Inicio Arturo Soto Un respiro para Hermosillo

Un respiro para Hermosillo

24
0

Aunque falta la aprobación de cabildo, la alcaldesa de Hermosillo, Célida López Cárdenas confía en que por el compromiso con la ciudad, ni un solo regidor se oponga al acuerdo mediante el cual se revocó la concesión del alumbrado público, después de intensas jornadas de negociaciones que se llevaron más de un año.

La munícipe se acuerpó ayer con su gabinete y regidores de todos los partidos, representantes de la sociedad civil, organismos intermedios, legisladores y dirigentes de su partido para anunciar el acuerdo tomado con la empresa concesionaria, para revocar el título y proyectar una reestructuración que, aseguró, representa en el largo plazo un ahorro de dos mil 361 millones de pesos.

Un monto que equivaldría, de acuerdo con sus cálculos, la liquidación al 100 por ciento de la deuda pública municipal; la pavimentación con concreto hidráulico de calles y avenidas, incluyendo líneas de agua potable, drenaje y alcantarillado para abatir el rezago histórico de la ciudad, o adquirir 944 camiones recolectores nuevos.

Esas cuentas, desde luego, están en el papel. El descomunal monto significa lo que el Ayuntamiento debería pagar a la concesionaria hasta el año 2032, cuando vencía el título de concesión de ese servicio, que obligaba a la comuna a pagar unos 18 de pesos mensuales durante 15 años, más intereses, de manera que en agosto de 2032 se estaría haciendo el último pago por 30 millones de pesos correspondientes a ese mes.

Con el agregado de que para saldar esa deuda, estarían comprometidos los recursos captados por el pago de impuesto predial y traslado de dominio.

Visto en perspectiva, el contrato literalmente hipotecaba recursos de la comuna que podrían ser invertidos en obra pública y otras acciones de gobierno. 

Se supone que con este acuerdo, el Ayuntamiento terminará pagando 610 millones de pesos más intereses, lo que significa unos mil 441 millones de pesos, en el mismo plazo pero en abonos más chiquitos, teniendo como fuente de pago el remanente de los recursos del Derecho de Alumbrado Público.

El acuerdo implica liberar totalmente el impuesto predial, y dejar como fondo de reserva el impuesto por traslado de dominio, como garantía en caso de que alguna mensualidad no se cubra con el DAP.

Durante el evento, la alcaldesa arremetió contra la administración anterior por haber accedido a firmar ese leonino contrato, y hasta se llevó en la arenga a los directivos de Banorte por andar prestando dinero “a lo pendejo”.

Y ya en “Modo Célida”, la alcaldesa planteó la necesidad de revisar términos y condiciones de la operación del relleno sanitario y la planta tratadora de aguas residuales, pues se presume que también se están desangrando las finanzas municipales por allí.

En realidad, el ayuntamiento seguirá hipotecado, aunque en condiciones menos desfavorables, y la dirección de Alumbrado Público tendrá ahora la responsabilidad de hacerse cargo totalmente del servicio. Veremos si con el correr de los años, se comienzan a ver los beneficios de esta negociación, aunque planteadas las cosas como se expusieron ayer por la mañana, todo se reduce a rescatar algo de lo mucho que pretendían llevarse los concesionarios.

II

Entre el trajín de la inauguración del Festival Alfonso Ortiz Tirado, la gala y el bel canto; la promoción de la cultura y la proyección de la región sur del estado como sede del más importante evento cultural del año, la gobernadora se dio tiempo de visitar dos de los municipios más olvidados de Sonora.

En Rosario Tesopaco y El Quiriego, Claudia Pavlovich entregó una obra de pavimentación que se había detenido por falta de recursos federales; inauguró la remodelación del centro de salud, entregó un camión escolar y diversos apoyos para la gente afectada por las pasadas lluvias, así como acciones de vivienda.

Aprovechando la presentación de Emmanuel en Álamos, buscó el acercamiento con el famoso cantante y la Asociación que preside, para conseguir que este año, Sonora sea la sede de la convocatoria al concurso “Playas limpias”, donde se premiarán los mejores trabajos en video para promover el cuidado del medio ambiente y las previsiones ante el cambio climático.

Con una agenda saturada, del sur profundo volteó a la frontera norte para anunciar una inversión de 270 millones de pesos que se aplicarán en la modernización del periférico de Nogales, con recursos federales administrados por el estado, una obra que transportistas, automovilistas y ciudadanos en general estaban esperando desde hace tiempo en aquella ciudad.

Lo que sea de cada quién, es mucho el terreno que anda cubriendo la gobernadora, que esta semana regresará al sur para clausurar el FAOT, pero aprovechará la gira para atender a ciudadanos de Etchojoa y Benito Juárez.

Para ser su cuarto año de gobierno, no baja el ritmo y por lo visto así piensa seguir.

III

Como bomba cayó la noticia difundida por el diario Reforma ayer, acerca de la denuncia por violación que una joven presentó contra Francisco Bueno Ayup, flamante coordinador de las Redes Sociales Progresistas, el partido en vías de formación que impulsa la maestra Elba Esther Gordillo y que está proyectado como un aliado de Morena rumbo al 2021.

De reconocidísima fama como mapache electoral calidad exportación (desde su militancia en el padrecismo operó en estados como Querétaro, Tamaulipas y Durango) y muy dado a protagonizar escándalos licenciosos, Paco Bueno enfrenta ahora un nuevo proceso legal, del que puede salir aún más raspado.

No quisiera detenerme en detalles porque el tema es delicadísimo, pero llama la atención que la agenda feminista, los derechos de las mujeres y el denodado activismo de algunos liderazgos de la izquierda contra la violencia de género y temas adyacentes, palidezca cuando se trata de hombres que de alguna manera militan en las filas del proyecto obradorista.

A Manuel Mireles le perdonaron sus alusiones a las mujeres como “nalguitas”; a un tipo que estaba muy cerca de él, en días pasados lo exoneraron sin rubor cuando una chica le gritó “pederasta” y el señor le sorrajó una cachetada guajolotera que ya hubiera querido Cuauhtémoc Blanco para una tarde en el Pirata Fuente contra David Faitelson, y ahora pocas voces se han alzado a propósito de lo que parece un tremendo abuso de poder contra una joven a la que presuntamente Paco Bueno drogó para satisfacer sus más bajos instintos, por decirlo al modo de la nota roja clásica.

De hecho, no fueron pocas las mujeres que, después de ver el video en que el tipo de Michoacán abofetea a una muchacha, se fueron en contra de ella acusándola de provocadora y enviada de la derecha conservadora y fifí.

Una pena, en verdad, que hasta en temas tan delicados como este, se establezcan las dos medidas para enjuiciar o exonerar. Qué peligroso eso de que a una mujer se le pueda agredir de cualquier forma, si su agresor tiene la fortuna de simpatizar con la 4T. Y qué pena con las feministas que quieren quemar el mundo ante las agresiones, siempre y cuando no vengan de uno de sus afines políticamente.

Hace apenas unos meses, todos nos estremecimos frente al brutal asesinato de la doctora Raquel Padilla Ramos a manos de su pareja. Nadie se explicaba cómo una mujer tan preparada, tan combativa en las causas de género podía convivir con semejante bestia. 

Ante la denuncia contra Paco Bueno, también nos seguimos haciendo esa pregunta.

En fin.

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto 

Visita www.elzancudo.com.mx