Inicio Gilberto “el mensajero” Armenta Bácum y sus abogados del diablo

Bácum y sus abogados del diablo

35
0

La peor forma de justicia es la justicia simulada

Platón

Para la elección del pasado julio de 2018, Morena decide que su candidato a la alcaldía por Bácum sería Rogelio Aboyte Limón. Simpatizantes y militantes se oponen y renuncian al partido, asegurando que el candidato impuesto es persona non grata por supuestas actividades ilícitas. Aboyte Limón gana la elección y se convierte en alcalde. Semanas después de rendir protesta, intenta ingresar a Estados Unidos con un pasaporte a nombre de Jaime Fernando Bautista, y es detenidos por autoridades de migración de ese país. En Bácum, sus funcionarios niegan los hechos por varios dias, luego presentan una supuesta solicitud de licencia por noventa dias, aduciendo motivos de salud. El cabildo designa en accidentada sesión al secretario del ayuntamiento, Francisco Javier Villanueva, como alcalde interino. Las autoridades norteamericanas sentencian a quince meses de prisión a Rogelio Aboyte Limón. Todos los plazos legales para justificar su ausencia en Bácum vencen en tiempo y forma. El Congreso del Estado y la Comision de Gobernación revocan su mandato como alcalde, que luego es ratificado en Sesión Extraordinaria, y urgen al Ayuntamiento de Bácum a presentar a un alcalde sustituto. La regidora étnica Benita Aldama es designada como tal, y se prepara para ser ratificada por el Congreso del Estado. En la sesión extraordinaria del dia 18 de junio, el Grupo Parlamentario de Morena decide no aprobar esa ratificación, mandando el dictamen correspondiente a una segunda lectura. La diputada por Morena, Griselda Soto, acusa a Jesús Alonso Monte Piña, diputado del PES y presidente de la Comisión de Gobernación, de servir a intereses ajenos al Congreso y al Ayuntamiento de Bácum, sin documentar una sola de las aseveraciones. El señalado sentencia que demandara a los responsables de acusarlo de corrupción. La bancada de Morena vota en contra de ratificar el nombramiento de Benita Aldama como alcaldesa sustituta, y el municipio de Bácum sigue sin representante en la alcaldía observando un grave y evidente vacío de poder.

Acaba usted de leer una sintetizada crónica de un municipio con poco mas de 23 mil habitantes, pero que le tocó estar en el ojo del huracán político, y convertirse en referente innegable de la forma en la que Morena manejara sus intereses partidistas, aun a costa de la legalidad.

Importante es conocer los antecedentes delictivos de Rogelio Aboyte Limón: antes de 2010, purgó 70 meses de cárcel por traficar 23 kilogramos de cocaína en Indiana, Estados Unidos. En 1999 y en el 2000 fue detenido en dos casos distintos, traficando con personas en Nogales, Arizona. 

Jacobo Mendoza, actual dirigente estatal de Morena Sonora, jura y perjura que sus antecedentes criminales en Estados Unidos no se conocían en México al momento de ser designado como candidato a la alcaldía de Bácum, pero sendas acusaciones en redes sociales y en medios de comunicación locales establecen que, al menos mediáticamente, estos eran del dominio público. De hecho y más contundente aún, un grupo de simpatizantes y militantes de Morena aseguran haber puesto al tanto de eso a la dirigencia estatal de Morena. Además, y como colofón, en el bajo mundo de Bácum, las actividades ilícitas y las relaciones peligrosas de Aboyte Limón siguen siendo ampliamente conocidas.

Todo lo anterior se pone a usted sobre la mesa para entender que el partido Morena defiende a Rogelio Aboyte Limón mucho antes de la sesión extraordinaria de este 18 de junio, y para entender que – sin demeritar ni justificar la irresponsabilidad legislativa en la que cayeron – los diputados de Morena podrían no actuar por raciocinio propio, sino que podrían estar atendiendo instrucciones que provienen de oficinas fuera del Congreso del Estado, y que sus muy limitados asesores estarían sufriendo la misma suerte.

Jesus Alonso Montes Piña, coordinador de la bancada del Partido Encuentro Social (PES), y presidente de la Comisión de Gobernación lo dijo muy claro: la legislatura que él y todos los diputados representan no debe admitir la corrupción que se gesta en el caso Bácum, cuyo alcalde electo cometió actos delictivos ya sentenciados en Estados Unidos, y que no puede, bajo ningún circunstancia, regresar a ocupar la silla de la alcaldía luego de cumplir su sentencia en el estado de Arizona (lea sobre esto un poco más adelante).

Los ánimos se exacerbaron en el Congreso del Estado, cuando la diputada morenista, Griselda Soto, acusó en su lectura a Montes Piña de representar intereses distintos a los de Bácum, y cuando el aludido acudió a su derecho a réplica sentenciando a la bancada de Morena de hipócrita, según sus palabras, ya que con la boca dicen ir en contra de la corrupción, pero con los hechos van a favor de ella.

Pero el tema por encima del cerco no es ese. Tampoco conocer los motivos de los diputados de Morena por defender a Rogelio Aboyte Limón, simple y sencillamente porque no son ellos los del interés personal por hacerlo. Es más, hay quienes aseguran que ni siquiera saben, los diputados de Morena y sus asesores, porque están haciendo lo que hacen.

Los intereses serían extrapolares al Congreso de Sonora. Su origen estaría allá, antes del 01 de julio de 2018, cuando a pesar de todo, un grupo de poder no político logró postular a Aboyte Limón como candidato de Morena, sin importar sus antecedentes por narcotrafico y tráfico de humanos en los Estados Unidos.

Y atendiendo lo dicho arriba sobre su reclamado regreso, ese poderoso grupo de antes podría ser el que exige ahora esperar al convicto Aboyte Limón para que los siga representando desde la alcaldía. ¿Los motivos? Usted los podrá enlistar sin problema.

Martin Matrecitos, diputado por Morena, exigió a la legislatura no comportarse como jueces que sentencian y ministerios públicos que investigan y acusan. No toma en cuenta que ellos, la bancada de Morena, inexorablemente se han convertido en defensores de oficio y a ciegas de un criminal sentenciado por sus delitos.

Gracias por la lectura. Puede seguirme en @mensajero34 y en facebook.com/gilberto.armenta.16