Inicio Dr. Cesar Alvarez Pacheco ¿Por qué tiembla la canciller alemana?

¿Por qué tiembla la canciller alemana?

1
0

El temblor es un problema que se presenta comúnmente en la práctica clínica. Dentro de todos los tipos de temblor, el esencial es el más común. El diagnóstico diferencial es importante, ya que el manejo y el pronóstico de cada síndrome es muy distinto. Es fundamental la historia clínica y la exploración física del paciente para orientar el diagnóstico en todos los casos. La canciller alemana, Angela Merkel otra vez volvió a sufrir públicamente este jueves un ataque de temblor severo, nueve días después de un episodio similar junto al presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, y a pocas horas de emprender viaje a la ciudad japonesa de Osaka para la cumbre del G-20. Pero ¿Qué pasa con la canciller?

Este segundo ataque de temblores en piernas y manos captado por las cámaras ocurrió en el palacio de Bellevue en Berlín. Merkel asistía en la sede de la Presidencia al nombramiento ante el jefe del Estado, Frank-Walter Steinmeier, de la nueva ministra de Justicia, Christine Lambrecht. En las imágenes de las cadenas alemanas, puede verse cómo la canciller, que el próximo 17 de julio cumplirá 65 años, trata de contener en vano sus temblores. El ataque le dura casi dos minutos. En ese tiempo, que parece interminable, se le ofrece un vaso de agua, que ella rechaza. Tras el primer ataque de temblores que Merkel sufrió públicamente, el pasado día 18, la Cancillería atajó los rumores sobre su estado de salud achacando ese episodio a una falta de hidratación en altas temperaturas. La propia Merkel declaró una hora después de lo ocurrido estar bien. «Me he bebido al menos tres vasos de agua, que parece que me faltaban, ahora me siento de nuevo bien». ¿Cuáles son las posibles causas de estos temblores? Hay distintos problemas médicos, algunos sencillos y otros más graves, que podrían estar detrás de este síntoma. Aunque con las imágenes no se puede establecer un diagnóstico y hay que tener en cuenta que, en función de la edad, las patologías previas de una persona o su condición basal este síntoma puede indicar la existencia de una enfermedad o hasta una alteración sin importancia. Existen muchísimas causas que pueden ocasionar temblores y muchas de ellas se pueden resolver. Los orígenes de este tipo de manifestación, va desde una reacción normal ante un estímulo en el exterior por ejemplo un cambio de temperatura, a una consecuencia derivada de una crisis de ansiedad, incluso infecciones, problemas metabólicos o neurodegenerativos. El Parkinson, una enfermedad progresiva del sistema nervioso que afecta al movimiento, es uno de los trastornos que puede producir temblores en quien lo padece. Sin embargo, las características del temblor que se aprecian en las imágenes no son las típicas del Parkinson ya que esta suele ser más continua y se manifiesta con otros síntomas neurológicos, como la torpeza motora o la lentitud al caminar, que no parece tener la canciller. Hay otros problemas neurológicos, como el temblor esencial o las ataxias, que también producen en quienes lo sufren una sintomatología similar a la de la canciller alemana. Pero no sólo hay que pensar en alteraciones neurológicas, ya que otros problemas, como determinadas alteraciones metabólicas podrían estar detrás, por ejemplo una hipoglucemia o una baja de la tensión arterial pueden producir este tipo de síntomas. También determinadas alteraciones de tiroides pueden manifestarse a través de temblores. Asimismo, también puede tratarse de un «temblor ortostático», un trastorno del movimiento caracterizado por temblores rápidos y específicos, que afectan a las piernas y al tronco mientras se está de pie. Hay que tener en cuenta asimismo la posibilidad de que el temblor se deba a los efectos secundarios de alguna medicina como estrogenos o algunos antidepresivos.

Los médicos alemanes indicaron que no era imposible que los síntomas que tuvo Merkel fueran causados por una falta de fluidos. Desde el punto de vista médico, los temblores en sí mismo no son una cuestión de alarma, y que la falta de hidratación es común en la climatología que hubo. (En Berlín hubo 30º C). Además, el hecho de que la canciller se sintiera mejor después de haber tomado tres vasos de agua, pudo ser una indicación de que fuera un problema circulatorio a corto plazo, dijo el doctor. También descartan que Merkel padezca una enfermedad neurológica como el Parkinson, pues se expresa con unos temblores más débiles. “Su temblor era demasiado fuerte. El temblor del Parkinson, sería mucho más ligero”. Merkel cumplirá 65 años el próximo 17 de julio. Llegó al poder en 2005 y fue reelegida para un cuarto mandato tras las elecciones generales del pasado 2017. ¿Por qué tiembla la canciller? Seguramente de miedo, no es.

Dr. César Álvarez Pacheco

cesar_ap@hotmail.com

@cesar_alvarezp

Huatabampo, Sonora.