Inicio Arturo Soto 1 de julio, día de fiesta nacional

1 de julio, día de fiesta nacional

107
0

Este día se cumplen dos años del triunfo electoral de Andrés Manuel López Obrador y la coalición ‘Juntos haremos historia’, que hizo renacer las esperanzas de millones de mexicanos que en una jornada épica atiborraron de votos las urnas para dejar atrás casi un siglo de gobiernos priistas y panistas.

A un año y medio de ejercicio de gobierno, parece demasiado temprano para hacer una evaluación sobre el cumplimiento de las expectativas que despertó la llamada cuarta transformación, pero los índices de aprobación reflejados en las encuestas más serias indican que tales expectativas han ido cayendo sostenidamente.

Sería muy pretencioso resumir en unos cuantos párrafos el balance de estos 18 meses que para unos han sido un suspiro y para otros una eternidad. Sin embargo y como siempre, la mejor evaluación es la que usted, becada lectora, nini lector, hagan.

A vuelapluma, aparecen rubros como seguridad pública, salud, inversión productiva, obras de infraestructura, migración, empleo, entre otros, donde el balance no arroja material para documentar el optimismo. 

La joya de la corona lópezobradorista, que es el combate a la corrupción aparece un tanto oxidada no sólo por los pocos resultados, sino por la frecuencia con que aparecen casos de personajes de la 4T como presuntos responsables de ese delito. Ya para que la propia ex dirigente nacional de Morena, Yeidkol Polevnsky tenga un expediente abierto en la FGR es un indicador de que las cosas no andan bien.

Ni qué decir de Manuel Bartlett y su hijo; del compadre de Rocío Nahle a quien se le adjudicó una obra por cinco mil millones de pesos en la refinería Dos Bocas, o de la propia secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval quien junto a su esposo, John Ackerman no han podido explicar satisfactoriamente el origen de los recursos con que adquirieron varias propiedades, algunas pagadas en efectivo, otras de gran lujo como su finca en Tepoztlán, placer culposo de todo comunista que se respete.

¿Logros de la 4T?

Pues ahí está la cancelación del NAICM, con lo que se les arrebató esa obra a una minoría rapaz de empresarios conservadores a quienes por cierto se les devolvió, peso sobre peso, cada uno de los más de 71 mil millones invertidos hasta el momento de la suspensión de la obra.

¿Combate a la pobreza? Pues si las cosas andaban mal antes de la pandemia, el coronavirus llegó para mandar a millones de mexicanos al desempleo y la pérdida de ingresos. El Inegi reportó, por si fuera poco, un incremento en los índices de percepción sobre corrupción. 

La fuga de capitales entre abril y junio suma la nada despreciable cantidad de 311 mil millones de pesos, según la revista Forbes.

¿Seguridad pública? La cifra de homicidios dolosos no ha bajado y al contrario, la guerra entre cárteles se ha vuelto más violenta y el derramamiento de sangre tiñe de rojo todo el suelo nacional. El secretario de Seguridad en la Ciudad de México, Omar García Harfuch fue rafagueado con armas de alto poder -incluyendo una Barret-, en el corazón de la capital. Milagrosamente salió vivo, pero en la refriega murieron algunos de sus escoltas y queda, como daño colateral una señora que madrugó para abrir su puesto de quesadillas. Ya le dieron 10 mil pesos a sus deudos, como indemnización.

Los cárteles del narcotráfico se mueven con frescura desde Mérida a Ensenada y al mejor estilo del pilón, andan como si nada.

El nuevo federalismo ha sido impactante. Se cayó el tema de la descentralización administrativa según la cual algunas secretarías de Estado se mudarían a entidades estratégicas. Sagarpa, por ejemplo, se instalaría en Cajeme, cosa que no ha sucedido y por lo visto, no sucederá al menos en el corto plazo.

Los municipios están olvidados de la mano de la federación. Alcaldes y alcaldesas ven pasar sobre sus cabezas miles de millones de pesos para cumplir los programas de bienestar, pero se andan mordiendo una oreja porque no tienen para tapar baches, bajar índices delincuenciales, invertir en obra pública.

Fuera de quimeras ideológicas en el sentido de que se están sentando las bases para una sociedad más democrática, igualitaria, incluyente, feliz y buena, la evaluación hasta hoy tiene más visos de desaliento que de optimismo.

A pesar de todo, no podemos abandonar la esperanza de que las cosas vayan mejor. Este primero de julio hay que levantar la copa para brindar por la transformación. Es un día de fiesta nacional, de abrazos y felicitaciones, de jolgorio en el confinamiento con Gatopardo.

Coincido con quienes dicen que ese gran movimiento plural, diverso, amplísimo que llevó a Andrés Manuel a la presidencia de la República, se ha venido decantando en un año y medio, hacia la corriente más ortodoxa de una izquierda que ya le agarró sabor a la nómina y el ejercicio del poder. Una izquierda que está feliz cromándose el sable entre ellos mismos y celebrando la existencia del periodismo emblema de sus regocijos, sintetizado en Lord Molécula.

II

A los vecinos de Arizona se les salió de control la pandemia. El 13 de mayo el gobierno de aquella entidad decretó el regreso gradual a las actividades normales, bajo ciertas reglas: deportes profesionales en estadios sin público, asistencia limitada a iglesias, lugares de culto, restaurantes, piscinas…

El virus los estaba esperando con ansias, de manera que se presentó un nuevo repunte que los obligó a cancelar de nuevo esas actividades.

Mientras tanto, la frontera seguía cerrada al paso hacia el norte para actividades no esenciales, pero de norte a sur el flujo de personas no tenía restricción alguna. 

No sin sorpresa, en Sonora veíamos cómo la pandemia no daba tregua. No da tregua hasta el momento y el reporte de ayer sumó ya 894 defunciones y 8 mil 708 contagiados; de ellos, 850 se encuentran hospitalizados y el diagnóstico en 656 casos es de enfermos graves.

El panorama dista mucho de ser amable. Más bien es desolador porque muchos de ellos habrán de pasar en los próximos días a la estadística de muertes.

Ante un escenario como este, el secretario de Salud, Enrique Claussen inició los trámites para solicitar a las autoridades federales que decreten el cierre temporal de la frontera norte hacia México, para actividades no esenciales.

La petición formal es ante el Consejo de Salubridad General y la Secretaría de Relaciones Exteriores, a través del Consejo Estatal de Salud.

La medida parece tardía, pero ante una pandemia que amenaza prolongarse mucho más tiempo del estimado inicialmente, todo lo que se pueda hacer para contenerla es bienvenido. 

Lo cierto es que en Sonora se percibe un dejo de desesperación en las autoridades estatales y las locales de los municipios más afectados, porque los esfuerzos para contener la curva de contagios están lejos aún de ser exitosos. 

Ya van tres meses de un aislamiento que evidentemente nunca fue generalizado, y con el regreso a ciertas actividades productivas pareció que abrieron la puerta de un potrero y la manada salió en tropel a las calles. Las consecuencias de ello están a la vista. Esto va para largo.

III

Desde su convalecencia y aislamiento, donde se recupera de Covid19, el secretario de Desarrollo Social, Manuel Puebla compareció virtualmente ante diputados de la comisión especial integrada para atender la pandemia.

Durante más de dos horas, el funcionario aclaró dudas de los legisladores y explicó los avances del Plan Emergente de Seguridad Alimentaria (PESA) mediante el cual se han entregado 93 mil 900 apoyos alimentarios a familias vulnerables y otras que se han quedado sin ingresos en esta contingencia.

El PESA ha alcanzado más de 187 mil 900 personas en todo el estado, beneficiando a 46 mil 900 familias, sumando en estas acciones a los alcaldes, diputados y hasta a la Guardia Nacional; también a funcionarios de los tres niveles de gobierno.

Ante algunos cuestionamientos de legisladores sobre la transparencia del programa, Manuel Puebla informó que por primera vez en la historia un programa de esta naturaleza es auditado en tiempo real por el Instituto Superior de Auditoría y Fiscalización, así como de la contraloría estatal.

Se vio bien el funcionario durante la comparecencia, atendiendo inquietudes de diversa índole, incluso algunas que no son del ámbito de su competencia, pero se ve que el muchacho le entiende a temas de otras dependencias.

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

Visita www.elzancudo.com.mx