Inicio Arturo Soto ¿Quiénes se oponen a la introducción del drenaje en Kino?

¿Quiénes se oponen a la introducción del drenaje en Kino?

56
0
Foto tomada de Expreso


En un contexto en que la obra pública está seriamente limitada por las restricciones presupuestales resulta inconcebible, por no decir que sospechosa, la oposición a las obras de introducción de drenaje y saneamiento de aguas residuales en Bahía Kino.

El hermoso balneario hermosillense no se merece eso. Sus habitantes tampoco. Tienen el derecho a contar por fin, con un sistema que diga adiós a las fosas sépticas, letrinas y desecho de residuos a cielo abierto, lo que potencia la contaminación ambiental y convierte el problema en uno de salud pública.

Pero ¿quiénes son los que se oponen a la introducción de drenaje en Bahía Kino?

No son muchos, pero según declaró la alcaldesa Célida López ayer, han asumido una actitud beligerante y llegan a las reuniones con ánimo de reventarlas.

Básicamente la oposición la integran los empresarios hoteleros Ariel y Alain Ballesteros (padre e hijo); Gerónimo Berrelleza, también empresario hotelero y Víctor Gabriel Becerra, que aparece como asesor legal y ya interpuso un amparo contra la construcción de esa obra.

También aparece Elena Estrella, propietaria de un vehículo cisterna con el cual da servicio de limpieza a las fosas sépticas. Ayer circuló en redes sociales un video en el que se observa el vaciado de ese vehículo en el monte, a cielo abierto.

Además se han sumado lideresas sociales como Cynthia López y Lupita Campos, así como el activista César del Pardo, que dirige una organización de invasores de viviendas.

Es posible que Bahía Kino no haya sido beneficiada con una obra de infraestructura con las características de esta, que consiste en la instalación de una red de alcantarillado, un cárcamo de rebombeo y una planta de tratamiento de aguas residuales, todo con una inversión de 35 millones de pesos provenientes de una bolsa federal (Fondo Metropolitano) que sólo autoriza recursos mediante concurso; es decir, los ayuntamientos tienen que demostrar que se trata de obras prioritarias para acceder a esos recursos.

Sería una verdadera lástima que se cancelara esa obra que además, cumple con todos los requisitos y permisos municipales, estatales y federales, garantizando además el cuidado del medio ambiente.

La alcaldesa endureció posiciones al respecto de los inconformes, y adelantó que en caso de seguir bloqueando la obra, harán uso de la fuerza pública para darle continuidad, desde la policía municipal y estatal, hasta la Guardia Nacional.

Pendientes.

II

Otro alcalde que está pasando problemas es el de Cajeme, Sergio Pablo Mariscal Alvarado, pero éste no con activistas sino, por increíble que parezca, con funcionarios del gobierno federal que en lugar de coadyuvar a resolver las demandas que tienen a los yaquis bloqueando la carretera, complican las negociaciones por celos absurdos.

Me explico. El viernes pasado, el alcalde sostuvo una reunión con pobladores de Loma de Guamúchil a quienes presentó una serie de propuestas que pusieron el conflicto en la ruta de la solución. 

Entre esas contraprestaciones se cuenta una planta potabilizadora, un sistema de unidades móviles de salud para atender a la comunidad yaqui del municipio de Cajeme (Loma de Guamúchil y Cócorit); un plan alimenticio para todas las familias de la etnia; apoyos productivos para mujeres y jóvenes, así como seguir explorando rutas para avanzar en el tema de obras de infraestructura.

Sin embargo, a los funcionarios del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas no les pareció que fuera el ayuntamiento el que encabezara las negociaciones, por lo que impidieron que prosperaran.

Así, se boicotearon también los avances que se llevaban en el tema de vivienda con la Sedatu, y lo que se había negociado con el gobierno federal respecto al plan de justicia para la etnia prometido por el propio presidente Andrés Manuel López Obrador.

Parece un despropósito, pero el alcalde está esperando que regresen a la Ciudad de México los funcionarios federales (que, como mencionamos ayer, no resuelven ni un crucigrama), para retomar las negociaciones con los indígenas y buscar la manera de levantar el bloqueo.

Lo que hay que ver.

III

Finalmente se impuso la línea negociadora por encima de los golpistas que pretendían reventar el proceso de elección de los cuatro nuevos consejeros del INE.

Como era previsible, Morena hizo valer su condición de bancada mayoritaria y tres de los cuatro seleccionados acusan cierta cercanía hacia sus posiciones, pero indiscutiblemente todos acreditaron las elevadas exigencias técnicas, de conocimientos, trayectoria, experiencia y demás para asumir el cargo.

Como mencionamos ayer, es prácticamente imposible encontrar alguien que, habiendo pasado por la academia, el servicio público, la política, organismos electorales y organizaciones sociales, resulte completamente apolítico.

De hecho, lo que se busca no es eso, sino perfiles comprometidos con la democratización de los procesos electorales, aunque les lata el corazoncito por alguna opción política. 

Lo que sucedió finalmente fue una negociación de altura en la que todas las fuerzas políticas representadas en el Congreso federal quedaron conformes.

Los cuatro nuevos consejeros son José Martín Fernando Paz Mora, Norma Irene de la Cruz Magaña, Uuk-Kib Espadas Ancona y Carla Humphrey Jordan.

La trayectoria de los cuatro nuevos consejeros se puede consultar en este enlace: https://www.eluniversal.com.mx/nacion/esta-es-la-trayectoria-de-los-4-virtuales-nuevos-consejeros-del-ine?amp&__twitter_impression=true

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

Visita www.elzancudo.com.mx