Inicio Bernardo Elenes Habas Hablaron, con voz firme, los votos.-

Hablaron, con voz firme, los votos.-

307
0

Hablaron, con voz firme, los votos.- Se genera en el país un reacomodo obligado de fuerzas políticas, ante el triunfo inobjetable de Morena.- Lamarque al Congreso de la Unión.- En Cajeme, Emeterio Ochoa va en pos de la dirigencia municipal del PRI

Bernardo Elenes Habas

Fue, sin duda, la del domingo 1 de julio, una jornada intensa a nivel nacional, donde la ciudadanía perfiló sus anhelos a través de las urnas.

ciudadana votandoNo se generaron los grandes y dramáticos conflictos que algunos deseaban. Por el contrario, la gran mayoría de electores marcaron un profundo nivel de civilidad, dejando que fueran los votos en las urnas, los que hablaran. Esperando confiados los resultados finales.

Cierto, como lo manifesté en columna anterior, ¡los votos tuvieron la palabra! Las elecciones se convirtieron en un día de fiesta cívica. México tiene ya nuevo Presidente electo, nuevo Congreso, nueva esperanza. Cajeme no es la excepción.

El 1 de julio, por encima de la clase política, de los partidos, de los grupos poderosos que desde sus núcleos luchan por conservar o llegar al poder, estuvo la ciudadanía.

Sin duda, tan importante ejercicio de salir a votar para elegir gobierno, a través del cual se reconozca la voluntad del pueblo en la construcción de sus caminosllegan paquetes 2 de justicia social y progreso, debería convertirse en cultura nacionalista, arraigada, firme.

A partir de ahora podría cultivarse la semilla formidable de la democracia y la justicia social, para que germine y florezca en la parcela de la historia; y que en ese fruto colectivo y plural, la doctrina social se consolide, se defina como ceremonial republicano de la libertad de conciencia. Cátedra para la construcción de la democracia, con todas las responsabilidades que trae consigo.

Se abrió para millones de mexicanos con credencial de elector, la alternativa de definir el rumbo que querían tomara el país, avalando con su inteligencia y su visión de grandeza, al nuevo conductor de los destinos de México: Andrés Manuel López Obrador.

El voto, alcanzó en esa hora, valor inigualable. Lamarque con AMLO en Hillo.Ningún ciudadano honesto, patriota, tuvo derecho a cometer la perversidad de comercializarlo como mercancía desechable. Nadie progresó en el cometido de sus ambiciones enfermizas de poderío, de comprarlo. Nadie se alzó como latifundista de conciencias. Aunque lo intentaron.

El voto del obrero, del campesino, del profesionista, industrial, empresario, asalariado, desempleado, tuvo exactamente la misma dimensión y la misma fuerza que le confieren los tiempos.

Y juntos, la mayoría de esos sufragios, lograron un objetivo dimensional y único: Iniciar el proceso de la nueva historia de México, con su posible cuarta transformación, la cual debe exigirse a AMLO que la cumpla, puntual y sin treguas, porque la magia del encanto se podría convertir, al paso del tiempo en rabia.

Fue, el domingo 1 de julio, tiempo de la verdad, más allá de discursos y concentraciones. Tiempo de la ciudadanía con capacidad de expresar su decisión con credencial en mano. Con luz en la inteligencia. Con libertad de pensamiento. Con amor por su Casa Común que se llama México. La hora, en que se escuchó la voz de la gente a través de sus votos.

Varios municipios de Sonora cambiaron su rumbo partidario, entre ellos Cajeme y Hermosillo.

Desde Cajeme, se integrará al Congreso de la Unión en la Cámara Baja, Javier Lamarque Cano, quien realizó –me consta- una campaña firme, mirando a los ojos de la gente, mientras que Sergio Pablo Mariscal, prepara el proceso entrega-recepción.

Quien fuera candidato a la presidencia municipal de Cajeme por el PRI, Verde, Nueva Alianza, Emeterio Ochoa, aceptóEmeterio reconoce ayer, con madurez, su derrota.

Agradeció, acompañado de Anabel Acosta, Brenda Jaime, y quienes conformaron la planilla con la que buscó llegar a conducir los destinos del municipio, el apoyo decidido que le brindó la ciudadanía en las urnas.

Sin revanchismos, y demostrando claridad de pensamiento y disposición de trabajar para bien de la comunidad y su gente, indicó que suma su esfuerzo al progreso del espacio solariego que lo vio nacer y donde se ha forjado hombre de bien.

Reconoció el gran hartazgo, el enojo social que existe en la gente, lo que definió el cambio de rumbo que le urge al país.

Agradeció a la ciudadanía el apoyo a sus propuestas, y a los medios de comunicación el profesionalismo con que atendieron su campaña, misma que disfrutó Emeterio reconoce 3y le dejó sólida experiencia –dijo- porque sintió la cercanía y la sinceridad de la gente que, ciertamente, busca y quiere seguridad, bienestar, horizontes claros.

En su exposición, se pudo interpretar que va en pos, desde ahora, de la dirigencia municipal de su partido, con la decisión de mejorarlo, reconstruirlo, abrirlo a la unidad bajo los valores de lealtad, sentido de pertenencia, reafirmación de la justicia social que la sociedad exige, aplicando el trazado ideológico que prevalece en su declaración de principios.

“Desde aquí, desde cualquier trinchera pública o privada, estaremos haciendo política y apostándole a la gobernabilidad del municipio”, precisó.

Durante su intensa campaña, resumió, se hizo lo que se tenía que hacer. Unificar y respetar voluntades. Generar confianza. Y, ciertamente, la gente decidió y decidió por el bien de los mexicanos y por el bien de los cajemenses. Determinación que, desde ahora, se respeta.

Le saludo, lector.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here