Inicio Gilberto “el mensajero” Armenta Otra victoria como esta y volveré solo a casa. Rey Pirro

Otra victoria como esta y volveré solo a casa. Rey Pirro

36
1

Mensajes

Gilberto Mensajero Armenta

02 de junio, victorias pírricas para todos

Otra victoria como esta y volveré solo a casa. Rey Pirro

En las pasadas elecciones en Sonora, luego de la victoria de la coalicion Morena-PT-PES se habló de tres temas: una poderosa aplanadora en el Congreso Local, un control absoluto de las principales alcaldías, y una invencible maquinaria electorera que desaparecería al resto de los partidos politicos en los siguientes tres años. 

Diez meses después la realidad electoral en este estado es otra.

Por otro lado, antes del proceso electoral del pasado dos de junio, analistas nacionales vaticinaron la desaparición del PRI en varios de los seis estados en elección, particularmente en BC y en Puebla, en los que se jugó la gubernatura. Tampoco eso sucedió. 

Adelantaron también una humillante derrota para el PAN, y aunque perdió la gubernatura de dos estados, en otros se recompuso.

Sin conocerse aún los resultados oficiales avalados por las autoridades electorales, y jugando con la frialdad de los números a groso modo, se puede concluir que el PRI y el PAN avanzan, mientras que Morena y sus coaligados se estancan. Mire usted:

En Puebla, Luis Miguel Gerónimo Barbosa Huerta dormirá este domingo con una preferencia del voto del 45 por ciento dividida entre tres partidos.

El panista Enrique Cárdenas Sánchez conquistó alrededor del 36 por ciento de la preferencia electoral, también entre tres partidos.

El priista Francisco Alberto Jimenez Merino, se lleva un 19 por ciento de los votos en solitario.

¿Nota usted los números? Sin conocerse aún los resultados oficiales, el PRI superara a algunos de los que compitieron en coalición, y si a eso le sumamos que podría ganar cuatro de cinco municipios en disputa, podría verse cómodamente instalado como tercer fuerza politica en Puebla, y en un descuido, hasta en segundo apenas detrás de Morena.

Además, el PRI (en solitario también) consigue una victoria de este tamaño en Durango, al conquistar 15 de 39 alcaldías en disputa, compartiendo posiciones con el PAN (coaligado con el PRD) que se lleva 19 ayuntamientos, dejando en la lona a Morena que solo conquista 2 municipios.

En Tamaulipas, el gran ganador es el PAN, que se lleva 21 de 22 diputaciones locales, dejándole a Morena solo una. El PRI se conforma solo con el 10 por ciento de la votación para conservar el registro como partido e ir en busca de las diputaciones plurinominales.

.

En Aguascalientes el PAN lo hace igual que en Tamaulipas, y se lleva 5 de 11 alcaldías, el PVEM 2, y el resto de los partidos, incluyendo a Morena, solo 1. El PRI conserva el registro con tranquilidad. 

En Quintana Roo la coalicion Morena-PT-PVEM gana 11 de 15 distritos locales en juego, mientras que la que conformaron el PAN-PRD-PES se lleva 3, y el PRI solo una, pero conserva también el registro en este estado. 

En BC el absoluto ganador fue Morena, ganando en coalicion con el PVEM, PT, y el partido local Transformemos no solo la gubernatura, sino también las 17 diputaciones locales y los 5 ayuntamientos en disputa. Carro más que completo. Pero todos los partidos en competencia en esta elección conservan cómodamente sus registros, por lo que las nueve diputaciones plurinominales habrán de repartirse entre 5 partidos.

Los resultados preliminares dan como gran ganador a Morena con sus dos gubernaturas, un resto de diputaciones y otro tanto de alcaldías. Pero el PAN se lleva en Aguascalientes y Tamaulipas alcaldías y diputaciones, mientras que el PRI, en Aguascalientes y Puebla conquista varias alcaldías.

No todo fue ganar para el partido más oficialista en México.

Morena tenía la consigna de ganar todo en los seis estados, y no pudo.

El PAN tenia la consigna de ganar ambas gubernaturas en juego, y fracasó.

El PRI debía conservar el registro en los seis estados, y lo hizo.

¿Victorias con sabor a derrota? ¿Derrotas que saben a victoria? ¿Victorias pírricas? ¡Quien sabe! Lo cierto es que las naves de los tres principales partidos políticos se echaron a la mar para ser quemadas, y muy pocas atracaron de regreso.

¡Ah! Otra cosa, el abstencionismo fue brutal en los 4 estados donde Morena presume sus victorias, y mas o menos normal en Tamaulipas y Aguascalientes, donde el PAN y el PRI imponen su marca. Como dato curioso.

La conclusión es muy sencilla, con todo y las gubernaturas, Morena debe estar analizando su posición como partido. En BC debio aliarse con panistas y priistas para ganar. En Puebla, los priistas controlaron el dia de la elección. Victorias compartidas con el enemigo nunca han sido victorias completas.

Y es que en Sonora Morena ya vivió la experiencia de victorias asi, compartidas, y la realidad ahora es amarga para ellos.

Gana en BC, sí, pero el estado deberá ser administrado también por priistas y panistas. En Puebla deberá compartir agenda con un resto de priistas sumados a Barbosa. ¡Victoria pírrica para todos!

¿Se estará gestando la misma coalicion por debajo de la mesa en Sonora? De eso se hablara en la proxima ocasión. 

Gracias por la lectura. Puede seguirme en @mensajero34 y en facebook.com/gilberto.armenta.16

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here