Inicio Samuel Valenzuela Del respeto al epíteto

Del respeto al epíteto

27
0

Contrastante la jornada que nos tocó cubrir este martes, con un equilibrado, serio, respetuoso y responsable dirigente estatal de MORENA en Sonora, Jacobo Mendoza Ruiz al comparecer ante el Colectivo de Reporteros Sonorenses, frente a la bazofia infamante que fue obligada a vomitar en sesión extraordinaria la diputada de ese partido en el Congreso del Estado, Gricelda Soto Almada.

Ya conocíamos y habíamos tratado al aún joven intelectual que dirige en la entidad los destinos del partido dominante en estos tiempos y por eso no nos extraña su ecuanimidad y equilibrada exposición de posicionamientos sobre los diversos temas que le toca lidiar, en esta compleja transición de movimiento de masas a la formulación de un proyecto como partido político, con todo y los efectos de novatadas de quienes asumieron puestos de gobierno o de representación popular por accidente y sin tener idea respecto a sus facultades y responsabilidades.

Buena la platicada de los corsarios con Mendoza Ruiz, a quien nadie le podría regatear reconocerle su sólida lealtad a la denominada cuarta transformación y al presidente Andrés Manuel López Obrador, además a su esforzada capacidad de conciliación para atemperar ánimos, tanto al interior de su partido, como ante los frecuentes desencuentros con los otrora aliados electorales, el PES y el PT.

Abundante y prolijo en sus respuestas, el Doctor en Ciencias Sociales por el Colegio de Sonora no le sacó a ningún cuestionamiento; consideró ficticia la caída de López Obrador en aceptación ciudadana; reconoció que los malos gobiernos municipales de MORENA, pudiera ser costoso para ese partido, pero más costoso será para quienes no atiendan con eficacia y honestidad el mandato popular.

Jacobo Mendoza Ruiz en CORSAS

Se negó a mencionar nombres de quienes podrían ir por la candidatura morenista al gobierno del Estado en el 2021; fue cortés y comedido en sus referencias a adversarios políticos y a peripecias de sus compañeros de partido que fungen como funcionarios públicos, así como respetuoso de facultades de autoridades municipales y diputados, sin que le acongoje el que como dirigente no se haya reunido con la gobernadora Claudia Pavlovich, ya que tales acercamientos deben ser con alcaldes o diputados

Aseguró que si bien en cuestiones de orden local son frecuentes los desencuentros legislativos entre MORENA, PES y PT, a nivel federal sigue firme el compromiso de la coalición Por el Bien de Todos para empujar por concretar los grandes temas de la reforma del Estado Mexicano a través de su representación legislativa en el Congreso de la Unión.

En fin, ya le entraremos más afondo al altero así de temas abordados por Mendoza Ruiz en la mesa CORSAS, ya que la dinámica informativa nos llevó al Congreso del Estado, donde en sesión extraordinaria, la sufrida representación popular sonorense fue llevada a lo patético por la inexplicable y atrabiliaria posición de los asesores del grupo Parlamentario de MORENA en contra de normalizar la gobernabilidad democrática en el municipio de Bácum y al irracional odio que le tienen al diputado Jesús Alonso Montes Piña.

Mendoza Ruiz debería de impartir entre las y los de su bancada, algunas terapias sobre cortesía y ecuanimidad política; respeto a la dignidad de las personas, a cualquier persona; responsabilidad social y sobre congruencia, particularmente a los asesores de la bancada morenista, quienes además deberían recibir tratamiento por algún profesional de la psiquiatría, en tanto que a sus diputados, también reforzarles su autonomía y restituirles su dignidad representativa, para evitar que se aprovechen de sus ignorancias.

Jesús Alonso Montes Piña

Increíble la sarta de sandeces, insultos, infamias y en general, porquería, con que fue cubierto el diputado presidente de la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales, el ya citado Montes Piña por voz de la diputada Soto Almada, a quien se le ordenó dar lectura a un posicionamiento en contra del dictamen que resolvería de fondo y de forma el llamado Caso Bácum, tocándoles una buena chispeada de la materia fecal vomitada, a los comisionados Jorge Villaescusa Aguayo, Eduardo Urbina Lucero, María Dolores Del Río Sánchez y Nitzia Corina Gradías Ahumada.

Hacer apunte de la abundancia de epítetos contra ellos y el legislador sanluisino coordinador de la bancada del PES, llenaría este espacio, por lo que en resumen, sometida a votación de dispensa de segunda lectura del dictamen que derivaría en el nombramiento de Benita Aldama López como alcaldesa sustituta de Bácum, no se logró la mayoría calificada requerida y el tema deberá ser abordado de nueva cuenta en sesión posterior.

Desde temprano, fuentes internas de la bancada de MORENA nos enteraron que el asunto no pasaría el retén de la pronta y obvia resolución, pero ante los excesos perpetrados contra Montes Piña e integrantes de la comisión dictaminadora, creímos que al votar, alguno de los 12 representantes de ese partido reconsideraría para completar los votos necesarios, pero no, no ocurrió así, demostrando el férreo control que tiene el cuerpo de asesores sobre esa bancada, incluso para denigrar a personas.

En el caso de la diputada portadora de la porquería, la verdad es que sólo es digna de lástima e incluso, a pesar de su encarnizada catilinaria que mal dio lectura en el pódium, Montes Piña lució abusón al cuestionarle de forma pública si el documento que leyó lo había analizado antes o al menos había practicado su dicción para leerlo lo mejor posible. “No le incumbe”, contestó la diputada.

Benita Aldama López tendrá que esperar

Por supuesto que no lo había leído y su infamante contenido podría ser irrefutable prueba que fundamente una denuncia de orden penal contra ella de parte del obviamente agraviado, y deberá asumir esas consecuencias, porque no creemos que el autor de dichas estupideces vaya a dar la cara.

Y así lo esbozó Montes Piña al replicar y reaccionar ante tanto insulto y además responsabilizar a diputados morenistas y a sus asesores, sobre cualquier atentado en contra de él o su familia, además de reprochar el que la bancada de MORENA insista en cuidar la silla del encarcelado Rogelio Aboyte Limón y apoyar evidentes actos de corrupción y maniobras ilegales de integrantes de su pandilla insertos en la administración del ayuntamiento de Bácum.

Es tan evidente la problemática en ese municipio y ayuntamiento; es tan evidente la situación legal de Aboyte Limón; es tan sólida la fundamentación y propuesta de la comisión dictaminadora y tan perentoria la necesidad de restaurar su gobernabilidad, que resulta inexplicable el que la representación morenista en el Congreso del Estado acepte la idiotez de alguno de sus asesores respecto a que es ficción de la prensa oficialista y de la comisión dictaminadora, la detención de Aboyte Limón, atentados a balazos contra dos regidores; un interino con su plazo vencido; parálisis en servicios públicos y ausencia de autoridad en ese municipio.

Martín Matrecitos

También a todas luces extemporáneas y fuera de lugar sus invocaciones a la autonomía municipal, de Martín Matrecitos quien en su apoyo al infamante posicionamiento leído por Soto Almada, pareciera ser que cree que dicho precepto constitucional es Patente de Corso para que pandilleros de cualquier calaña hagan de las suyas de forma impune, que a ese respecto, acabó de regarla con su inconexa, incoherente y descocada participación para defenderse ante la recia que les puso Montes Piña.

Pues a fin de cuentas en la sesión ocurrió una de las opciones que prospectamos en los Entretelones del domingo pasado, al retornar al redil morenista el diputado Luis Armando Colosio, cuando inopinadamente se sumó al rechazo de la bancada de la cual se supone ya no forma parte y que quizás con su voto de este día, se gana la buena voluntad y el perdón de los asesores de la coordinadora Ernestina Castro Valenzuela.

Ernestina Castro Valenzuela

Como colofón, luego del resultado de la votación sobre el asunto de Bácum, Doña Benita deberá esperar y por obra y gracia de la bancada de MORENA, por lo pronto el reo que purga condena en una cárcel gringa se mantiene como alcalde con licencia de Bácum, sin que tengamos idea del tiempo que pasará para que dichos contrasentidos sean conciliados por 12 representantes populares.

Lamentable lo que ocurre por esos rumbos, y por más que uno le pone voluntad, ni cómo ayudarles, no bastando la madurez expositiva y política del dirigente estatal, para permear en la opinión pública que fue correcta y acertada la decisión de votar en favor de esa propuesta.

Por supuesto que el dirigente estatal del PRI, Ernesto de Lucas Hopkins no iba a dejar pasar ese desbarre legislativo para arremeter contra la actuación de la bancada morenista en sus afanes de protección de un sujeto que purga condena en una prisión gringa y negarle a los bacumenses el derecho de tener una autoridad municipal debidamente instalada.

Ernesto de Lucas Hopkins

Y la neta que lo acontecido en el Congreso del Estado este martes manda un mensaje muy alentador para alcaldes y alcaldesas que enfrentan severos cuestionamientos sobre su actuación, ya que si en un caso tan evidente como el que rechazó una bancada en la sesión de hoy, cuantimás podrán recibir apoyo e impunidad por lo que se dice son asuntos menores de actos de corrupción, nepotismo, tráfico de influencias y demás. O sea, estamos jodidos todos ustedes.