Inicio Arturo Soto La gira. El escándalo

La gira. El escándalo

49
0

En política, dicen, no hay casualidades. Y en la primera ausencia del presidente de la República por encontrarse de gira en Washington va a explotar una bomba de dimensiones impredecibles, según adelantó el periodista Salvador García Soto.

Se trata de unos videos que harían palidecer al mismísimo René Bejarano, pues según la fuente en ellos aparece Emilio Lozoya entregando maletines de dinero a varios políticos a cambio de votos y apoyos a la reforma energética en tiempos de Enrique Peña Nieto.

De confirmarse la especie, este día estaríamos con un ojo al gato de la gira presidencial y el otro al garabato del nuevo videoescándalo. Si algo sale mal en la gira, habrá material suficiente para levantar las tan usuales cortinas de humo.

Emilio Lozoya Austin, ex director de PEMEX, preso en España y con orden de extradición a México negoció una reducción en su condena a cambio de información privilegiada sobre hechos y personajes de su época. Al parecer, parte de esa información es la que será divulgada este día.

López Obrador no es rencoroso, pero tiene buena memoria. Y si no que le pregunten a Rosario Robles, involucrada sentimentalmente en aquel no tan lejano 2004 con el empresario argentino Carlos Ahumada a quien le atribuyen las grabaciones donde aparecían René Bejarano y Carlos Imaz (por separado) recibiendo grandes cantidades de dinero. 

Fue uno de los golpes más fuertes a la figura de López Obrador que al parecer, está a punto de disfrutar el frío plato de la venganza.

Y lo haría desde Washington, al lado del presidente de Estados Unidos, acompañado de las principales figuras de su gabinete y de un selecto grupo de hombres de negocios que conforman su Consejo Asesor Empresarial: Ricardo Salinas Pliego, Carlos Hank González, Bernardo Gómez, Olegario Vázquez Aldir y Daniel Chávez.

Como se sabe, el presidente de México ya se encuentra en Estados Unidos en la primera gira internacional que realiza desde que se cruzó la banda tricolor al pecho. El motivo: una invitación del presidente norteamericano Donald Trump, para celebrar la firma del T-MEC, el nuevo acuerdo comercial México-Estados Unidos-Canadá, que se llevará a cabo sin la presencia del primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, que estará ocupado en una reunión virtual con su gabinete.

La visita de AMLO ha sido fuertemente cuestionada, sobre todo por aquellos que coinciden en que Trump utilizará al mexicano como refuerzo de su campaña reeleccionista, para acercarle votos de la comunidad mexicana ya establecida legalmente en el vecino país; una comunidad nada despreciable integrada por más de 15 millones de compatriotas.

Eso por un lado. Por el otro, el hecho de que Trump jamás ha sido un hombre que simpatice con México y con los mexicanos, a los que ha denostado de muchas maneras.

Como candidato en su primera elección fue recibido como Jefe de Estado por Enrique Peña Nieto en Los Pinos, sólo para que horas después, en una conferencia de prensa en Arizona advirtiera que México pagaría por el muro fronterizo. 

México no pagó en efectivo, pero ya con López Obrador en la presidencia fue coaccionado para que recorriera el muro hasta el Suchiate, donde la recién creada Guardia Nacional se convirtió en una extensión de la Border Patrol para frenar el flujo de migrantes, sobre todo centroamericanos.

En una relación tan asimétrica como es la de México-EEUU, nuestro país no tiene nada qué celebrar desde aquel 9 de marzo de 1916 cuando Pancho Villa se convirtió en el primer extranjero en invadir militarmente territorio gringo en el poblado de Columbus.

En fin, veamos qué nos depara este día.

II

Las personas a quienes les está llegando el recibo de la luz reportan un incremento en el cobro hasta tres veces superior en relación con el del año pasado para este mismo periodo.

Normal, si se entiende que por motivo de la pandemia la gente pasa mucho más tiempo en casa y las altas temperaturas obligan a encender cualquier aparato que haga más amable el clima. Por lo menos, tolerable.

Lo cierto también es que los gobiernos, en cualquiera de sus tres niveles no han hecho lo necesario para compensar los desequilibrios económicos provocados por la pandemia: becas, créditos, apoyos a grupos vulnerables, despensas, sirven, pero no son suficientes.

La gobernadora Claudia Pavlovich solicitó ayer al Congreso del Estado hiciera un exhorto a la Comisión Federal de Electricidad para que reduzca a la mitad los cobros por consumo eléctrico para los hogares de los 72 municipios del estado, así como a los 72 organismos operadores de agua.

También incluye un llamado a la Comisión Nacional del Agua para que condone adeudos a 35 de esos organismos.

Estas medidas serían un gran alivio para las familias sonorenses y también para las finanzas de los municipios, que han sido golpeadas por la caída en la recaudación.

El exhorto tendría que ser aprobado en el Congreso, donde diputadas y diputados tienen la oportunidad de demostrar que están del lado de los ciudadanos. Y después, asumido por las instancias federales correspondientes, que también mandarían un mensaje de empatía frente a la difícil situación por la que estamos pasando.

Ojalá los diputados aprobaran el exhorto, y ojalá las dependencias exhortadas se pusieran un momento en los zapatos de la gente de Sonora, donde el verano está haciendo estragos.

Las expectativas de que tal exhorto sea acatado, sin embargo, aparecen remotas. El gobierno federal ha tenido que echar mano de miles de millones de pesos del Fondo de Estabilización de Ingresos desde principios de año (aun antes de la pandemia) porque simplemente se ‘cayeron’ los ingresos petroleros y la recaudación de impuestos.

La contingencia vino a dar al traste con todo, y el gobierno necesita en estos momentos muchísimo dinero. Dinero que no se da en mata precisamente, sino que viene, esquilmada lectora, desplumado lector, de los impuestos y cobros por servicios.

Esperemos que al presidente le vaya muy bien en su gira por EEUU, que regrese de buen humor y con las alforjas llenas de buenas noticias, para que haga realidad el exhorto desde Sonora.

III

Una reunión especial se llevó a cabo ayer en Ciudad Obregón, entre el alcalde Sergio Pablo Mariscal, representantes del Movimiento Ciudadano por el Agua y de los pueblos yaquis, directivos del Distrito de Riego y otros funcionarios para acordar una estrategia unitaria en la que se incluiría a los gobiernos municipales de Guaymas, Empalme y Hermosillo para buscar una solución integral al tema del agua.

Se trata de planear una solución integral mediante un proyecto estratégico para canalizar recursos a la segunda etapa de la desaladora que ya se construye en Empalme con un diseño modular que, de acuerdo a lo planeado estaría abasteciendo también a Hermosillo. La propuesta incluye retomar el Plan Hidráulico del Noroeste, un proyecto que data de unas tres décadas atrás y que contempla traer agua de Sinaloa.

La premisa, de acuerdo con el alcalde de Cajeme es evitar el conflicto entre regiones y caminar juntos hacia una solución que beneficie a todas las comunidades.

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

Visita www.elzancudo.com.mx