Inicio Bernardo Elenes Habas Crónicas para la historia (No. 73).- Reconocimiento del ITSON a Carlos Moncada.-

Crónicas para la historia (No. 73).- Reconocimiento del ITSON a Carlos Moncada.-

67
0

Crónicas para la historia (No. 73).- Reconocimiento del ITSON a Carlos Moncada.- En la Feria del Libro 2019, sembró el escritor y periodista su genio creativo y su perseverancia.- Proyecta la Enciclopedia de la Cultura Sonorense.- Cajeme y Sonora podrían crear el “Centro Cultural e Histórico Carlos Moncada” en el espacio que ocupó la demolida escuela Dworak 

Bernardo Elenes Habas

El Instituto Tecnológico de Sonora (ITSON), rindió merecido reconocimiento a la trayectoria del escritor y periodista Carlos Moncada Ochoa.

flitson2019_web2

Este importante evento, registrado dentro del programa general de la Feria del Libro ITSON 2019, del 8 al 10 de abril, se convirtió en esencia y alma de dicha actividad anual que desarrolla la universidad del sur.

Y es que, se perfiló subjetivamente el luminoso puente del homenaje que Cajeme y Sonora le adeudan a uno de sus hijos más prolíficos en el ámbito del periodismo, la literatura y de la historia, quien supo edificar, desde su niñez, los sólidos cimientos de su amor por la lectura, la investigación, la cultura, herramientas que en forma natural primero, luego con el apoyo de los libros, la convivencia, el análisis y una espléndida inteligencia y memoria, lo enseñaron a caminar entre la tinta y el papel, los linotipos, las rotativas, la entrevista, el diálogo cotidiano, la capacidad para interpretar las voces, sus raíces de presente y futuro. Es decir, su dimensión en el contexto social y humano.

Estuve presente en el ceremonial donde simbólicamente se encendió una lámpara con la que el ITSON, alumbró el rostro y los antiguos caminos de la memoria de uno de los personajes notables de Cajeme, cuya esencia amasada con sus lluvias, su barro, sus remolinos, desde el antiguo barrio de El Tinaco, la Plaza 18 de Marzo hoy Lázaro Cárdenas, espacio donde surgió a Sonora, a México y a niveles internacionales, como uno de los escritores contemporáneos que han logrado que Sonora se siga escribiendo con mayúsculas.

El rector Javier Vales García, acompañado del ex rector Eduardo Estrella Acedo, a nombre de la comunidad universitaria entregó el reconocimiento a Carlos, e hizo una exposición de la trayectoria del cajemense quien ingresara en 1934 a las filas del periodismo en Diario del Yaqui, al lado de Jesús Corral Ruiz y Bartolomé

Carlos Moncada, entrevista 1983

Delgado de León.

En su exposición, Moncada Ochoa rememoró que “casi fue fundador del ITSON”, porque se constituyó en testigo de la reunión-cena, como reportero, donde integrantes del Club de Leones tomaron la decisión de crear el Instituto Justo Sierra, raíz y fruto de dicha universidad, de la que fue maestro.

Recordó a dos personajes inolvidables en su vida: la profesora Elvira Márquez, “quien me enseñó a leer y a escribir en la escuela Carlos M. Calleja”. Refirió la magia del proceso que se logra “a través de ganchitos que se enlazan y producen sílabas y palabras”, como semilla prodigiosa del idioma escriturado, avenida virtuosa de la comunicación humana; y la otra persona que le entregó la herencia definitiva de su oficio de escritor, fue su padre, Francisco Moncada Acevedo, quien fuera obrero de la Compañía Richardson, en Cajeme.

En su libro “La CTM de Sonora, fuerza política irrepetible”, publicado en 2014, dedica el epílogo a la memoria de don Francisco, señalando: “Entre los cetemistas que he evocado en estos capítulos hay gigantes y hay quienes no resisten la

Carlos periodista y escritor

prueba de la rectitud. Yo no soy su juez. Los respeto por igual y a todos los abrazo porque mi padre fue también obrero. Asistía a las asambleas de su sindicato y alguna vez desempeñó un modesto cargo en la directiva. No se afilió a partido político alguno. Jamás faltó a su trabajo en el taller de herrería. Nunca salió su nombre en el periódico hasta que apareció la esquela de su defunción. Pero no era un obrero más. Era el mejor”.

Ahí mismo anunció, como el incansable escritor que es, un proyecto en el que ya trabaja: darle vida a una enciclopedia que registre la historia de la cultura sonorense desde 1831 hasta 2018, que llevará el título de Zaga de la Cultura Sonorense.

Desde la serenidad de sus 80 años, explicó que se trata de una colección de 12 libros que deberán concluirse a mediados de 2019, para celebrar con ello el cincuentenario de su primer libro publicado, que suman más de 30.

El contenido estará dividido en disciplinas artísticas y actividades culturales:

1.Arquitectura, 2. Ópera y teatro, 3. Fotografía y cine, 4. Línea y color (pintura), 5. Procesión de estatuas (escultura), 6. Un desierto para la danza, 7. Literatura, 8. Historia y Crónica, 9. Periodismo, 10. Música, 11. Ciencia y Tecnología, 12. Instituciones educativas y culturales.

“Cada libro lleva un orden cronológico pero no un orden rígido. Los visualizo en 4 tomos: tres libros en cada tomo con un total de dos mil páginas o un poco más”.

Posteriormente, Carlos ofreció la conferencia Desarrollo Cultural en Cajeme, con su estilo ameno, matizado con el manejo de datos y nombres sobre tan

Escuela Dwoak derumbada

importante fenómeno social, académico y humano en el municipio.

Sé que Moncada Ochoa ha recibido muchos reconocimientos en su larga trayectoria utilizando la pluma, la máquina de escribir, la palabra, su inteligencia y capacidad analítica, donde se incluyen una serie de premios obtenidos a pulso.

Pero, yo que soy su amigo y alumno en el oficio del periodismo y la literatura, he venido proponiendo desde hace tiempo que el Centro de Usos Múltiples de Ciudad Obregón llevase su nombre; sin embargo, se abre ante las autoridades municipales y estatales la alternativa justa, en tiempo y forma, para lograr la creación de un Centro Cultural e Histórico (que bien podría ubicarse en los amplios terrenos que ocupó por más de 80 años la escuela primaria Fernando F. Dworak, demolida en el 2018 y donde no hay planes para reconstruirla), y grabar como sentido de pertenencia y gratitud por alguien que le ha dado tanto a Cajeme y a Sonora, su nombre para bien de las actuales y nuevas generaciones.

(Gráficas: No. 1.- Carlos Moncada recibiendo el reconocimiento del ITSON, representado por el rector Javier Vales. No. 2.- Carlos, durante entrevista en 1983, con Bernardo Elenes Habas, Jesús Antonio Salgado y Víctor Manuel Zárate Urbina. No. 3.- Carlos, en su biblioteca.- Escuela Fernando F. Dworak, demolida en 2018).

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here