Inicio Gaspar Navarro Ruiz Congreso pone orden en Bácum

Congreso pone orden en Bácum

3
0

Doblegando a la otrora fuerza mayoritaria legislativa de Morena, la chiquillada unida logró sacar adelante la revocación de mandato en Bácum, y se designó como alcalde sustituta a la regidora Benita Aldama López, quien culminará la gestión del electo y preso en Arizona Rogelio Aboyte Limón.

La chiquillada legislativa del PRI, PAN, PES, PT, Nueva Alianza y Movimiento Ciudadano sacaron adelante el dictamen de la Comisión de Gobernación a pesar del rechazo de los diputados de Morena que se abstuvieron al momento de votar la designación de Benita Aldama como presidenta municipal.

Con lo anterior, el Poder Legislativo puso orden y devolvió la gobernabilidad a Bácum, a pesar de la oposición de los diputados de Morena que estaban en contra de la designación por parte del Congreso del relevo de Aboyte, ya que consideraban que el Cabildo de Bácum como poder autónomo debería de elegir al nuevo alcalde.

Esta telenovela aún no termina, ya que en breve la Diputación Permanente del Congreso tomará la protesta de la nueva presidenta de Bácum, a fin de que pueda entrar en funciones y termine el vacío de poder en ese municipios, pero no se descarta que los grupos afines a Aboyte que pretendían imponer al relevo con el apoyo de Morena, conviertan al pueblo en una “Cena de Negros”, como sucede en Navojoa, Cajeme, Guaymas y Empalme.

Y ese escabroso proceso de designación en el Congreso del Estado del alcalde sustituto en Bácum, exhibió una vez más la fractura irremediable de la Coalición de Morena, destacando como una fuerza de poder a la bancada del Partido Encuentro Social, cuyo dirigente Alonso Montes Piña, como presidente de la Comisión de Gobernación sacó adelante la propuesta de la diputada del PES Magdalena Uribe de designar como alcaldesa a Benita Aldama.

Con el bloque de la chiquillada legislativa, Morena se queda como nueva minoría, razón por la cual el Congreso del Estado podrá transitar de manera ordenada con la agenda legislativa y con el power para continuar imponiendo al presidente en turno del Congreso, como vimos con la presidencia de la Diputación Permanente que recayó en el diputado verde Luis Mario Rivera Aguilar, sin descartar que continúen los pataleos morenistas.

Y esos estertores morenistas ya los volvimos a ver en la sesión de la Comisión de Gobernación donde se analizaría la solicitud de juicio político presentada por Rogelio Aboyte contra los integrantes ¡de la Comisión de Gobernación ¡! al boicotear el evento abandonando la sesión los diputados de Morena alegando que los integrantes no pueden ser juez y parte.

Y tienen razón moral los diputados de Morena, pero no legal, porque la ley faculta a la Comisión de Gobernación del Congreso a analizar las demandas de juicio político, aunque esta vez fueran contra los propios integrantes de ese órgano de gobierno legislativo por revocar el mandato al delincuente Aboyte Limón.

Malitos se ven los diputados de Morena al defender al sentenciado Aboyte Limón, y sus disparatadas demandas de juicio político contra los diputados, quienes solo cumplieron con su deber legal de imponer orden y devolver la legalidad y la gobernabilidad a Bácum.

INICIA CLAUDIA PROGRAMA CONTRA ENFERMEDAD EMOCIONAL

Una de las principales razones de la delincuencia, violencia, drogadicción y deserción escolar, entre otros males sociales, es la enfermedad emocional de nuestros niños y jóvenes, producto de un sistema económico y social que está causando estragos no solo en Sonora sino a nivel mundial.

La gobernadora Claudia Pavlovich acompañado del secretario de Salud Enrique Clausen Iberri, puso en marcha el innovador programa “Ponte frente al espejo” tendiente a atender de manera integral la salud mental de las personas.

En corto, le comenté al secretario de Salud Clausen Iberri que en ese programa para atender las enfermedades emocionales debería de ser incluida la Secretaría de Educación y Cultura, para dar un tratamiento más efectivo no solo en clínicas con terapias sino en los salones de clases con cursos de educación emocional en el que interactúen los alumnos.

“Hay que trabajar con nuestras emociones, hay que trabajar con nuestro pensamientos, la mente es la loca de la casa, sin duda, no dejen que agarre monte, no dejen que sus pensamientos los vayan traicionando, en esta vida uno viene a ser feliz, viene a vivir la vida, no que la vida te pase por enfrente sin vivirla o sufrirla, que son las dos cosas”, señaló la gobernadora Pavlovich al arrancar ese innovador programa en Sonora.

Ese evento me trajo a la memoria un libro de Daniel Goleman, publicado en 1995 titulado “Inteligencia Emocional” que revolucionó a la sociedad de Estados Unidos al considerar a la enfermedad emocional de nuestros niños y jóvenes como los causantes de actos de barbarie, como los trágicos atentados a balazos por parte de alumnos en centros de educación en el lado americano.

Dice Goleman que la Inteligencia Emocional ha inspirado gran cantidad de programas educativos de desarrollo social y emocional en todo el mundo.

Al igual que Goleman la gobernadora Pavlovich expuso ayer en el evento que al aprender a reconocer a la inteligencia emocional podríamos mejorar casi todos los aspectos de nuestra vida, desde la escuela al trabajo pasando por nuestras relaciones personales. y así convertirnos en personas más felices y más sanas.

Uno de los aspectos destacados por Goleman era la conciencia de uno mismo, la capacidad de saber reconocer nuestras propias emociones, reconociendo virtudes y defectos y de estar seguros de nuestro propio valor. Es ponerse frente al espejo.

En un artículo denominado “Ganar la batalla por el corazón humano”, Goleman comenta que en Estados Unidos se hicieron por 15 años estudios en tres mil niños y jóvenes estadounidenses evaluados por sus padres y profesores.

Los estudios arrojaron que a lo largo de 15 años la media de los niños y jóvenes analizados iban perdiendo las capacidades básicas para manejar sus sentimientos, sus relaciones y a sí mismos.

“Se estaban haciendo más impulsivos y desobedientes, más irritables y antipáticos, más ansiosos y estaba más solos”, señala Goleman.

“El declive se registró en 42 indicadores de auto organización y habilidad social. Esta imperceptible decadencia vino acompañada de titulares más inquietantes: Un drástico aumento en los índices de homicidios, suicidios y violaciones entre adolescentes. Estos indicadores de falta de inteligencia emocional en EU ha comenzado a aflorar en otros países desarrollados”, agregó.

Explica que ese fenómeno social se deriva de que los padres tienen que trabajar con más ahínco y más horas para mantener el nivel de vida, abandonando a sus hijos, disponiendo de menos tiempo para estar con sus hijos. Una consecuencia de lo anterior es que los niños pasan mucho tiempo solos, quedando el mayor del tiempo frente a un monitor de videos.

Al no transmitirse en la familia las habilidades emocionales y sociales, el escritor neoyorkino considera que la escuela proporciona a la sociedad el vehículo que garantiza que cada generación aprenda las artes vitales fundamentales, como controlar los impulsos, y manejar la cólera, la ansiedad, la motivación, la empatía y la colaboración. 

En las escuelas donde se ha desarrollado esa educación emocional, los niños no solo han mejorado en su auto control  y en el manejo de sus relaciones, sino que también tienen menos peleas e incidentes violentos, a la vez que aumentan su puntuación en las pruebas académicas. En el futuro, en las escuelas la empatía se valorará tanto o más que el álgebra, advierte Goleman.

Así las cosas, en Sonora ya se dio el primer paso por parte de la gobernadora Pavlovich, para atender a través de la Secretaría de Salud la enfermedad emocional.

El siguiente paso será incluir programas de educación emocional en el sector educativo sonorense, porque la realidad es que los niños crecen solos porque papá y mamá tienen que trabajar, y los hijos ya no juegan ni se divierten como antes con sus amigos con la clásica cascarita de fut o beis por estar pegados al celular, pantallas de televisión o videojuegos enfermando su mente. (g_navarro_ruiz@hotmail.com)