Inicio Salud Romero, aromas saludables

Romero, aromas saludables

1
0

Las propiedades medicinales del romero le convierten en una buena alternativa para tratar dolencias respiratorias y digestivas, entre otras, pero también es muy apreciado como condimento y en la aromaterapia.

El Romero o Rosmarinus officinalis pertenece a la familia de las Labiadas y crece de manera espontánea en los matorrales mediterráneos junto a otras plantas como el tomillo, el espliego o las jaras.

Romero

La Guía de Fitoterapia y Medicina Tradicional Herbaria del doctor Américo Albornoz M. lo define como un subarbusto leñoso y ramoso, con un fuerte olor alcanforado y que puede medir hasta un metro de altura. Sus hojas son coriáceas, puntiagudas, entrecruzadas y con pelusilla por el envés. Las flores son pequeñas y de color azul claro o violeta claro, con dos labios desiguales. Respecto a su fruto, sólo contiene una semilla la cual no es necesario extraer pues sale de forma natural. Del romero pueden utilizarse tanto las hojas como las sumidades florales.

La recolección de las flores y hojas de romero debe hacerse durante primavera y verano. Una vez recolectadas se secarán a la sombra en un lugar seco y oscuro. Su almacenaje será en un recipiente de vidrio que esté bien cerrado y se guardará lejos de la luz y de la humedad para una mejor conservación de las plantas.

Composición del romero

Su composición química es rica y diversa y las hojas poseen ácidos fenólicos como:

  • Cafeíco.
  • Clorogénico.
  • Neoclorogénico y rosmarínico.
  • Picrosalvina (lactona amarga diterpénica).
  • Apigenina y luteolina (glucósidos de flavonas).
  • Ácido ursólico y otros derivados triterpérnicos .
  • Rosmaricina (alcaloide).
  • Taninos y minerales.

Por su parte, el aceite esencial de romero está constituido por derivados terpénicos; cineol (32%), borneol (18%), alcanfor (12%), pineno, canfeno, acetato de bornilo y dipenteno, entre otros. 

Propiedades del romero

El romero es una planta muy rica en principios activos y posee numerosas propiedades medicinales, entre otras, es antiséptico, antiespasmódico, aromatizante, depurativo, estimulantes estomacal, carminativo, colagogo –facilita la expulsión de la bilis–, diurético o hipotensor.

La doctora Carmen Martínez reconoce las bondades de la fitoterapia y la define como una buena alternativa a los tratamientos químicos en muchas dolencias y enfermedades, “ya que en las plantas que se utilizan para la fitoterapia suelen encontrarse la mayoría de los principios activos de manera equilibrados debido a la presencia de diversas sustancias complementarias que suelen potenciarse entre sí; esta situación evita que dichas sustancias se acumulen en nuestro organismo pudiendo provocar algún tipo de intoxicación”.

Respecto al romero, asegura: “favorece la recuperación de las enfermedades respiratorias y digestivas, teniendo propiedades antioxidantes muy beneficiosas además de ser utilizado en la preparación de comidas”.

Uso interno del romero

Por lo que respecta a su uso interno, el romero puede aplicarse en los siguientes casos:

  • Debido a sus efectos estimulantes y tónicos favorece la recuperación en el caso de las enfermedades respiratorias y del aparato digestivo.
  • Por sus propiedades carminativas favorece la disminución de los gases en el tubo digestivo, sobre todo tomado en infusión.
  • Posee un alto contenido de hierro y por este motivo puede ayudar a superar su falta en ciertos casos de anemia.
  • Es una planta rica en antioxidantes y, por tanto, ayuda a neutralizar los radicales libres, por lo que resulta muy útil en tratamientos rejuvenecedores, así como coadyuvante en el tratamiento de enfermedades como el alzhéimer, el SIDA o el cáncer (colonleucemia y cáncer de mama).
  • Antiguamente se le atribuían propiedades para fortalecer la mente y mejorar la agilidad mental, así como para aliviar las jaquecas y los periodos de astenia. Una investigación publicada en Avances Terapéuticos en Psicofarmacología, confirma que el aroma de romero puede mejorar la concentración, el rendimiento, la velocidad y la precisión de una persona y, en menor medida, su estado de ánimo.
  • Por sus propiedades bactericidas puede servir como complemento de un tratamiento con antibióticos y algunos casos de enfermedades de transmisión sexual.
Aceite de romero
El aceite de romero se utiliza como uso externo para mitigar los dolores y calambres musculares. 

Uso externo del romero

En lo que a su uso externo se refiere encontramos diversas aplicaciones del romero:

  • Es adecuado para mitigar los dolores musculares y los calambres producidos por el esfuerzo físico, así como para desinflamar o relajar los pies, por lo que su uso es bastante frecuente entre los deportistas. Basta con realizar baños de romero durante 15 o 20 minutos o con aplicar sobre la zona en cuestión aceite de romero para notar sus efectos beneficiosos.
  • Realizar masajes sobre el cuero cabelludo con aceite de romero, enriquecido con aceite de almendra, ayuda de manera notable a mejorar la circulación de la zona y el nacimiento del cabello.
  • En los casos de uñas frágiles y quebradizas, evita que éstas se rompan.
  • También es reconocido su uso para combatir el mal aliento y aliviar las llagas y las inflamaciones.
Aceite de romero

Otras aplicaciones del romero

Precauciones frente al romero

En cualquier caso, es muy importante tener en cuenta que un uso excesivo y continuado del romero puede causar toxicidad, generando desde vómitos a edema pulmonar.

No conviene abusar de uso, ya que al tener propiedades estimulantes puede provocar episodios de ansiedad e insomnio.

Hay que tener en cuenta que el romero podría provocar interacciones al ser tomado junto con algunos medicamentos, como anticoagulantes (warfarina, aspirina), diuréticos (hidrocolorotiazida y furosemida), litio, o inhibidores de la ECA para la presión arterial. (webconsultas.com)