Inicio Agricultura, Ganadería y Pesca Análisis de anillos de ahuehuete aporta información para prever impactos de fenómenos...

Análisis de anillos de ahuehuete aporta información para prever impactos de fenómenos climáticos

1
0

A través del estudio de los aros de los sabinos es posible realizar reconstrucciones históricas de caudales, análisis de periodos húmedos o secos, de eventos hidroclimáticos extremos, sequías e inundaciones, entre otros.

  • A través del estudio de los aros de los sabinos es posible realizar reconstrucciones históricas de caudales, análisis de periodos húmedos o secos, de eventos hidroclimáticos extremos, sequías e inundaciones, entre otros.
  • Se trabaja también en la construcción de un mapa actualizado sobre la distribución del Árbol Nacional en México para generar series de anillos de crecimiento centenarias o milenarias, que permitan examinar el comportamiento climático y factores y fenómenos de circulación atmosférica que determinan la entidad donde se localizan.

Estudios científicos del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) revelan que las frecuencias históricas de los anillos de los árboles de ahuehuete aportan información que contribuye a prever el impacto que podrían tener fenómenos climatológicos como El Niño, tormentas tropicales y huracanes.

Los análisis realizados al Árbol Nacional también permiten conocer las causas del crecimiento o disminución de poblaciones de árboles en lugares donde, de manera natural, tendrían que permanecer, como las zonas ribereñas.

A través del estudio de los anillos de los árboles de ahuehuete es posible realizar reconstrucciones históricas de caudales, análisis de periodos húmedos, secos, de eventos hidroclimáticos extremos, sequías e inundaciones, entre otros aspectos, reporta el organismo de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader).

De acuerdo con la investigación del Inifap, para lograr la reconstrucción del clima es necesaria la elección de 60 a 100 árboles estadísticamente confiables, esto es, que no sufra de enfermedades y tenga un cuerpo sano, así como que se ubique donde existe flujo constante y lento de agua.

Con el uso de un taladro pressler y el procesamiento de las muestras extraídas con una barrena es posible medir el crecimiento anual del árbol, de los anillos, y las condiciones climáticas prevalecientes en el ambiente durante su vida, ya sea de cientos o miles de años.

Los ahuehuetes más longevos son aquellos que no son gruesos ni corpulentos, tienden a torcerse, son de corteza blanquecina o grisácea, y tienen la copa aplanada con algunas ramas colgantes.

Aun cuando es una especie capaz de adaptarse a varios climas, en las penínsulas de Baja California y Yucatán, no se cuenta con registros de este ejemplar, indica el organismo de investigación.

En el norte del país, por ejemplo, el Inifap analiza el contenido de contaminantes en los anillos de los árboles, como en las regiones carboníferas, y estudia las etapas de vida y reproducción del ahuehuete.

También, trabaja en la construcción de un mapa actualizado sobre la distribución de los ahuehuetes en México para generar series de anillos de crecimiento centenarias o milenarias, donde se pueda examinar el comportamiento climático, los factores y fenómenos de circulación atmosférica que determinan ese estado.

Cabe mencionar que la principal amenaza para esta especie es el propiciar la contaminación, desviación del agua para riego para fines industriales y la pudrición de las raíces del ahuehuete, algo que termina con la pérdida de miles de años de información climática benéfica para la sobrevivencia de todos.