Inicio Sebastian Moreno Diaz ¿Todo bajo control?

¿Todo bajo control?

60
1

A 40 Grados (miércoles 24 abril)

Por Sebastián Moreno

¿Todo bajo control?

Menos mal, sí, menos mal que el Comisario de Seguridad Pública de Hermosillo, el ingeniero Luis Alberto Campa Lastra, asegura y declara ante medios de comunicación que en materia de seguridad pública, todo está bajo control en la capital sonorense.

Y es que a los ciudadanos “normales” solamente les queda escuchar ese discurso con la expectativa de ver que la nariz del funcionario le crezca como a Pinocho, el muñeco de madera que cada vez que mentía le aumentaba el tamaño del órgano del sentido del olfato.

En siete meses y una semana de la actual administración, ya son dos elementos de Seguridad Pública los que han caído abatidos por ráfagas de plomo (pero todo está bajo control), algo que no se había registrado en Hermosillo desde la administración de Ernesto “Borrego” Gándara, cuando grupos delincuenciales ejecutaban a policías municipales y estatales al azar con la intención de intimidar a los demás efectivos.

En muchos de esos casos las víctimas resultaron ser elementos ejemplares o con poco tiempo activos, pues lo que se buscaba era infundir miedo en la tropa.

En la administración anterior, hubo un caso de un oficial que cayó abatido al impedir un robo con violencia en la Comisaría Miguel Alemán, donde lo habían asignado a custodiar el pago a cientos de beneficiarios de un programa de apoyo social federal.

En esa ocasión hubo una reacción inmediata y contundente de la propia policía municipal donde desde los altos mandos hasta la tropa se unieron para lograr capturar al presunto responsable en menos de cuatro horas, en una acción coordinada con las otras corporaciones que cerraron el cerco y permitieron el resultado positivo, aunque lamentablemente eso no le devolvió la vida al elemento abatido, pero si importó la pérdida de ese elemento.

Dijo el indio Cajeme “antes como antes, ahora como ahora” y aunque las comparaciones son odiosas, el policía que recorre las calles en su patrulla y los de a pie, ven como los tiempos cambiaron y pareciera que la agresión fue contra un marciano.

El primer caso que le tocó ya en la gestión de Campa Lastra, ocurrió al Sur de la ciudad donde murió acribillado un policía que días antes había detenido a unos sujetos con armas y droga, por lo que recibió amenazas que dicen fueron minimizadas por los mandos de la corporación.

Incluso la mañana que fue ejecutado a bordo de su vehículo particular, en la escena del crimen no hicieron acto de presencia como era lo lógico en sus condiciones de mandos y comandantes.

Ayer poco antes del medio día fue abatido otro elemento de la Policía Municipal, comisionado en el poblado Miguel Alemán desde hace poco menos de dos meses.

Al ataque lo sufrió cuando circulaba en su vehículo particular y con sus hijos menores de edad a bordo, situación que no detuvo a los sicarios, lo cual incrementa la indignación tanto de sus compañeros como de la sociedad en general, pues se rompe esa línea de respeto que en algún momento existió para la familia.

Al igual que en el primer caso, Campa Lastra ni sus mandos hicieron acto de presencia en el lugar de los hechos, mandando un mensaje de indiferencia a la tropa que vive en carne propia estos riesgos que implica el trabajo de un policía de calle.

Quizá los años que ha pasado fuera de Sonora, por allá por rumbos de Jalisco, le han dado otra visión de la seguridad y compara lo que hay aquí y lo que hay allá (y pues si es así, tiene razón al decir que está todo controlado en Hermosillo).

Pero Campa Lastra y la presidenta municipal Célida Teresa López Cárdenas deben entender que son muchos los incidentes que se han registrado y que la ejecución de dos policías en los primeros siete meses de gestión, es síntoma de que algo NO está funcionando correctamente en la corporación.

Negarse a ver esa realidad no lleva a nada bueno y aferrarse a un puesto sin dar resultados, va contra la lógica en estos tiempos donde literalmente nada puede mantenerse oculto, por más que se intente maquillar la información.

¿Qué sentirán los elementos de tropa al terminar su turno de trabajo y verse obligados a dejar su arma de cargo en cada comandancia mientras ven que los altos mandos se desplazan desde hace algunas semanas en vehículos blindados  y con escolta?

¿Qué motivación tendrá la tropa de ver que las pocas patrullas que hay en servicio no alcanzan para todo el personal y ya muchas unidades están casi en calidad de chatarra?

Se habla de un gasto de alrededor de 12.5 millones de pesos para adquirir seis vehículos blindados para los mandos que no se discute, merecen estar con esa protección, pero en las condiciones en las que está el parque vehicular de la corporación que ya requiere renovarse, pues con ese dinero pudieran haberse adquirido por lo menos 25 patrullas convencionales que tanta falta hacen para los recorridos en las colonias.

Aquí lo que se ve que a los altos mandos la tropa no les importa para nada.

A reserva de lo que ocurra en las próximas horas, hay una convocatoria a elementos de la Policía Municipal, Estatal de Seguridad Pública y de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC), para una reunión a las 17:00 horas el próximo lunes 29 de abril en las afueras del Palacio de Gobierno para manifestar las inconformidades y la inseguridad que sienten como elementos de las diferentes corporaciones ante lo que consideran impunidad por los asesinatos de policías que han ocurrido en los meses recientes sin que haya investigaciones precisas para ubicar y castigar a los responsables.

Duro pero elocuente mensaje a AMLO

En redes sociales circula un fuerte mensaje al presidente Andrés Manuel López Obrador, quien disimula bien la presión social que empieza a tener ya de manera más focalizada.

Sus argumentos de defensa diciendo que son ataques de sus rivales (tenía entendido que es Presidente de México y que no hay enemigos en el país), así como culpar al neoliberalismo y por supuesto a la prensa Fifí, empiezan a dejar de convencer.

El mensaje que circula es el siguiente (vale la pena analizarlo y razonarlo):

“Con la pena, pero una herencia, por su naturaleza es involuntaria, uno la recibe, le guste o no, pero para ti, Andrés Manuel, ésta no es una herencia, es parte de un paquete que tú pediste, parte de una responsabilidad que tú voluntariamente asumiste y ahora no puedes deslindarte de ella simplemente diciendo que otros la causaron. 

“El pueblo de México mayoritariamente votó por ti porque te comprometiste a resolver todos sus problemas y ahora no puedes salir con que esto no es tu responsabilidad porque fue causado por políticas económicas «antisociales» de gobiernos anteriores.

“Tú pediste el puesto, el pueblo te lo concedió, ahora cumple tu responsabilidad y ya deja de culpar a otros. Ahora tú estás en la silla y el paquete es todo tuyo. El pueblo de México espera resultados, no pretextos”.

Hasta ahí el mensaje que circula a nivel nacional.

La verdad de las cosas es que el presidente López Obrador debe entender que no se trata de darle la contra o rechazarlo, simplemente se trata de las cosas se compongan.

No se vale que culpe a las administraciones pasadas pues de entrada él sabía en las condiciones que estaba México.

Y si en 5 meses las cosas en materia de seguridad han empeorado, ¿significa entonces que su gestión es peor que la que teníamos?

Porque de ser diferente, la lógica dice que debería haber una reducción aunque fuera mínima pero reducción de la inseguridad y resulta que las cifras indican lo contrario.

Luego entonces, o no sabe cómo hacerle y su discurso es pura palabrería o en el peor de los casos, es más de lo mismo que tanto critica.

Se ha puesto un plazo de seis meses como bono de confianza social.

Su argumento es que cuando los miles de “ninis” ya reciban su dinero de apoyo mensual de 3 mil 400 pesos, se convertirán en ciudadanos ejemplares y por nada del mundo consumirán drogas y mucho menos se prestarán a ser carne de cañón de los grupos del crimen organizado.

Los expertos opinan que esto no funcionará porque el crimen organizado dispone de mucho más recurso económico para corromper cuerpos de seguridad y a jóvenes y en segundo lugar, es casi imposible que la Guardia Nacional que apenas se integra, tenga resultados contundentes en ese lapso de seis meses.

Y como es miércoles, viene lo bueno, lo malo y lo feo:

Lo Bueno: Que ya los hermosillenses ven que las autoridades no cumplen con su deber y que parecen burlarse de lo que ocurre.

Lo Malo: El cinismo del discurso del Comisario de Seguridad Pública Luis Alberto Campa Lastra que declara: “todo está bajo control”.

Lo Feo: El desamparo que siente la tropa policiaca de parte de los altos mandos, como si fueran en un barco a la deriva sin atención y en malas condiciones para realizar su trabajo.

Contacto: 

Correo electrónico: en40grados@gmail.com

Twitter: @sebastmd

www.a40grados.mx

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here