Inicio Ciencia y Tecnología La llamada avispa ‘manipuladora’ es capaz de controlar la mente de otras...

La llamada avispa ‘manipuladora’ es capaz de controlar la mente de otras especies

1
0

Algunos organismos parásitos tienen habilidades dignas de un programa de fenómenos sobrenaturales. Parecen cosa de magia. El diminuto protozoo ‘Toxoplasma gondii’, por ejemplo, logra que los ratones a los que infecta pierdan el miedo a los gatos para que se los coman fácilmente (los mininos son su segundo hospedador).

Otra prueba de hasta dónde pueden llegar su capacidad de manipulación son los percebes del género ‘Sacculina’. Estos pequeños animales acuáticos se cuelan en el cuerpo de los cangrejos y consiguen que cuiden de sus crías como si se tratara de la propia descendencia de los crustáceos.

Normalmente, los parásitos como los anteriores eligen una o dos especies como víctimas. Sin embargo, la avispa ‘Euderus set’, también conocida como ‘guardián de la cripta’, es más versátil: según revela un reciente estudio, es capaz de manipular el comportamiento de hasta siete especies de avispas diferentes. Además, de una forma bastante retorcida.

Bautizada en nombre de un dios malvado

Para que te hagas una idea del trato que esta avispa dedica a sus víctimas, basta contar el origen de su nombre. Los investigadores que describieron por primera vez este peculiar insecto hace solo dos años lo bautizaron en honor al dios Set de la mitología egipcia. Esta deidad del mal y el caos encerró a su hermano Osiris en una cripta, donde lo asesinó y lo cortó en pedazos.

El modus operandi del insecto es más o menos el mismo. En principio, se creía que su único objetivo era ‘Bassettia pallida’, una especie de avispa de las agallas. Estos organismos se caracterizan por poner sus huevos en el interior de la corteza de los árboles y provocar la formación de agallas o protuberancias que sirven de guarida protectora a las larvas, que crecen dentro.

‘Bassettia pallida’ perfora pequeños orificios (o criptas) en la corteza de algunas especies de robles e incrusta allí sus huevos. Los individuos jóvenes se desarrollan en estos agujeros hasta que alcanzan una fase semiadulta y abandonan su refugio a través de un conducto que excavan con sus mandíbulas.

Eso es lo que ocurre siempre y cuando ‘Euderus set’ no entre en acción. Esta avispa parásita es capaz de detectar los agujeros y depositar en ellos sus propios huevos. Cuando eclosionan, sus larvas atacan a sus compañeras de casa y las convierten en una especie de zombis.

Un comportamiento macabro

Aunque los ejemplares semiadultos de ‘Bassettia pallida’ comienzan a excavar para abandonar el agujero, interrumpen el proceso y quedan atascados en el túnel con su cabeza bloqueando la salida. De esta forma, sirven de protección al resto de larvas parásitas que siguen creciendo en la cripta.

Aún no se conoce el mecanismo exacto que este curioso insecto utiliza para interrumpir el avance de las excavadoras en el momento preciso. Pero una vez se han desarrollado lo suficiente, los individuos adultos salen al exterior a mordiscos a través del cuerpo y la cabeza de las larvas de avispas de las agallas que obstruían el canal.

Si bien ya se conocía su retorcido comportamiento, las conclusiones del último estudio demuestran que ‘Euderus set’ no solo utiliza su capacidad de persuasión con ‘Bassettia pallida’, sino que también actúa sobre, al menos, siete especies de avispas de las agallas (existen más de un millar).

Los autores del trabajo recolectaron 23.000 de estas protuberancias de 10 tipos de robles y comprobaron que al menos siete de las 100 especies de avispas de las agallas que encontraron en su interior habían sido parasitadas por ‘Euderus set’.

Estos científicos seguirán con sus investigaciones, pues se cree que existen más especies de avispas parásitas por descubrir. Se estima que superan en número a los escarabajos parásitos, de los que ya se han descrito 350.000, más que en ningún otro grupo de animales.

Fuente: lasexta.com