Inicio Bernardo Elenes Habas Exigen justicia ante el Isssteson.-

Exigen justicia ante el Isssteson.-

1
0

Exigen justicia ante el Isssteson.- El derecho a la salud, que es garantía para la vida, no es respetado por el Gobierno del Estado.- Marcharon en protesta cientos de sindicalizados, que son vistos con indiferencia por autoridades.- ¿El fantasma de Teresa Lizárraga, se pasea por los pasillos de Palacio del Estado?

Bernardo Elenes Habas

El reclamo, justo a todas luces.

La indignación se percibía en los rostros de los derechohabientes del Isssteson.

No obstante la impotencia de sentir en carne propia la indiferencia del Gobierno del Estado, ante sus urgentes necesidades de salud, guardaban compostura. Mostraban civilidad.

isssteson 01

Y el grito -arma de los indefensos y olvidados-, se convertía en consigna dura. Exigiendo respuestas, junto con las leyendas escritas en lonas y cartulinas, al gobierno que encabeza Claudia Pavlovich Arellano.

Ellas, ellos, los trabajadores de dependencias municipales y estatales, quienes son parte de los tejidos sindicales que protegen y luchan por sus derechos como el Sutsac, Sueisssteson, Sutitesca, Bomberos, Sutoc, Suttitson, Steus, Staus, Sicatson, Pensionados y Jubilados del Ayuntamiento de Cajeme, todos integrados a la Fetsaims, tomaron las calles la mañana del jueves 17.

Las llenaron con sus demandas de justicia y más justicia. Hasta que la voz se desgastó. Se volvió mensaje desesperado por querer hacerse escuchar no sólo en Cajeme, sino en la amplia y refrigerada oficina principal del edificio de Comonfort y Paliza, que, ciertamente, parece estar protegido contra las voces del pueblo.

Ellos, los cientos de hombres y mujeres que aportan con responsabilidad sus esfuerzos para que las dependencias de gobierno no dejen de funcionar, caminaron desde el extremo norte de Ciudad Obregón, hasta llegar al Hospital Adolfo López Mateos del Isssteson, donde fueron recibidos por su director, Felipe Becerra, a quien entregó Matilde Lemus, dirigente del Sutsac, un pliego planteando el cumplimiento inmediato en los servicios médicos a que tienen derecho, porque los pagan con puntualidad.

Después, llegarían a Palacio Municipal, donde una comisión fue recibida por el alcalde Sergio Pablo Mariscal Alvarado, quien se comprometió a ser gestor ante

Isssteson 02

el Estado y la Federación en el logro de la eficiencia de servicios médicos.

Concluyó la marcha dos horas después. Los derechohabientes volvieron a sus labores, sabedores de que esta lucha contra los regateos del Gobierno del Estado a su derecho a la salud, a su derecho a la vida, apenas comienza.

Es que tienen cierto que a las estructuras oficiales, a los políticos, hay que hostigarlos para que respondan.

De lo contrario, ellos, los propietarios del poder público, pretenderán solucionar todo con los sofismas de un discurso y a través de campañas mediáticas.

Bien me comentaban, algunos trabajadores municipales:

-Dicen, como disculpa, que Teresa Lizárraga dejó hundido al Isssteson, durante la administración de Guillermo Padrés.

Y, ellos mismos cuestionaban:

-¿Pero, es que existe tanta ineptitud e indolencia en el área oficial, que en cuatro años del nuevo gobierno no han podido reordenar el sistema y las fallas, y atender algo sagrado como la salud de los derechohabientes?

-Creemos que el fantasma de Teresa Lizárraga se pasea, aún, por los pasillos de Palacio.

Le saludo, lector.