Inicio Gilberto “el mensajero” Armenta Los errores de Ana Gabriela

Los errores de Ana Gabriela

10
0

La traición política es el único acto de los hombres que no se justifica

Maquiavelo

Ana Gabriela Guevara Espinoza es una talentosa deportista, exatleta internacional. Sus triunfos se conocen al dedillo. Enfrentó las políticas públicas del deporte en su tiempo, se fue contra la yugular de las televisoras nacionales que solo impulsaban el futbol soccer como deporte nacional. Conforme sus triunfos se acumularon, se exaltó en su persona y en su figura.

En sus inicios tuvo el irrestricto apoyo de Manlio Fabio Beltrones Rivera, que dispuso todo a su alrededor para que practicara, viajara y se consolidara como deportista. Pero ella se olvidó de sus orígenes, y Nogales y su gente pronto aprendió a verla a la distancia.

En la politica, su relación con Beltrones que, aunque de inicio fue deportiva, terminó abriéndole puertas en la politica. Y ya en México, coqueteó con una jefatura delegacional hace diez años, que no la ganó, pero la colocó en la palestra de los politicos cuello 18 del centro del país, por eso tres años después, en el 2012, fue senadora, y hace apenas un año, en el 2018, firmaba como diputada federal, todo lo anterior con la representación del Partido del Trabajo, y bajo la mirada protectora de Andrés Manuel López Obrador, que no solo la vio con buenos ojos en la pasada coalicion entre Morena y ese partido el PT, sino que la llamó a dirigir a la Comisión Nacional del Deporte (Conade).

Este periodo político, del 2009 al 2019, ella vivió alejada de los suyos. Se olvidó por completo del deporte en Sonora, ni siquiera Nogales recibió de ella ni gestión, ni apoyo significativo en nada. En ese su terruño no hay una sola escuela de atletismo que ella haya auspiciado ni impulsado, y después de ella, no nació una sola estrella más que siguiera sus pasos, ni que se convirtiera en su descubrimiento ni en su lanzamiento. 

Los nogalenses la reconocieron en sus nomenclaturas, pero ella desdeño todo. 

Como senadora jamás regreso a Sonora con buenas noticias en el deporte. Eso se lo reclamaron en todas partes, en todos los municipios.

Pero en el 2018 regresó a Sonora arrastrando la espada, tocando puertas, pidiendo el apoyo. Era la candidata de la coalicion Morena-PT-PES a la diputación federal por el Distrito II y en ese momento, no dimensionaba el tamaño de la ola amloista en la que se había subido, y que a la postre la llevaría a la victoria.

Con ese desconocimiento, tuvo que volver a los suyos prometiéndoles las perlas de la virgen, bajando la luna y las estrellas, pactando compromisos, tocando hombros, estrechando manos, y hablando al oído. Ahí ella cometió su primer gran error: sabia que no cumpliría, pero aún asi pactó con todos.

Ramón Flores Robles, su secretario, su incondicional, su gran maestre, es el testigo fiel de todos estos concordatos. Exalcalde panista de Arivechi en el primer trienio padrecista, se acercó a Morena justo al terminar su mandato, y se declara fundador de este partido en Sonora junto a Alfonso Durazo Montaño. Todo su discurso inicial, ya como ex militante del PAN, gira en torno a Morena e incluso, adelantaba resultados y candidaturas. Al PT se refería solo como el partido con el que se podría hacer una coalicion. Presumía incluso su formación de izquierda dentro del PRD, y no en el PT ni en Morena.

Aparece después y repentinamente junto a Ana Gabriela Guevara, como petista, y dejarlo ser fue su segundo gran error. Se dice desde entonces que la consigna de Ramón Ángel era justamente encabezar lo que después sucedió, y que ahora se describe:

Luego de la contundente victoria en el pasado mes de julio de 2018, Jaime Moreno Berry, quien era el eterno dirigente del PT en Sonora, perdió la batalla contra Ana Gabriela Guevara, convertida entonces en el símbolo más emblemático del PT como coordinadora nacional del mismo. Perder contra ella le significo, a Moreno Berry, salir del PT por la puerta trasera.

Rodolfo Lizárraga, diputado del PT, no logró conciliar sus agrestes diferencias con Ana Gabriela Guevara, quien con la batuta en la mano lo retiró de la coordinación de la bancada petista en el Congreso de Sonora.

Reconocidos lideres del PT en todo el estado, militantes por décadas del mismo, dicen sentirse traicionados por la gacela de Nogales, y empiezan poco a poco a perder terreno frente a las decisiones cupulares de Guevara Espinoza sin tomar en cuenta a las bases, y sin conciliar nada, con nadie.

Acusaciones de despido injustificado, falta de pagos, malversación o poca transparencia en los recursos del partido, opacidad en operaciones financieras y administrativas, malos tratos, prepotencia y arrogancia enmarcan hasta hoy su gestión en el PT sonorense. Este es su tercer gran error.

Detrás de todo, de bajo perfil, sigilosamente se mueve Ramon Ángel Flores Robles.

A nivel nacional acusan a Ana Gabriela Guevara Espinoza de estar haciendo campaña electoral en Sonora, olvidándose de sus responsabilidades en la Conade. Cuatro auditorias de la Secretaría de la Función Publica flanquean a la ex velocista quien, quitada de la pena, se limita a seguirse promocionando en sendas entrevistas ante medios de comunicación para mostrarse retadora ante las mismas. Su campaña sigue viento en popa, pero la campaña pausada de Flores Robles también, sin que nadie lo note o lo recrimine.

De las auditorias podrá salir limpia o no. Pero ese tema, sin importar su final, es ya una terrible mancha curricular en su aspiración a la candidatura por la gubernatura de Sonora representado a cualquier partido, ya no digamos al PT. Se habla de que su salida de la Conade es proxima e inminente, si se va, cualquier aspiración de ella y de los suyos se va al resumidero, si se queda, tendrá que rehacerse, aunque eso ya se antoja tarde.

Se olvidó de los suyos, no cumplió sus promesas, destruyó al partido que la inventó, no reconoció los verdaderos peligros y enemigos, desestimó el poder presidencial, se sintió hecha a mano. Nadie sobrevive con ese costal de esqueletos sobre los lomos.

Gracias por la lectura. Puede seguirme en @mensajero34 y en facebook.com/gilberto.armenta.16