institucional en Sonora, a partir de uno de sus bastiones más importantes: El Valle del Yaqui, con una convocatoria aceptable, a pesar de haber caído el cónclave en un día de Semana Santa.

Este hecho, lo constataron asistentes a la conmemoración del 33 aniversario de la muerte de quien fuera controvertido candidato en 1967, y después, calificado por propios y extraños como el mejor gobernador que ha tenido Sonora, ceremonia efectuada en el panteón del Carmen, organizada por el Comité Directivo Estatal priísta y la Fundación Colosio, con Ernesto de Lucas y Bulmaro Pacheco, al frente, coordinadamente con la familia del ex mandatario.

-El mensaje es puntual -comenta un militante de larga trayectoria en el PRI-. Porque se da con buena asistencia, cuando muchos creían que el partido estaba

muerto.

-La evidencia está ante nuestros ojos –interviene otro personaje, mujer, por cierto-, y demuestra que ciertamente sufrimos una derrota, de la que nos recuperaremos. Sin duda daremos la batalla desde ahora y hasta el 2021.

Hace su arribo el joven dirigente del priísmo estatal, Ernesto de Lucas Hopkins. Lo recibe el ex alcalde Faustino Félix Chávez. Pasan al presídium junto con Andrés Rico Pérez, líder municipal priísta; Profr. Humberto Gutiérrez Ramírez, miembro de la Vieja Guardia Faustinista; Emeterio Ochoa Bazúa, regidor en el Ayuntamiento de Cajeme; Faustino Félix Chávez, ex alcalde; Bulmaro Pacheco Moreno, presidente de la Fundación Colosio Sonora; Ernesto de Lucas Hopkins, dirigente estatal del PRI; Omar Guillén Partida, subsecretario de Economía en el Gobierno del Estado y representante de la gobernadora Claudia Pavlovich; Martha Luz Parada, ex regidora, quien pronunciaría luego un magnífico discurso en la ceremonia, y el ex alcalde Sergio Gastélum de la Vega.

Presente, Gilberto Félix Bours, nieto de don Faustino; Marcelo Calderoni Obregón, ex funcionario en la administración municipal anterior; Heliodoro Soto Holguín, de Huatabampo; Natanael Guerrero, Navojoa; el secretario del Trabajo en Sonora, Horacio Valenzuela; Lourdes Soria, secretaria de Acción Indígena en el PRI estatal.

Notoria la presencia de connotados militantes, como Juan Leyva Mendívil, Raúl Acosta Tapia, María del Rosario Oroz Ibarra, Carmen Aída Lacy, Onofre Muñoz, Abel Morales Fierro, Raúl Ayala González, Olivia Lastra, Ramoncita Flores, Matilde Lemus, Juan Manuel Bustos Terán, Manuel Montaño Gutiérrez, Brenda Jaime, Luis Acosta Cárdenas, José María Parada Almada, Antonio Alvídrez Labrado, y por supuesto, líderes territoriales –hombres y mujeres- del campo, la sierra, la ciudad.

El profesor Gutiérrez Ramírez, de la Vieja Guardia Faustinista dio la bienvenida a los asistentes y dejó constancia de su visión sobre el carácter inquebrantable de don Faustino, quien marcó un parteaguas en Sonora durante su mandato.

Le siguió Martha Luz Parada, con un espléndido trazado de la obra humana, social y política de Félix Serna, misma que continúa siendo elemento de consulta para las nuevas generaciones de servidores públicos, porque su carácter, su propuesta social, colectiva, plural, continúa siendo un referente para entender a Sonora y sus problemas, como perfiló la ex regidora.

Por su parte, Ernesto de Lucas, demostró que mantiene una actitud crítica frontal desde la estructura de su partido, dispuesto a hacerlo crecer como oposición responsable, y decidido a meter la espada, no la cruz.

Su mensaje fue claro, cuando señaló que la obra y la filosofía política de don Faustino, “lo primero que hace es unirnos, por ejemplo en un miércoles de Semana Santa, días difíciles, sin embargo aquí estamos, rindiéndole homenaje”.

Y, grabó en la conciencia de los asistentes y de los adversarios, estos conceptos: “Quien quiera que diga, que crea, que asuma, que piense que el PRI está derrotado y está muerto, no puede estar más equivocado, y aquí está con ustedes uno de los más claros ejemplos de que, como nunca, los priistas estamos vivos. Quien quiera que critique el mal actuar de algunos priístas, también podemos decirles que tenemos muchos ejemplos de casos exitosos pero sobre todo de honestidad, como es el caso del personaje que hoy nos une y nos reúne aquí, don Faustino Félix Serna”.

Precisó que a 33 años de la partida del ex gobernador, “y ante las actuales circunstancias de incertidumbre y autoritarismo que dañan al país, la obra de don Faustino Félix Serna, nos deja a todos varias lecciones; la primera: el liderazgo político no se improvisa, el liderazgo en política es parte de un proceso de enseñanza-aprendizaje, forjado casi siempre en realidades adversas. A eso nos convoca la historia a los auténticos priístas de nuestra entidad. Nos invita a levantar la cara y a mostrar nuestro carácter para hacerle frente a los retos que tenemos por delante. Nos invita a la autocrítica y a dejar de lado la lamentación y a trabajar en lo que ahora nos toca. A don Faustino Félix Serna está claro que nadie le regaló nada, supo en todo momento hacer equipo, lo que él construyó en cada posición política fue producto del esfuerzo, de la lucha, de su madurez y convicción, pero también de la responsabilidad de entender cuáles eran sus tiempos. Antepuso en todo momento el interés general por encima de obsesiones personales, por ello valoramos hoy más que nunca su eficaz estilo político, siendo éste el pragmatismo para en todo momento enfrentar las crisis; la conciliación para sumar voluntades, y el progreso para atacar rezagos y cumplir las expectativas que se habían generado entre la gente. Esta tarea es la que debemos de retomar todos juntos. Don Faustino, también hay que reconocerlo, fue un conciliador certero en circunstancias adversas; un demócrata que respetó la alternancia, por eso no batalló para darle vuelta a la página de la confrontación política que Sonora vivió en sus primeras alternancias en el años del 67. Apostó siempre por un diálogo abierto, ininterrumpido, enfrentando de frente, con liderazgo y firme voluntad, los saldos políticos del problema universitario de la época. Finalmente se colocaron ofrendas florales y se montaron guardias de honor, ante la cripta del ex gobernador.

Le saludo, lector.

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here