Inicio Gilberto “el mensajero” Armenta El PAN frente al 2021

El PAN frente al 2021

42
0

Mensajes

Gilberto Mensajero Armenta

El PAN frente al 2021

El psicópata devalúa a los demás, para que él pueda sentirse un ser único y especial Vicente Garrido Genovés

El Partido Acción Nacional se encuentra en una disyuntiva electoral que lo lleva a considerar victorias en ciertos estados en disputa este próximo 02 de junio, al mismo tiempo que solo fracasos. De ese tamaño su incógnita electoral.

En Sonora, el panorama para los azules es todavía peor. La dirigencia estatal intenta recuperar el espíritu de Gómez Morín en mestizaje con Padrés Elías. Producto de ese experimento es la bifurcación de liderazgos que encamina a unos a abandonar sus filas y a otros a voltear a Morena.

En este partido magenta la fascinación por los padrecistas es extrema y estos, encantando serpientes, toman posiciones de bajo nivel ahora, pero que en un futuro las convertirán en las tomadoras de decisiones. ¿Será que los albiazules tendrán doble posibilidad de ser candidatos en el 2021? ¿Unos en el PAN y otros en Morena? La forma en la que se mueven las cosas indica que asi podría ser.

Mire, si ve usted los detalles aparte, debe considerar que, de momento, los únicos perfiles que se mencionan para la candidatura a la gubernatura por el PAN en el 202, son los expriistas Antonio Astiazaran Gutiérrez y Javier Gándara Magaña, pero panistas de hueso azul, ninguno. En las candidaturas a las alcaldías y las diputaciones locales y federales, el silencio es tal que ya empieza a obviarse el hecho de que, esperando ser agraciados en Morena, no les conviene perfilarse tan anticipadamente en el PAN.

Por otro lado, la politica de comunicación en el partido es tan endeble, que no encuentran aún la fórmula para conseguir que, mediáticamente, el albiazul tome el control de la agenda y formule posicionamientos sólidos y creíbles ante el quehacer político en el estado. No logran convencer como partido de oposición ni de crítica, buscan desesperadamente la credibilidad ante el electoral, pero no la consiguen.

Y siguiendo de largo, el trabajo que los tres diputados ejercen desde el Congreso Local de Sonora es de altibajos, ya que mientras unos se esfuerzan por mantenerse con agenda legislativa vigente y real, otros buscan aprovechar los “bomberazos” politicos de cualquier naturaleza para desde ahí, atacar un dia al gobierno estatal, y otro al federal, sin dejar sentidos a los partidos de oposición. Sabanazo tras sabanazo diría el boxeador.

¿Los municipios panistas? Curiosamente, Puerto Peñasco que es el más grande gobernado por ellos, se mantiene escondido en esa esquina de la geografía sonorense, encerrado a piedra y lodo, buscando evitar tal vez, que una innecesaria “grilla” politica los desestabilice. ¿Tiene Ernesto Munro, el dirigente estatal, planes politicos estrictamente personales en ese municipio? Si, por supuesto, y ese vaticinado control partidista – que pronto se deslizará a favor del grupo que él representa en esa costa sonorense – está consiguiendo que, en el PAN, las aspiraciones electorales no sean tan atractivas como lo fueron en años pasados.

La situación es grave, de ser un partido que hace menos de 10 años derrotó al PRI en Sonora, que durante seis años se convirtió en la oportunidad partidista mas prometedora, y que además coqueteó con llevar un candidato a la presidencia de la república, hoy está dispuesto a jugar sus candidaturas con lo que sea que le garantice un triunfo, o a “catafixiarlas” con otro partido político.

No todas las coaliciones electorales se registran ante el Instituto Estatal Electoral, también se pueden signar sobre una mesa de apuestas, tal y como el PAN lo hizo en el 2009 con Guadalupe Curiel y aquella fallida coalición con el PRD, que finalmente los llevó a los dos a jugar juntos, y perderlo todo. Lo mismo sucedió en el pasado proceso electoral del 2018, cuando nuevamente el PAN le jugó sucio al PRD, entregándole una raquítica cartera de candidaturas que lo llevaron a perder el registro como partido local.

¿El panorama al 2021? Usted juzgue: un dirigente estatal que no logra conciliar ni mantener unido a su partido, una candidatura a la gubernatura que no genera aún interés entre los genuinos panistas, y candidaturas locales y federales que están dispuestos a intercambiar con cualquier otro partido.

El PAN sabe hacer eso muy bien: jugar para sí mismo, aprovecharse de quien se le acerque, utilizarlos de catapulta solo para ganar más votos, echarlos por delante como carne de cañón para las campañas negras, ofrecerles las carteras de candidaturas lo más reducidas posible, para luego, en la derrota, desecharlos como papel viejo. Morena no será tratado de forma distinta, y esos espacios que ya muchos albiazules les tienen secuestrados, no los podrán recuperar fácilmente. Finalmente, les podría suceder si no lo mismo que al PRD, sin duda algo muy parecido. Pero la historia del PRD viene en la siguiente entrega.

Gracias por la lectura. Puede seguirme en @mensajero34 y en facebook.com/gilberto.armenta.16

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here