Inicio Arturo Soto La coalición está muerta

La coalición está muerta

1
0

Al calor de las pasiones, el espíritu de José Martí se paseó ayer por el Congreso local y, ante el mayoriteo de las minorías que cuando se juntan descarrilan a la mayoría que mandataron las urnas, el diputado Matrecitos extendió su mano franca para el amigo sincero.

…Y para el PRIAN que me arranca la coalición con que vivo/cardos ni ortigas cultivo/cultivo la rosa blanca.

La historia ya la conoce la coaligada lectora, el aliancista lector. El diputado morenista Luis Armando Colosio cabildeó con el resto de las bancadas (con la suya no) para lograr la presidencia del Congreso, a la que llegó sin un solo voto de su fracción parlamentaria, desestimando un acuerdo en el sentido de que Matrecitos asumiría ese puesto en el mes patrio.

Al final volvieron a mayoritear a la coalición, que en palabras de la coordinadora parlamentaria de Morena, Ernestina Castro Valenzuela, ya no existe en el Congreso de Sonora. 

En una rueda de prensa ofrecida mientras se llevaba a cabo una sesión ordinaria en la que sólo hubo posicionamientos (al menos no hubo exhortos), la diputada cajemense extendió el certificado de muerte política para Luis Armando Colosio y también a la coalición Juntos haremos historia.

A su lado, Martín Matrecitos tragó gordo ante las atropelladas declaraciones de su coordinadora y quiso recomponer el desbarre. Expuso que en todo parlamento existen diferencias y estas se dirimen en el debate. Para los compañeros de la coalición y para los de todas las bancadas, extiendo mi mano franca, dijo, parafraseando al poeta cubano.

Fue enfático, sin embargo, en señalar que quienes votaron por Colosio “tienen miedo a algo, no sé a qué; a asuntos relacionados con la transparencia quizás, pero si yo llego a la presidencia no voy a llegar a imponer cosas, tengo que acordar con todos ellos, no sé a qué le tienen miedo”, reiteró.

Lo que quedó claro es que en la bancada de Morena hay un ala dura representada por Ernestina Castro y una más moderada que encabeza Matrecitos, que por cierto siempre ha buscado la coordinación parlamentaria.

En el balance del primer año, a Ernestina no le ha ido nada bien. El proceso de desintegración de la coalición legislativa que los tiene hoy como una minoría que no alcanza el 50 más uno, en buena parte es atribuible a su falta de oficio político, aunque ella se defiende: “ante la traición, no hay oficio político que valga”, sostuvo.

Sin embargo, quizá sea tiempo de que los morenistas reconsideren algunas cosas, pues tienen una agenda muy nutrida en los próximos dos años y su no lo hacen, ya pueden comenzar a despedirse con la pena de haber llegado como fuerza hegemónica, y desde los primeros meses haber pasado a ser una fuerza marginal.

Entiendo que los diputados y diputadas de Morena no se les da mucho eso de escuchar consejos, pero nomás como al desgano deberían echarle un ojo a lo que dijo ayer Porfirio Muñoz Ledo al renunciar a la presidencia del Congreso federal para despresurizar el conflicto que allá se vive: “Se puede tener el poder y no pasar a la historia, y pasar a la historia sin tener el poder”.

Alguien les debería de pasar una tarjetita.

Al menos el coordinador del PES, Jesús Alonso Montes Piña, que calificó de irresponsables las declaraciones de Ernestina Castro, pero me temo que a él tampoco le hacen caso.

II

Bendición en el desierto, la lluvia es al mismo tiempo el azote de la ciudad y el coco de cuanto alcalde ha pasado por el palacio municipal de Hermosillo, aunque de esa maldición no se escapan el resto de las poblaciones de Sonora.

Sin ser extraordinarias, las lluvias de este verano han puesto al descubierto de nueva cuenta esa asignatura históricamente pendiente, de la pavimentación en la capital del estado. Las calles se encuentran hechas un desastre y la movilidad se vuelve más complicada a partir del crecimiento del parque vehicular. 

Tener alrededor de 400 mil autos en una ciudad que no llega al millón de habitantes no es un tema menor. Y si la mitad de ellos son de procedencia extranjera, el asunto toma otra vertiente sobre la que no abundaremos hoy.

El problema de la pavimentación es el primero con el que tienen que lidiar los alcaldes desde el inicio de su gestión, en septiembre, pues para esas fechas su antecesor ya va de salida y la ciudad ha sido desfigurada con las lluvias de verano, un tema que le hereda a quien viene.

De hecho, el arranque de la administración actual no fue la excepción. Uno de los primeros programas que puso en marcha la alcaldesa Célida López fue el de recarpeteo y bacheo para estas fechas del año pasado y hasta tuvo que recurrir a donaciones de asfalto por parte de empresarios locales para medio remediar la situación.

Pero la ciudad ya está igual o peor que como estaba hace un año. O dos, o diez o veinte…

Las quejas ciudadanas se multiplican y la alcaldesa arrancó ayer un agresivo programa emergente en las principales vialidades de la ciudad, las rutas que concentran el mayor flujo vehicular y en las que se invertirán poco más de 12 millones de pesos.

En total son 26 mil metros cuadrados de bacheo y recarpeteo en los que las seis empresas participantes trabajarán entre dos y cuatro semanas, también en el pintado de 172 mil metros de líneas.

El asunto es verdaderamente serio y se debe poner especial cuidado en la calidad de los materiales y de los trabajos mismos, porque, y también esto es una historia cíclica, entre diciembre y febrero llegan las lluvias de invierno, que suelen provocar nuevos daños.

III

Por la mañana, el dirigente estatal del PRI, Ernesto de Lucas Hopkins acompañado de la bancada de su partido en el Congreso local presentó una serie de datos y consideraciones en torno al primer informe del presidente de la República.

Obviamente lo hizo garras. Crecimiento económico cero, incremento exponencial de la violencia criminal, programas sociales opacos y fallidos, caída en la generación de empleos, un 80 por ciento de las obras que debieron licitarse fueron asignadas por adjudicación directa; caída de la inversión extranjera.

“Nos preocupa mucho la incapacidad del gobierno de Morena para resolver problemas que prometieron que lo harían desde que asumieron el poder, y lo peor en este primer informe es que no hay responsables ni respuestas”, dijo.

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

Visita www.elzancudo.com.mx