Inicio Bernardo Elenes Habas Revivir el tren de pasajeros en Sonora.-

Revivir el tren de pasajeros en Sonora.-

1
0

Revivir el tren de pasajeros en Sonora.- Crónicas para la historia (No. 103).- Propuesta de la diputada María Dolores del Río, para que la valore el gobierno de la Cuarta Transformación.- Cierto, el ferrocarril, desde 1907, forjó el nacimiento de pueblos y ciudades, entre ellas Cajeme

Bernardo Elenes Habas

Tiene profundidad, el exhorto que la diputada María Dolores del Río Sánchez presentó ante el parlamento local, buscando que el gobierno federal rescate el Tren Pacífico para el uso de pasajeros.

Estacion Cd. Obregón

La estructura vial y las estaciones existen, sólo que ahora, desde 1998, se destina al servicio de carga a través de la empresa privada Ferrocarriles Nacionales, que adquirió ese beneficio luego de la privatización que hiciera el Gobierno Federal del sistema ferroviario y de otros bienes de la nación, durante la crisis de 1995, que ciertamente se había desencadenado desde el sexenio de Carlos Salinas (1988-1994).

Ferrocarriles Nacionales de México y sus diferentes ramales, entre ellos el Sud Pacífico (inicialmente propiedad de empresarios norteamericanos), fue creado por Porfirio Díaz, en 1907.

Y, efectivamente, fue la “punta de fierro” (así le llamaban las antiguas familias al tendido de vías), quien dio vida a nuevas poblaciones como Hermosillo, Empalme, Corral, Esperanza y Cajeme.

Desde luego que el florecimiento fue, también, hacia el sur, hasta Guadalajara, como bien lo documenta María Dolores, señalando que el Tren Pacífico corría desde Nogales y Mexicali, hasta Guadalajara, haciendo desde ahí conexión a la Ciudad de México. Ruta que muchos sonorenses recorrimos en los 70.

ferrocarriles-nacionales

La diputada por Movimiento Ciudadano, expresa su anhelo de que el gobierno de la Cuarta Transformación ponga sus ojos en un proyecto viable, rescatando una tradición llena de historia con el servicio de pasajeros en ferrocarril, que, ciertamente, detonaría el turismo, no afectaría la flora y la fauna de la región ya que el tendido de las paralelas existe y se  mantienen en uso, transportando carga en forma cotidiana.

María Dolores está dando un paso positivo con su visión de pasado, presente y futuro para Sonora, y afortunadamente (ante un Congreso local contradictorio e impredecible en su bancada mayoritaria representada por Morena) su exhorto fue aprobado de manera unánime; ahora falta que el Gobierno de la República valore el peso específico que esa idea tiene, y que además de permitir viajar en la comodidad del tren de aprobarse, atestiguar nuevamente el despertar de pueblos y ciudades con sus paisajes naturales y la algarabía natural que antaño propiciaba la llegada del ferrocarril a las antiguas Estaciones.

¿Quién no recuerda en Cajeme, sobre todo los viejos habitantes de Plano Oriente, el movimiento natural de vendedores ambulantes ofreciendo aguas frescas, tamales, burritos, pan horneado en casa, café de talega, a los viajeros en ruta, con inolvidable esencia pueblerina que

Ferrocarriles Nacionales 2

se negaba a morir?

Aunque, de lograrse este sueño retrospectivo, la propuesta que hacen líderes sociales de Cajeme, como Humberto Campos Hernández, del Club de Usuarios y Consumidores (CUCC), tendrían que revisarse a fondo.

Campos Hernández lucha porque las vías del ferrocarril, precisamente el trazo donde se encuentra la Estación, sean sacadas de la ciudad y movidas hacia el oriente, a un lado del nuevo libramiento carretero, ya que se constituyen en un muro que contiene la bajada de aguas de lluvia desde los cerros, causando inundaciones recurrentes en la ahora colonia Benito Juárez.

—–o0o—–