Inicio Gilberto “el mensajero” Armenta Con la salud no

Con la salud no

50
0

Huyan del país donde uno solo ejerce todos los poderes, porque ese es un país de esclavos

Simón Bolívar

En la primera decena de junio, la gobernadora Claudia Pavlovich arrancó el programa “Médico en tu Familia”, con el que se busca, a través de la Secretaria de Salud y su titular Enrique Claussen, llevar atención médica a las familias mas vulnerables, particularmente aquellas con adultos mayores, con capacidades especiales, o en condición de cama por enfermedad o convalecencia. 

Cuando arrancó el programa, la expectativa que levantó fue amplía por el solo hecho de procurar salud para quienes no pueden pagar por atención médica ni medicamentos, ni siquiera en cartilla básica de consultas. Además de canalizar a centros de salud, con asistencia social y psicológica, a quienes tengan el servicio médico apropiado.

Pero hubo quienes demeritaron la acción e incluso, la calificaron de propagandística. Ante lo que recién sucede en México, esas voces deben callar.

Y es que el gobierno federal y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) cancelaron el programa Prospera con el que se daba atención médica a personas de bajos recursos, por medio de las Unidades Médicas Urbanas (UMU), incluyendo muchas que ahora se podrán seguir atendiendo con el programa Médico en tu Familia.

Entre paréntesis, pero sin restarle gravedad, debe usted entender que el presupuesto que se dedicaba a la operación de 300 UMU, incluida la de Sonora, ahora se destinara para dárselo al Programa de Becas para el Bienestar de Educación Básica Benito Juárez, es decir, les quitan el dinero a los enfermos más pobres para dárselo a los estudiantes.

Además, se ha despedido a personal médico y trabajadores de la salud de estas UMU en Puebla, Guanajuato, Morelos, San Luis Potosí, Oaxaca, Chiapas, Hidalgo, Guerrero, Veracruz, Michoacán, Tlaxcala, Ciudad de México, Coahuila, Durango, Zacatecas, Estado de México y Campeche, y por supuesto, Sonora.

En todas estas UMU ahora cerradas, las interrogantes son las mismas: ¿Por qué quitarle la atención de salud a los mas vulnerables? ¿Por qué despiden a médicos y trabajadores sin liquidación? ¿Por qué un presupuesto ya asignado, se aplica en otros proyectos? No habrá respuestas, porque todas quedaran abandonadas a partir del 30 de julio.

Sumado a esto, se ve con preocupación lo sucedido en Durango, donde a mano alzada, el presidente Andrés Manuel López Obrador suspende un proyecto de movilidad – para el que ya estaban destinados 450 millones de pesos – y los reasigna a obras de agua y un hospital, sin estudios técnicos, sin consultas a especialistas, y sin proyectos ejecutivos de ninguna naturaleza.

En Durango, Morena perdió la elección del pasado 01 de junio, ganando solo dos de 35 alcaldías que se repartieron entre el PRI y el PAN. La acción de ir a ese estado y desenterrar el hacha de la guerra es más que evidente: si Morena pierde elecciones, la federación se encargara de pasarle por la barda de fusilamiento político a cualquier gobernador, sometiendo a votaciones a mano alzada sus proyectos, aunque sean de tal envergadura como el de un Metrobús.

Los estados, todos ellos y particularmente los que no son gobernados por Morena, empezaran a sufrir este tipo de embates cuando las cosas no salgan al gusto, o de la federación o del partido en el poder a nivel federal.

De ahí la importancia de que los gobernadores tomen cartas en el asunto, y con programas como el de Médico en tu Familia, además del de Soy Pilar que desarrolla la Sedeson y su titular Manuel Puebla, puedan sacar adelante la agenda ciudadana que ninguna gubernatura puede ni debe descuidar.

La politica publica que se práctica desde la federación es atípica y no deja espacio para la negociación ni el dialogo, además de que el centralismo es cada vez más brutal en cuanto al manejo de recurso y presupuesto para obras y proyectos tan sensibles como la salud, la educación, la seguridad y la movilidad, y que todos en conjunto, son reclamados por aquellos que buscan invertir en el país y en el estado, con la consiguiente generación de empleos.

Sin ánimo de ser retadores ni “pleitistas”, los gobernantes en México deben ser creativos, inteligentes, cautos pero particularmente, muy politicos para seguir gobernando bien.

Gracias por la lectura. Puede seguirme en @mensajero34 y en facebook.com/gilberto.armenta.16