Inicio Arturo Soto Reforma electoral: votos matan #HashTag

Reforma electoral: votos matan #HashTag

57
0

Algo más que un Hashtag en Twitter tendrá que promover la bancada de Morena en el Congreso local si quieren repetir el episodio del 21 de abril, cuando lograron sacar del orden del día en la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales las iniciativas de reforma electoral.

En aquella ocasión, sus coaligados del PES y PT en dicha comisión votaron junto a los tres diputados de Morena, consiguiendo posponer la discusión de este tema que hoy reaparece en el orden del día para la sesión del próximo viernes.

La diferencia es que hoy las dirigencias del PT y PES se pronunciaron, bajo distintos argumentos, a favor de abrir el debate sobre la reforma, dictaminar las iniciativas y bajarlas al pleno. Se infiere que el PAN y el PRI votarán en ese mismo sentido, faltando conocer el sentido del voto de María Dolores del Río, de Movimiento Ciudadano, que el 21 de abril votó en contra y hasta el momento de redactar este despacho no había emitido pronunciamiento alguno.

Los tres votos de Morena en la Comisión serán invariablemente en contra y sus argumentos, además de aquel en el sentido de que el Congreso debe ocuparse de los temas relacionados con la contingencia, ya han sido esbozados aquí en despachos anteriores.

Pero con tres votos en la Comisión no detienen la dictaminación y tampoco pueden romper el quórum, ya que la sesión se puede instalar con mayoría simple, es decir, cinco integrantes. Sucede lo mismo en el pleno, que legalmente puede instalarse con la mitad más uno de los diputados, es decir con 17, una mayoría que ya se ha reconfigurado para sacar adelante otros temas calientes.

La ruta de reventar las sesiones no aparece, pues, como opción. Lo que sí procedería es un intenso trabajo de cabildeo con los aliados del PT y del PES, incluso con MC, y hasta con el Verde y el Panal, que no tienen representantes en la Comisión.

Pero el cabildeo no es el principal activo de la coordinadora parlamentaria de Morena, Ernestina Castro Valenzuela, que en algunas discusiones importantes no ha podido mantener cohesionada ni a su propia bancada, menos a las de sus aliados.

De hecho, los primeros síntomas de la ‘minoritización’ de la coalición mayoritaria aparecieron en aquella discusión para reestructurar administrativamente al Poder Legislativo, en los primeros meses de esta legislatura, cuando PT y PES consideraron que en el reparto de posiciones, Morena se quiso quedar con la ‘tajada del león’, y no los secundaron.

Esta vez y considerando los posicionamientos de las dirigencias de estos partidos, se anticipa un voto a favor en la Comisión, y en la discusión en lo general y en lo particular durante el pleno, ya se verá de qué lado están los votos de cada diputado.

Lo cierto es que una vez eliminado el tema de la segunda vuelta electoral, el resto de las propuestas contenidas en las iniciativas aparecen planchadas en las diferentes bancadas y sólo Morena se mantendrá en contra.

De cualquier forma, los capítulos que le restan a esta historia serán intensos y no se descartan sorpresas, toda vez que donde sí se está cabildeando es en las dirigencias nacionales de los partidos coaligados, que pudieran girar instrucciones para modificar el sentido no sólo de los posicionamientos, sino de los votos. 

Será una lucha de poder a poder entre el ámbito nacional de esos partidos y el estatal, donde parece haber ya una decisión tomada.

Lo cierto también es que los bajísimos perfiles en la bancada de Morena los inhabilitan para sostener un debate consistente y bien argumentado en este y, por lo que se ha visto, en otros muchos temas. 

Más allá de los clichés y los lugares comunes como ‘albazo legislativo’, ‘golpe de Estado electoral’, ‘madruguete’, ‘PRIAN’ y demás, no se observa un diputado o diputada que se plante a la mitad del foro y defienda puntualmente su oposición a la reforma. Que domine el tema del Tribunal Electoral y el IEE; el de la violencia política contra las mujeres que se pretende sancionar y en el que ven la eventualidad de sanciones desde un tribunal a modo, que podrían suspender a un dirigente de partido, por decir algo, antes del registro de candidatos.

La bancada de Morena tiene buenos asesores que le entienden bien a todos estos temas, pero ellos no están en las curules y lo más que pueden hacer es redactarles posicionamientos que los y las legisladoras ni siquiera pueden leer bien.

Pero quizás eso no es el principal problema. Se puede perder el debate y ganar la votación, como ocurrió muchas veces en anteriores legislaturas dominadas ya por el PRI, ya por el PAN. El problema es que además de argumentos (o de quien argumente) a Morena también le faltan los votos.

Ahora bien, las reformas propuestas, y esto dicho por los propios dirigentes del PT y el PES apuntan a una modernización del marco legal para favorecer la participación ciudadana informada, la optimización de los recursos públicos en campañas y la democratización de los órganos electorales.

Si Morena ve en ello un riesgo al triunfo electoral que suponen en la bolsa, es otro boleto. Y también la confirmación de que en la ‘real politik’ se legisla sobre la coyuntura y dependiendo del lado de la barra que les toque ocupar en esta divertida cantina donde se alternan los papeles de borrachos y cantineros. Donde el albazo legislativo es legítimo si me favorece, pero ilegal si me perjudica. En fin.

II

Escenas de terror las que se vivieron la semana pasada en varios municipios del estado: enfrentamientos armados, asesinatos en medio de las refriegas incluso de gente inocente. 

La zona norte fue especialmente sacudida por esta ola violenta. Magdalena, Ímuris, Nogales, Caborca son algunos de los municipios que vivieron momentos de gran angustia frente a lo que apareció como un vacío por parte de los tres niveles de gobierno.

Pasados los primeros momentos de sorpresa, las diferentes corporaciones policiacas, la Guardia Nacional y el Ejército reaccionaron y en diferentes acciones lograron recuperar un poco de la paz perdida.

Por un momento, Magdalena fue el epicentro de las acciones criminales. La tierra de la gobernadora, pues.

Ayer, la Mesa de Seguridad en la que participan autoridades de los tres niveles de gobierno, dieron a conocer los resultados de diversos operativos desplegados en el norte de la entidad, en los que fueron capturados más de diez hombres, incautadas armas de alto poder (entre ellos dos fusiles calibre 50 y granadas de fragmentación); vehículos (algunos blindados), y destruidos varios plantíos de mariguana.

Un fuerte golpe al crimen organizado que, sin embargo, no cede. Si la semana pasada sembró el terror en el norte del estado, los días siguientes aportaron su cuota de miedo en el sur. La región Guaymas-Empalme es ahora el escenario de esta otra pandemia cuya curva tampoco se aplana.

Hay muertos arrojados en las calles, narcomantas, policías asesinados, sus casas rafagueadas. La delincuencia organizada le sigue disputando el territorio al Estado mexicano. Y no, las cifras que ayer por la mañana dio el secretario de Seguridad federal, Alfonso Durazo son tan alegres como las del subsecretario de Salud, Hugo López Gatell respecto al coronavirus.

No están bajando los casos, ni en uno ni en otro tema.

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

Visita www.elzancudo.com.mx