Política es la ciencia para servir al pueblo.- Es tiempo de que el parlamento local, sus integrantes, unifiquen acciones y criterios en bien de Sonora.- La bancada mayoritaria del Congreso quema su pólvora en infiernitos, mientras que cinco diputados del PRI, marcan agenda en la conciencia ciudadana.

Bernardo Elenes Habas

Por supuesto. Las familias sonorenses esperan de sus autoridades, eficiencia, respeto, congruencia.

Tienen fe en el axioma social de que “política es la ciencia para servir al pueblo”.

Congreso 2018-2021 sonora

Por ello, quienes anhelan que las comunidades avancen y logren cruzar los estragos de la tormenta sanitaria y económica, reciben con esperanzas las propuestas que brotan desde el Congreso local, sin importar siglas y colores, sabedores de que las circunstancias obligan a aportar proyectos, acuerdos, leyes que beneficien en forma colectiva.

No pasa desapercibido para la ciudadanía que el parlamento local, le está quedando a deber como nunca, a Sonora.

Esto, lo fundamentan en que se viven tiempos extraordinarios, y es precisamente en esas etapas del devenir accidentado de la sociedad, cuando los valores deben enaltecerse, hacer que la búsqueda del bien común se fortalezca en forma plural, entrelazando esfuerzos y voluntades, olvidándose de siglas, colores, ideologías, porque la realidad reclama, urgentemente, participación, unidad por encima de cualquier síndrome de egoísmo.

Por supuesto, no puede pasar desapercibida la reiterada forma en que la bancada mayoritaria de Morena, se empeña en justificar su ineficiencia haciendo señalamientos mediáticos contra quien se ponga enfrente, incluyendo a la gobernadora Claudia Pavlovich, y no en pocas ocasiones, hasta entre ellos mismos, en un afán ciego de encontrar culpables por su falta de atención al compromiso electoral, cívico, legal que contrajeron con la sociedad.

Bancada del PRI propone

Y es ahí cuando surgen los contrastes –noticias servidas por los medios-, porque otro grupo parlamentario de apenas cinco legisladores, el del PRI, asume responsabilidades. Es decir, los diputados Rogelio Díaz Brown, Nitzia Gradías, Rosa Isela Martínez, Jorge Villaescusa, Armando Alcalá.

Ellos han previsto que durante el nuevo periodo ordinario del Congreso, pondrán sobre la mesa parlamentaria una agenda estratégica de desarrollo regional capaz de enfrentar los retos actuales, atendiendo la recuperación del crecimiento económico en sus diferentes facetas, pero sin soslayar las urgencias sociales.

Se proponen proteger a las familias en las duras etapas de contingencia sanitaria y económica, cuando se multiplican los abusos en la venta indiscriminada de medicamentos, insumos y tratamientos, que deterioran la de por sí maltrecha economía de la gente.

Así lo expuso Díaz Brown, coordinador de la bancada, destacando que las propuestas se encaminan al logro de la reactivación económica, gestoría de apoyo a los micros y pequeños negocios y motivando el autoempleo.

“Tenemos enfrente un período legislativo que nos ofrece la oportunidad de planear estratégicamente, demostrando visión de largo plazo para considerar el desarrollo regional como una prioridad en el estado”. Dijo.

Como grupo parlamentario –remarcó-, ofrecemos, como siempre hemos hecho, nuestra colaboración para trabajar en conjunto, retomando la gravedad de los problemas que la contingencia provoca, proponiendo un necesario y urgente marco regulatorio estatal para que se extienda la protección hacia la ciudadanía en los casos de venta indiscriminada de medicamentos, insumos de salud y tratamientos. Incluyendo otros temas que preocupan a la gente.

¿Acaso, no sería un gran beneficio para los sonorenses que se unificaran criterios en el parlamento local, en pos del bienestar social, sin anteponer apetitos electorales, sino buscando salvar vidas, fortaleciendo la economía deteriorada de las familias y las micro y pequeñas empresas, considerando que las instituciones de salud mantienen informes científicos en el sentido de que el coronavirus, a pesar de los semáforos políticos impuestos por la federación, propiciando la idea ilusoria de que la curva de la pandemia ha cedido, se demuestra que la enfermedad persiste, buscando víctimas, las que ciertamente caen ante el primer descuido?

Le saludo, lector.

Bernardo Elenes Habas