Inicio Bernardo Elenes Habas Los generales del PRI en Cajeme

Los generales del PRI en Cajeme

4
0

Los generales del PRI en Cajeme.- Si estos no recapacitan, reconociendo con humildad que siempre hay alguien mejor para conducir la gran batalla, cabalgarán amortajados hacia la lucha del 2021

Bernardo Elenes Habas

Vive el PRI en Cajeme, tiempos de lumbre.

Se encuentra a punto de la extinción, pese a que existen condiciones para que se levante de sus cenizas y pueda ofrecer batalla en el 2021.

Ernesto de Lucas H.

Sin embargo, quienes se erigen en protagonistas por encima de sus bases aunque sean pocas, deben comprender que no están en posición de exigir. De reclamar ambiciosamente espacios de mando. Creyendo que sobre ese camino llegarán al logro de candidaturas para ellos, sus hijos, sus compadres, sus allegados, y que el triunfo electoral se dará por generación espontánea. Como sucedía antes.

Por eso, llama fuertemente la atención que los hombres únicos y providenciales del priísmo regional que asistieron a la reunión que presidió hace unos días en Cajeme, el dirigente estatal Ernesto de Lucas Hopkins, participaron no con afán de aportar inteligencia y humildad para encontrar salidas del pantano en que se encuentran y en el que, día a día, se hunden más; sino para exigir posiciones, antes de integrar, primero, el urgente batallón de las estrategias teóricas que podría llevarlos, en la práctica, a un posible triunfo en las urnas.

Votaciones

Claro que los demás partidos están jubilosos porque la fogata del PRI deja de alumbrar. Sobre todo Morena pese a los desencuentros que vive, debido también a ambiciones rabiosas de sus tribus, pero que los salva el hecho de poseer base social, construida desde el Gobierno Federal a través de un abierto clientelismo electoral con la entrega directa de dinero que hipoteca conciencias y que le está funcionando a la Cuarta Transformación. Incluso el PAN, aunque diezmado en el municipio por la sombra maldita de Guillermo Padrés y el hecho de que una sola familia se haya apoderado de sus siglas, ya cuenta con proyecto y está trabajando en él, rehaciendo su padrón, motivándolo para recuperar sitios que ocupó antaño. El MC hace intentos por ser parte del proceso que viene, pero carece de líderes auténticos forjados a ras de tierra, con trabajo efectivo a favor del pueblo; de tal manera que los que tiene serían, en estos momentos, invisibles, si no aparecieran insistentemente en los medios de comunicación.

Las premisas que brotaron, después de los resultados comiciales del 1 de julio del 2018, apuntaban a que la clase política se empeñaría en buscar que sus organismos se convirtieran en segunda fuerza, capaz de competir en el futuro inmediato por cargos públicos, debido a que la supremacía de Morena en el primer  lugar, era indiscutible.

Y los discernimientos apuntaban hacia el PRI, por la experiencia de sus dirigentes. Su capacidad de lucha para remontar adversidades. La alternativa favorable del trabajo que desde el Gobierno del Estado realiza Claudia Pavlovich. Los quebrantos ostensibles que presenta y debilita a la 4T. Circunstancias que sumarían a su favor los herederos de Plutarco Elías Calles para no doblegar sus banderas definitivamente, y atacar con determinación en, quizás, una de sus luchas más importantes y definitivas en el Municipio.

Pero, desgraciadamente para ellos y afortunadamente para Morena, se descubre que no tienen tropa, sólo generales. Y éstos, carecen de humildad para aceptar que siempre existe alguien mejor en la conducción de las grandes batallas, teniendo como objetivo el triunfo de su partido, no el reparto del botín para sus notables.

Si los generales del PRI en Cajeme no recapacitan, no hacen un esfuerzo por reconocer capacidades entre sus pares, cabalgarán hacia la lucha del 2021, amortajados.

Le saludo, lector.