Inicio Arturo Soto Conjuran huelga general

Conjuran huelga general

24
0

Nada mal les fue a los cetemistas sonorenses que habían emplazado a una huelga general para el próximo 8 de julio, levantando demandas contra el mal servicio en instituciones del gobierno federal, señaladamente el IMSS; Infonavit y el SAT.

El cabildeo de la gobernadora Claudia Pavlovich en las altas esferas de la política nacional fue clave para desactivar este movimiento que amenazaba con parar labores en más de mil empresas instaladas en Sonora, lo que no sólo sería un duro golpe a la economía local, sino que minaría seriamente la paz laboral, fundamental para la atracción de nuevas inversiones y la generación de más empleo.

Tras una reunión entre la gobernadora y el dirigente estatal de la CTM, Javier Villarreal Gámez, trascendió que, como parte de esas gestiones y las que en adelante realicen juntos, el gobierno del estado ofreció al IMSS cuatro terrenos en Guaymas, Agua Prieta, Navojoa y Puerto Libertad, así como apoyo en infraestructura por 50 millones de pesos para atender principalmente temas de salud (construcción de hospitales) y vivienda digna.

Se contratarán por honorarios, médicos especialistas jubilados para cubrir temporalmente plazas vacantes y para el año que entra, se sustituirán las unidades de medicina familiar número dos en Hermosillo y la 67 en Ciudad Obregón.

Además, se estableció el compromiso con el Infonacot, de reducir las tasas de interés promedio, del 24 al 19 por ciento en el crédito para trabajadores, mientras que con Infonavit hay acuerdos para mantener la tasa promedio anucal de 9.4 por ciento, premio al pago puntual mediante la quita del 10 por ciento de las deudas, con lo que se beneficiarán a unos 4 mil acreditados, con descuentos adicionales del 55 por ciento de la deuda.

Se acordó además un programa de rescate y remodelación de fraccionamientos con viviendas abandonadas, desistimiento de los juicios masivos de desalojo; se gestionarán facilidades de pago y un programa de escrituración de viviendas.

Y ya en modo multitask, justo el día que se firmó el nuevo tratado de libre comercio conocido como TMEC, y a una semana de que se lleve a cabo la reunión de la Comisión Sonora-Arizona Arizona-México, junto a su homólogo del vecino estado norteño envió un oficio a legisladores federales de México y EEUU para que reenfoquen sus esfuerzos y consideren el retroceso que significaría para la agenda bilateral, el establecimiento de aranceles a los productos mexicanos.

Cabe recordar que Sonora y Arizona integran la llamada Megarregión, donde sólo el año pasado hubo un tráfico bidireccional de mil 500 trenes, 800 mil camiones de carga, 25.6 millones de autos y 50.2 millones de personas.

Todo esto significa un estimado de más de 27 mil millones de dólares en bienes, transitando en ambas vías. El comercio entre Arizona y México se elevó a 16.6 mil millones de dólares, con un estimado de 27.6 mil millones de dólares en bienes transitando en un sentido y otro.

Por eso el establecimiento de aranceles a productos mexicanos afectaría esa relación y significaría un retroceso para la relación comercial que se mantiene desde hace décadas, sostienen los gobernadores en el oficio citado.

II

Se puso fea la cosa en sectores del norte y del sur de Hermosillo con el desabasto de agua potable y comenzaron las protestas ciudadanas, tomas de calles y mucha molestia entre los usuarios. No es para menos: carecer de agua corriente en la tubería doméstica en Hermosillo, con temperaturas de 40 grados y más, se convierte en un asunto de gobernabilidad.

La información disponible indica que no se trata de un problema de falta de agua, sino de equipamiento en buen estado para distribuirla, debido a que varios pozos fueron vandalizados, lo que se corregirá, de acuerdo con la alcaldesa Célida López en un plazo de siete días.

Por cierto que apenas hizo bien la munícipe en salir a campo para dar la cara a vecinos del sur de la ciudad donde el problema se manifiesta de forma más aguda, anunciando un programa emergente de reparto de agua en pipas, mientras se supera la contingencia y se regresa a la normalidad. También anunció que en las colonias donde se registra el problema no se cobrará el agua este mes.

Como telón de fondo aparece la necesidad de retomar el proyecto del ramal norte, ahora conocido como acuaférico, mismo que en 2015 fue suspendido por Semarnat al carecer de estudios de impacto ambiental, y cuya sola mención ya alertó a los productores del Valle del Yaqui y ciudadanos que en su momento protagonizaron el movimiento No al Novillo, opositor al acueducto Independencia, pues sospechan que la extracción de agua de la presa con ese nombre sea incrementada.

A nadie conviene más que a la alcaldesa de Hermosillo resolver pronto esta contingencia, no sólo por la eventualidad de que crezcan las protestas en lo local, sino por la posible reedición de un escenario de confrontación norte-sur motivada por el tema del agua.

III

Reapareció Alfonso Durazo, el secretario de Seguridad Pública federal, entrando a Palacio Nacional en una silla de ruedas empujada por uno de sus ayudantes. De acuerdo con la información de El Financiero, el “suplente” de López Obrador fue intervenido quirúrgicamente de una rodilla.

Grande debió ser el compromiso del paisano para aparecer en esas condiciones, pues el simbolismo es muy fuerte. Ver al encargado de la seguridad pública empujado en una silla de ruedas no manda la mejor señal, mucho menos en un contexto nacional donde las propias cifras oficiales indican un crecimiento notable en los índices de criminalidad.

Si el encargado de atender ese tema se chingó una rodilla y desapareció tres semanas de la escena pública, no es el mejor mensaje.

Menos en Sonora, donde algunos alcaldes de Morena no hallan la puerta y diariamente tienen que mandar a los empleados de limpia a lavar la sangre en sus calles.

Empalme, Guaymas y Cajeme son municipios donde la violencia criminal ha sentado sus reales y a ese paso, no van a alcanzar los vivos para contar los muertos, como diría el recordado Isidro Miranda, viejo militante del PAN que se volvería a morir si viera lo que está pasando.

Y si algo le faltaba a Durazo Montaño es que desde su propio partido le abrieran fuego, como lo hizo el comisario de Seguridad en Cajeme, Francisco Cano, que en sus reclamos frente a la incontrolable violencia que asuela el municipio, repartió, junto a los regidores locales, culpas a diestra y siniestra llevándose entre las patas al propio funcionario federal.

IV

Se acaba el espacio y apenas hay tiempo para consignar la renuncia de José Narro Robles al PRI. El aspirante a la dirigencia nacional abandonó el partido acusando a su dirigencia nacional de manipular la elección interna para favorecer al gobernador de Campeche, Alejandro Moreno. 

A su renuncia le siguió la de Beatriz Pagés y en los próximos días quizás veamos otras. Manlio Fabio Beltrones, impulsor de la candidatura de Narro anunció que no votaría en este proceso, por las mismas causas que motivaron la renuncia del ex rector de la UNAM.

Descarrilado como fuerza competitiva en las pasadas elecciones, el PRI parece enfilado a la pérdida de su registro, al mantener prácticas que en otro tiempo funcionaron, pero que en el escenario de la nueva correlación de fuerzas deberían obligarlo a reconsiderar en serio la conveniencia de mantener las decisiones cupulares como premisa básica en sus procesos internos.

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

Visita www.elzancudo.com.mx