Inicio Arturo Soto El Doctor Pejenstein

El Doctor Pejenstein

231
0

Lo malo del reduccionismo que todo lo lleva a un plano en el que no hay más que izquierda y derecha, es que llega el momento en que la descalificación incluye a los propios correligionarios.

Ese momento ya llegó a Morena y el fuego cruzado tiene como campo de batalla la disputa por el mando nacional del partido, los mandos estatales y municipales.

En un despacho anterior advertíamos la pugna entre la dirigente nacional destituida de un ‘caballazo’ durante un congreso que la propia Yeidkol Polevnsky desconoce y califica de ilegal, y otras corrientes al interior de Morena, particularmente una que quizás no sea muy numerosa en términos de militantes, pero cualitativamente tienen un enorme peso en la opinión pública, al encontrarse en ella periodistas, caricaturistas, intelectuales y académicos con significativa presencia en medios tradicionales y redes sociales.

El cartón que ilustra esta columna es inmejorable para documentar la escalada en el conflicto interno. Recomiendo a la divisionista lectora, el escindido lector, analizarlo con lupa, porque en él acusan explícitamente a Andrés Manuel López Obrador de haber creado un Frankestein que, si nos atenemos a la novela de Mary Shelley, terminaría volviéndose en su contra.

Moneros que tienen 30, 40 años o más formando filas en la izquierda, combatiendo desde distintas trincheras periodísticas y foros culturales coinciden en que Yeidkol está destruyendo el partido (lo han documentado con los 3 millones de votos que ese partido perdió entre 2018 y 2019), sirviendo a la derecha y entre otras cosas, haciendo un manejo inescrupuloso de las prerrogativas, que este año superan los mil 600 millones de pesos.

Agrupados en el Instituto Nacional de Formación Política, que preside “El Fisgón” y que reclama el 50 por ciento de esas prerrogativas, han sido señalados a su vez, por Yeidkol Polevnsky, en sus intenciones de crear un partido paralelo a Morena, y tener como motivación sólo el dinero.

En esta disputa, uno de los correligionarios de Yeidkol los acusó además de estar aliados con la derecha prianista que ha invadido los consejos estatales y a la propia dirigencia nacional.

Yeidkol, a quien se le va la vida reivindicando a los gobiernos de Cuba y Venezuela y rememorando la revolución rusa (mientras compra en el Palacio de Hierro carísimas marcas gringas o europeas), en choque con Helguera, El Fisgón, Hernández, Paco Ignacio Taibo II y otros cuya militancia en la izquierda es indubitable. 

De uno y otro lado, ambos grupos se acusan de ser artífices de la derecha.

A poco más de un año de haber llegado al poder como el partido más joven en el mundo que ha logrado tal proeza, parece que también han entrado al callejón de las puñaladas traperas, ese por donde entró hace años el PRD (en el que casi todos militaban o con el que simpatizaban), y que a la postre terminó en ruinas.

Hace tiempo, el propio López Obrador declaró en un evento partidista, que de continuar estas pugnas él mismo renunciaría al partido.

¿Se repetirá la historia del PRD? Sólo el tiempo lo dirá.

II

La vida cotidiana en los días que corren sería impensable sin la conectividad a internet y sobre todo, sin las redes sociales. 

No hay ya ninguna generación, ningún sector social que prescinda totalmente de las redes, y somos legión quienes tenemos en ellas la principal herramienta de comunicación para el trabajo, la academia, la investigación, los negocios…

De unos años para acá, la vida en sociedad ni se entiende ni se explica si no considera las redes que, así como han adquirido carácter de imprescindibles para la vida cotidiana y para el desarrollo personal y colectivo, así también pueden ser utilizadas para hacer daño.

La difamación, la calumnia, las campañas negras son una parte de esto; la difusión de noticias falsas es otra, y una de las que suelen emplearse sobre todo para generar confusión, pánico, zozobra entre la población, usualmente con fines desestabilizadores.

La regulación de las redes sociales, cuando existe, es muy laxa y vulnerable, lo que no está del todo mal, pues lo contrario se instala en el terreno de la censura, algo que resulta igualmente despreciable. 

Lo que se impone es la responsabilidad de los usuarios de redes para evitar replicar noticias no confirmadas, por un lado, y por el otro aprender a identificarlas, educar a los niños y jóvenes para entender el impacto que puede tener la difusión de esas noticias falsas, y no contribuir al caos, replicándolas.

Con las redes al alcance de todos, y en un momento en que lo importante parece ser la inmediatez, la primicia, el vértigo del “yo lo publiqué primero”, no pocos hemos caído en la treta de quienes buscan generar caos, temor, pánico, replicando información falsa. Seamos cuidadosos con eso. Evitémoslo.

III

El jueves de la semana pasada se dio un paso más en el camino de la liberación de Hermosillo, de un contrato que comprometía sus finanzas obligándolo a pagar 3 mil 800 millones de pesos en los próximos 12 años.

Después de largas y complicadas negociaciones con la empresa ConLuzHMO, titular de la concesión, la alcaldesa Célida López y su equipo llegaron a un acuerdo para cancelar el contrato estableciendo condiciones menos leoninas, de manera que si bien tendrán que pagarse más de mil 400 millones en ese mismo lapso, el ahorro que significa la cancelación asciende a 2 mil 361 millones de pesos, de acuerdo con los datos ofrecidos por el Ayuntamiento.

Autoridades del ayuntamiento y de la empresa se reunieron el pasado jueves para protocolizar ante notario público la cancelación del contrato, el último trámite para que comiencen a aplicar los nuevos términos y condiciones del mismo, no sólo en términos de cumplimiento de pagos, sino en el tema de la prestación del servicio, que a partir de ahora corre a cargo de la Dirección de Alumbrado Público.

De hecho, esta dependencia ya había tomado en sus manos la operación, debido a que la empresa se negó a cumplir su parte alegando falta de pagos.

Desahogado el tema, la mira de la alcaldesa está puesta en los contratos de concesión del relleno sanitario y de la planta tratadora de aguas residuales, donde sostiene que también se firmaron bajo condiciones desventajosas para las finanzas municipales.

Veremos cómo evolucionan estos procesos.

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

Visita www.elzancudo.com.mx