Inicio Gaspar Navarro Ruiz Protestan federales contra Durazo y Guardia Nacional

Protestan federales contra Durazo y Guardia Nacional

1
0

Ni se ve ni se siente la Guardia Nacional en la lucha contra el narcotráfico, pero destacan más su indefinición de la estrategia y las protestas de los policías federales que rechazan integrarse a este nuevo modelo policial compuesto también por militares y marines.

Este miércoles los policías federales salieron rabiosos a las calles en la Ciudad de México, y en otras entidades pero no para combatir al crimen organizado sino al titular de Seguridad federal Alfonso Durazo, a López Obrador y a la Guardia Nacional.

Los agentes federales rechazan integrarse al nuevo cuerpo de élite policiaco porque se verían afectados en sus ingresos y temen perder sus derechos laborales y prestaciones sociales.

En su protesta en Hermosillo junto con un puñado de elementos, un agente federal explicó que los están pasando a la Guardia Nacional haciéndoles firmar un documento de baja y otro que lo da de alta automáticamente, reduciéndoles el suelo hasta seis mil pesos.

Trascendió que la mayoría de los agentes que se encuentran en Sonora, son de otros estados de México y reveló que algunos de sus colegas han sido transferidos a Tijuana, Hermosillo y otras ciudades de la República dejándolos de base.

Con pancartas, mantas, cartulinas y consignas a viva voz, los elementos policiacos manifestaron su inconformidad ante la decisión de la federación, para incorporarlos sin consulta a la Guardia Nacional o al Instituto Nacional de Migración.

El secretario de Seguridad Durazo Montaño respondió a las protestas de policías federales que respetarán sus derechos laborales, y no serán despedidos los que no se integren a la Guardia Nacional, ya que hay más opciones para seguir en la corporación policiaca.

Durazo Montaño les pintó un escenario rosa a los manifestantes, al asegurar que los policías federales integrados a la Guardia Nacional podrán elegir la región que mejor les convenga por cuestiones familiares para su adscripción permanente.

Las protestas de los policías federales obligó a una salida urgente este mismo miércoles en redes sociales del Presidente López Obrador para aclarar sin esperarse a la “Mañanera” que no se están despidiendo a los agentes sino que muchos elementos están pasando la prueba y otros no por problemas de salud y por no tener conductas aceptables.

En la larga perorata de López Obrador cuestionó a los policías federales porque incumplieron con su deber al viciarse, no se consolidó en 20 años de creación, se echó a perder, y se pervirtió al imperar la corrupción y la irresponsabilidad. Eso les dijo con el fino tacto que le caracteriza. Nótese la ironía.

Al condenar las manifestaciones, López Obrador consideró que no habría represión contra los agent0es federales y se resolvería sin cometer ninguna injusticia, pero sin dejar de señalar que hay “mano negra” en ese asunto de las protestas policiacas.

Total que empezó con el pie izquierdo la mentada Guardia Nacional al llegar dividida en su integración, lo cual es un muy mal presagio para su cruzada contra el crimen organizado.

Sobre ese cuerpo de élite de seguridad nacional persiste la confusión, ya que se asegura que llegaron 300 elementos de la Guardia Nacional a Cajeme, pero de manera oficial no hay presencia, como tampoco la hay en otros municipios como Guaymas donde los marines se colocan la banda negra con las letras GN, por lo que es la misma gata nada más que revolcada.

Trascendió que este miércoles se reuniría la gobernadora Claudia Pavlovich con Audómaro Martínez Zapata, director general del Centro Nacional de Inteligencia para analizar el tema de la Guardia Nacional, pero no hubo información oficial de ese evento, si es que se realizó.

 BACUM SIGUE SIENDO UN PUEBLO SIN LEY

Luego de que el Congreso del Estado revocó el mandato al alcalde electo de Bácum Rogelio Aboyte y designó como alcaldesa a Benita Aldama, se advirtió que esa telenovela no terminaría ahí y sería más trágica que La Rosa de Guadalupe.

Y en efecto, a la recién designada alcaldesa sustituta Benita Aldama no la han dejado entrar al Palacio Municipal de Bácum mucho menos sentarse en su silla, ya que los partidarios de Rogelio Aboyte, exigen que el Congreso respete la autonomía municipal y la designación por parte del cabildo de Francisco Villanueva como relevo del encarcelado presidente electo.

Al respecto, el diputado de Encuentro Social y titular de la Comisión de Gobernación, Alonso Montes Piña, advirtió que “la señora regidora Benita Aldama es la presidenta, eso lo tienen que entender y deben ser las otras dependencias que entran en competencia aquí para hacer valer esa instrucción y esa ley que el Congreso ha mandatado”.

Montes Piña aclaró que la situación en Bácum ya no está en la cancha del Congreso del Estado sino en otras instancias, como la de la alcaldesa Benita Aldama, quien tiene la responsabilidad de lograr la paz en ese municipio. El diputado Montes Piña se lava las manos, luego de hacer arder el rancho con la designación de Benita sin lograr el consenso con los aboytistas en Bácum, quienes como si fuera el Mesías, esperan su regreso. (g_navarro_ruiz@hotmail.com)