Inicio Arturo Soto CDI: lanzan SOS a Jorge Taddei

CDI: lanzan SOS a Jorge Taddei

66
1

Algo está pasando en algunas delegaciones federales, donde no terminan de acomodarse las piezas en este periodo de transición y donde la información no fluye por los canales adecuados, generando versiones extraoficiales, rumores y protestas soterradas en una burocracia que no termina de adaptarse a los nuevos jefes.

Hace ya más de un mes que el delegado de la Secretaría de Seguridad, que además fungía como secretario Técnico de la Mesa para la Construcción de la Paz en Sonora, Rafael Acuña Griego “tiró los fierros” y dejó acéfala esa delegación y vacío su silla en tal Mesa.

Se dice que el prestigiado abogado, ya en su tercera edad, no aguantó la presión ni el ritmo de trabajo que exige una posición de tan alta responsabilidad. Y se entiende, porque eso de andar lidiando con masacres, ejecuciones, amenazas del crimen organizado y demás, todo por un ingreso que dada su solvencia económica ganada en toda una vida de ejercicio honesto de su profesión, no paga ni las desmañanadas para elaborar el informe diario que le exigen sus mandos centrales, antes de soplarse enteritas las conferencias mañaneras del presidente.

Total que no se sabe quién lo sustituyó en el cargo, o si hay un proceso para cabildear un nuevo delegado.

Pero no es la única. En SADER ya hay reportes de emplead@s, priistas de toda la vida, por cierto, que en aras de su permanencia en la nómina se han vuelto contra sus compañeros de oficina dándoles un trato despótico para agradar a los nuevos jefes.

En la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) en Sonora sucede algo peor.

Esa delegación la ocupaba el priista José Luis Germán Espinoza. Con la llegada del nuevo gobierno federal, alcanzó a cabildear para dejar como administradora de esa dependencia a una señora de nombre Judith Terrazas Espinoza, que además es su sobrina.

Quizás no tenga nada de malo, pero los reportes indican que la señora llegó a ese cargo en un pequeño sedán que fácilmente pasaría como Onappafa, pero en un par de meses ya andaba estrenando no una, sino dos lujosas camionetas Buick Enclave, una blanca y otra negra, cuyo costo unitario se acerca al millón de pesos.

Reportan además que no la pueden tocar ni con un carrizo largo, porque tiene un genio espantoso y suele dirigirse de manera prepotente hacia los empleados y especialmente hacia los indígenas que acuden a esa dependencia a gestionar temas de sus comunidades.

Los empleados hicieron llegar a esta redacción una queja en ese sentido, lanzando un SOS al súper delegado del gobierno federal, Jorge Taddei Bringas para que revise este caso, donde todo parece indicar le están “picando los ojos” al gobierno de la cuarta transformación, cuya mística no es precisamente la que profesa la señora Espinoza Terrazas.

II

Después de todo no fue tan sencillo sacar adelante la reestructuración de la deuda del Ayuntamiento de Hermosillo, pues hubo varios votos en contra, incluso un par de participaciones (de María Dolores del Río y Eduardo Urbina), argumentando razones por las cuales no debería aprobarse.

Raro, porque en el caso de otras solicitudes similares, como la de Puerto Peñasco recientemente, votaron a favor.

Pero bueno, el Congreso no deja de ser un tianguis de votos, donde éstos se cotizan al calor de la coyuntura y teniendo como moneda de cambio las filias y las fobias políticas que en estos tiempos, por cierto, son bastante maleables, volubles y convenencieras.

Además de los dos mencionados, votaron en contra los petistas Siri Salido y Magdalena Uriba; los panalistas Javier Duarte y Fermín Trujillo, mientras los priistas Nitzia Gradias y Jorge Villaescusa estuvieron ausentes en la votación.

El de la deuda de Hermosillo no es el único tema en la agenda del Congreso. Es muy probable que en los próximos días se lleve a cabo una sesión extraordinaria (recordemos que es el periodo de la Permanente, cuando no hay sesiones ordinarias), para abordar una solicitud de crédito por 34 millones de pesos presentada por el alcalde de Cajeme, Sergio Pablo Mariscal Alvarado.

Estos recursos, de acuerdo con el cajemense con quien tuvimos oportunidad de conversar el pasado martes, estarían destinados a un programa emergente de pavimentación, bacheo y recarpeteo que tendría que ponerse en marcha ya, pues en breve comenzará la temporada de lluvias.

La ciudad mejor trazada del mundo se encuentra en estos momentos en situación crítica por el mal estado de sus vialidades, si las lluvias la toman en las actuales condiciones, los cajemenses van a pasar una muy mala temporada.

Los diputados, apuntó Mariscal Alvarado, están obligados a legislar desde una perspectiva municipalista, apoyando los esfuerzos de los alcaldes para gestionar y obtener más recursos que se traduzcan en mejoras para las comunidades.

Se supone que estos temas deberían, cuando están plenamente justificados, pasar sin mayores problemas por una legislatura en la que todos los partidos allí representados tienen alcaldes y alcaldesas en funciones y con demandas similares. Pero los acuerdos no parecen ser el signo de los tiempos en la Cámara, donde en ocasiones las pugnas internas en las propias bancadas los llevan a votar en diferente sentido.

III

Y en la sección de buenas noticias, dio resultado la terca insistencia de la gobernadora Claudia Pavlovich para que a partir de ayer comenzara a operar en Sonora el subsidio a la tarifa de verano.

Cierto que el presidente Andrés Manuel López Obrador ya había adelantado, en las dos visitas que ha hecho a Sonora, que el subsidio sí se aplicaría como en años anteriores, pero pasaban los días y nomás no se veía la intención de protocolizar esas declaraciones mediante la firma de los titulares de la CFE y SHCP.

En la reciente sesión de la Conferencia Nacional de Gobernadores, a la que acudió el presidente, la gobernadora le insistió en el tema y ya adelantó que, independientemente del día en que el secretario de Hacienda firme el convenio, el subsidio entrará en vigor a partir de esta fecha.

Por otro lado, también fructificaron las largas jornadas arrastrando el lápiz para encontrar soluciones al añejo problema financiero del Isssteson, entre el secretario de Hacienda, Raúl Navarro Gallegos y el director de esa institución, Pedro Ángel Contreras Pérez.

La buena noticia es que no tendrán que venderse algunos bienes estatales como los estadios Héctor Espino y Tomás Oroz Gaytán, así como La Sauceda, en Hermosillo y Ciudad Obregón, para paliar el déficit financiero; en su lugar se venderán 65 terrenos baldíos en desuso ubicados en nueve municipios.

Con ello se saldará la deuda heredada de la administración padrecista, por 2 mil 280 millones de pesos, lo cual significará un respiro para la institución, ya que esa pesada lápida le impedía destinar sus recursos a la atención de más de 180 mil derechohabientes.

En este proceso participa el ISAF para darle la transparencia debida.

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

Visita www.elzancudo.com.mx

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here