Inicio Gilberto “el mensajero” Armenta Morena frente al 2021

Morena frente al 2021

1
0

Mensajes

Gilberto Mensajero Armenta

Morena frente al 2021

A la mayor parte de los que no quieren ser oprimidos no les disgustaría ser opresores. La tiranía más insoportable es la tiranía de los subalternos. Napoleón Bonaparte

El ecologista Gabriel Quadri y el analista político Hernán Gómez protagonizaron un debate sobre la contaminación en un programa televisivo sobre las políticas públicas ambientalistas de la 4T, que Quadri dijo son adversas y negativas, y que Gómez no pudo ni supo defender, más tarde y en su cuenta de Twitter, este último aceptó que había recibido una zarandeada por no ser experto en ese tema.

Este momento enmarca lo que sucede con Morena en todos los estados: se les empieza a complicar el ejercicio político, algunos temas empiezan a ser indefendibles, y recurren ya a tener que pedir confianza en lo que el gobierno federal hace, aunque de inicio se ve mal parte de lo que está haciendo.

En Sonora, de septiembre a diciembre del 2018, los ganadores de la coalicion en la contienda electoral tomaron posesión de sus cargos esgrimiendo la espada en la derecha y el garrote en la siniestra. No les fue bien con esa politica de confrontación. Como dijo Hernán Gómez, les dieron una zarandeada mes a mes, que los llevó a todos, alcaldes y diputados locales, a dar un golpe de timón en su estrategia, y gracias a eso, en el casi primer semestre del 2019 los morenistas y sus aliados empiezan a hacer una politica distinta.

El dirigente estatal, Jacobo Mendoza, entendió mejor su posición y se salió de escenarios en los que no le correspondía hacer presencia, y fortaleció los que ocupaban de su accionar: los cuadros morenistas que se sentían desplazados; la larga fila de aspirantes a algún cargo en el Congreso del Estado, en algún municipio o en cualquier delegación; aquellos que de un dia a otro despertaron con espíritu de izquierda y pretendían ingresar a su partido; y en general, a ver los asuntos propios de Morena. 

Jorge Taddei Bringas se vio forzado a salir de su perfil de activista social, y entender que como delegado ahora le toca servir copas del otro lado de la barra. Los alcaldes entendieron que ocuparían, queriendo o no, de una relación institucional con el gobierno estatal, y los diputados han venido aceptando que deben aprender a gobernar, y que la politica, ya en la práctica, no es revolucionaria ni aguerrida, mucho menos socialista, sino de dialogo, acuerdo y negociación.

Están en un punto en el que ya entendieron (como Hernán Gómez) que no son expertos en muchos temas, y que de esa experiencia depende que cumplan bien su trabajo como funcionarios públicos. Y aquí se destaca la ya evidente intención por aprender, y eso es aplaudible.

Pero no todos están en ese proceso de resiliencia politica. Otros se quedan, en el mejor de los casos, estancados y sin miras a progresar, auto vaticinándose como actores politicos de un solo trienio. Otros más, en el lado opuesto, se han convertido en el gobierno que tanto criticaron y sentenciaron en el pasado, con prácticas que ya rayan en la corrupción del pasado, y en la mala praxis de gobierno.

Rumbo al 2021, Morena enfrenta un panorama distinto al que vivió en el 2018. Si bien es cierto que el nivel de aceptación de Andrés Manuel López Obrador se mantiene vigente, ese bono democrático podría no llegar absoluto para el próximo proceso electoral en Sonora. 
Por otro lado, se antoja difícil que el electorado vaya a votar a ciegas, como lo hizo en el 2018, favoreciendo al candidato que, sin el perfil adecuado como tal, hoy ocupa puestos de elección popular que, en algunos casos, pesan demasiado sobre sus lomos. Esto obligara a este partido a que depure sus requisitos para perfilar a estos.  

Junto a ello, se suma la lista de pretenciosos que quieren ser los próximos candidatos, y para eso necesitan desplazar a los que hoy pretendan una reelección, y protagonizaran una contienda interna en la que no habrá reglas de ninguna naturaleza. 

Morena es el partido número uno en Sonora, y a esa altura debe ser su comportamiento en adelante, pero como la diputada Yumiko Palomares lo dijo, viene arrastrando una codependencia con el padrecismo sumamente tóxica. Los perfiles que participaron en la administración del exgobernador Guillermo Padrés se cuentan por docenas dentro de este partido magenta, y ocupan de manera sorprendente muchas áreas de influencia y toma de decisiones importantes. 

Esta colonización de Morena en Sonora, como la llama el delgado nacional de este mismo partido, pero en BC, esta “calentando” una implosión de consecuencias incalculables.

Además, si la proxima dirigencia estatal la encabeza Antonio Gallardo, muchos perfiles panistas/padrecistas estarán acercándose a las oficinas de la Pino Suárez en Hermosillo para apartar su silla en el 2021, y en esas estructuras electorales, el PAN estaría diversificando sus posibilidades electorales. Pero la historia del PAN será el tema de la proxima entrega.

Gracias por la lectura. Puede seguirme en @mensajero34 y en facebook.com/gilberto.armenta.16

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here